67 empresas proveedoras del subsidio en riesgo de cerrar operaciones por anulación de contrato

Las medianas y pequeñas empresas que se adjudicaron la entrega de productos al subsidio exigen a Sedem el cumplimiento del proceso.
viernes, 17 de enero de 2020 · 13:23

Página Siete Digital

Al menos 67 empresas que ganaron la adjudicación para la provisión de productos para el subsidio prenatal y de lactancia en 2019 están en emergencia y expuestas a cerrar operaciones y despedir a sus trabajadores después de que el Servicio de Desarrollo de las Empresas Públicas Productivas (Sedem) anuló los contratos, según una nota de prensa de las entidades perjudicadas.

En mayo de 2019, el Sedem lanzó una convocatoria pública para empresas privadas, asociaciones de productores, Oecas, comunidades interculturales y afrobolivianas y personas jurídicas legalmente para el abastecimiento de productos alimenticios procesados de industria nacional con alto valor nutricional para los subsidios “prenatal”, “de lactancia” y “subsidio universal prenatal por la vida”.

En julio, la comisión conformada por técnicos de Sedem, Senasag y otras entidades realizó la apertura de sobres de las empresas proponentes en un acto público. De 128 empresas que se presentaron al proceso, 96 cumplieron con todos los requisitos técnicos y legales.

A agosto comenzaron las inspecciones técnicas por parte de ingenieros especialistas  a las plantas de procesamiento de las 96 empresas habilitadas para verificar las  instalaciones, maquinaria, cumplimiento de normativas de calidad e inocuidad alimentaria,  capacidades de producción y otros detalles. En este proceso 29 empresas de las 96 habilitados quedaron inhabilitadas porque no cumplieron con los parámetros técnicos establecidos y 67 empresas quedaron habilitadas como proveedores.

En octubre, el Sedem comenzó el proceso de contratación y otorgó a las 67 compañías cartas de adjudicación y solicitó documentos legales para la suscripción del contrato y la entrega de productos a partir del mes de noviembre.

Con las cartas de adjudicación en la mano, las empresas que debían entregar los producto a Sedem comenzaron a aprovisionarse de materia prima, materiales, envases y contrataron personal hasta que comenzaron los conflictos sociales después de las elecciones generales del 20 de octubre.

En noviembre, mediante una resolución administrativa, el Sedem resolvió la cancelación del proceso de contratación alegando que supuestamente algunas compañías no habrían adjuntado algunas fotocopias. Ante esa situación, las empresas afectadas expresaron su molestia e hicieron llegar sus reclamos verbales y escritos a las autoridades.

La respuesta fue un adendum de contrato por un par de meses hasta la revisión de los procesos de contratación de las 67 empresas que se adjudicaron la provisión de productos.

En enero, después de insistentes solicitudes de audiencia el nuevo gerente del Sedem, Jaime Aliaga, accedió a una reunión con los representantes de las empresas perjudicadas en la que fue informado sobre la situación.

La autoridad se habría comprometido a retomar el proceso de contratación con las 67 empresas legalmente seleccionadas, pero hasta la fecha este compromiso no se hace efectivo y las empresas están expuestas a perder materiales, insumos, materias primas y en algunos casos cerrar operaciones o despedir trabajadores.

Entre las empresas perjudicadas por la anulación de la adjudicación están Nuevo Milenio, Liderquinbol, ADA Norte Quijarro, Verona, Honesty Food, Kinualive, Cecaot, Sinai, Prodisal, Sumita, Exprocoquin, Anapqui, Pozo al Mar, entre otros.

En 2019, el Sedem generó más de 5.400 empleos y tenía más de 36 puntos de distribución para la atención de alrededor de 64.000 beneficiarios, según información de la misma entidad mientras ahora más de 60 empresas que entregaban los productos al Sedem están a punto de cerrar operaciones y despedir trabajadores.

Más de
9
30