Sabsa: acusan de corrupción al gerente; éste niega delitos

Trabajadores lo acusan de favorecer a empresas sin experiencia para la remodelación del aeropuerto alteño; locatarios aseguran que tiene dos tiendas en la terminal.
sábado, 11 de enero de 2020 · 00:30

Página Siete / La Paz

 El gerente general de Servicios de Aeropuertos de Bolivia (Sabsa), Roberto Cortez, fue denunciado por  presuntamente favorecer a dos empresas constructoras para la ampliación del Aeropuerto Internacional de El Alto y tener alquilados locales comerciales en las instalaciones de esa terminal. El funcionario negó la acusación y apuntó a intereses laborales.

Cortez fue designado como gerente el pasado 18 de noviembre  por el entonces ministro de Obras Públicas, Yerko Núñez.

Antes ocupó el cargo de jefe administrativo financiero de Sabsa La Paz  desde 2013 hasta febrero de 2015, cuando asumió la gerencia regional de esa entidad estatal, hasta julio de 2018,  y fue reemplazado por el exministro Milton Claros.

En ese lapso, presuntamente favoreció a las empresas Oruga y Churuquella, cuestionadas por no tener experiencia para realizar construcciones para una terminal aérea y por haber tenido demoras en sus ejecuciones.

“Cuando era gerente de La Paz, le pusimos en conocimiento las observaciones de la construcción de la terminal de El Alto, donde dos empresas que no tenían experiencia en hacer este tipo de trabajos se adjudicaron las obras.  Entre las denuncias está que el fiscal de obra dijo que se debía ejecutar las boletas de garantía  de las empresas, por la mala ejecución, pero no se lo hizo y eso demuestra que hubo un acto de corrupción”, cuestionó el empleado y  exdirigente del Sindicato de Trabajadores de Sabsa  Alfredo Chávez.

Agregó que la primera fase de ampliación del Aeropuerto Internacional de El Alto fue adjudicada a Oruga, que arrastró demoras en el trabajo. Pese a ello, Sabsa volvió a adjudicarle la segunda fase de la construcción.

Chávez apuntó que la documentación con todas las observaciones y denuncias fue remitida a principios de diciembre al Ministerio de Obras Públicas, del que se espera respuesta.

“Nos dijeron que nuestra denuncia fue remitida a la dirección de Transparencia y que una vez que tengan un informe nos darán una copia”, precisó.

Otras personas, que prefirieron no ser identificadas y que tienen actividades dentro del aeropuerto alteño, afirmaron a Página Siete que Cortez es propietario de una tienda de prendas de alpaca y de un café.

Los locatarios cuestionaron que el funcionario, en virtud del cargo que ocupa, sea dueño de los negocios y los haga figurar como propiedad de terceros.

La versión de Cortez

Al respecto, el gerente general desmintió que tenga negocios dentro del aeropuerto de El Alto y desafió a mostrar pruebas de las acusaciones de quienes alquilan locales en el aeropuerto.

Sobre el supuesto favorecimiento, también negó esa irregularidad y enfatizó que en todo momento se hizo seguimiento a la ejecución de las obras que se llevaron a cabo en El Alto.

“Respecto a que tenga tiendas, es absolutamente falso porque iría contra la ética. Si ellos tienen las supuestas pruebas, que las muestren. Además, en el caso de que tuviera negocios en el aeropuerto de El Alto se puede investigar en Fundempresa”, dijo.

Sobre las denuncias de las construcciones mal ejecutadas, con documentación señaló que el aeropuerto está en funcionamiento desde que se inauguró, no obstante, admitió que como toda obra tuvo problemas.

“En todo momento se hizo seguimiento durante la ejecución de las obras de ampliación, no hubo favorecimiento. Cuando se contratan empresas, éstas  dejan tres boletas de garantía, y para ejecutar cualquiera de ellas tiene que haber una resolución y en ningún momento los fiscales o supervisores de obra la emitieron”, sostuvo el gerente.

 

13
37