Contrabando de papa, cebolla y zanahoria afecta al agro nacional

Funcionarios del ministerio y Senasag decomisaron 13 toneladas de alimentos de contrabando en dos semanas; los productos llegan de Perú y Argentina.
sábado, 18 de enero de 2020 · 00:04

Página Siete / La Paz

 El ingreso por la vía del contrabando de papa, cebolla y zanahoria golpea a los agricultores nacionales. El Ministerio de Desarrollo Rural confirmó ayer que estos alimentos ingresan de Perú y que en dos semanas de operativos se incautaron de 13 toneladas.

“En las dos últimas semanas hemos decomisado 13 toneladas de alimentos en todos los operativos que se han hecho en el país, principalmente con productos como la papa, cebolla y zanahoria, que son los que afectan  la producción nacional”, precisó el director de Producción Agropecuaria y Soberanía Alimentaria del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, Jaime Arguello.

Funcionarios de ese ministerio llevan a cabo operativos en diferentes centros de abasto del país, con énfasis en La Paz, El Alto, Tarija, Oruro y Sucre, con el fin de identificar alimentos internados sin permiso desde Perú, debido a que generan una competencia desleal a los productores agrícolas nacionales.

“Se ha visto que hay producto nacional en abundancia, que es el que está copando el mercado. Ahora, incluso los importadores legalmente constituidos dejaron de solicitar el certificado de importación para internar alimentos”, manifestó Arguello.

El funcionario aclaró que la emisión de certificados de importación, que procesa el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag)  sigue vigente y sin ninguna restricción, debido a que se tienen convenios con los países vecinos. De esa manera, los decomisos sólo son de productos que no tienen el certificado sanitario de origen, es decir, los que llegan de contrabando.

“Todos los alimentos incautados son destruidos porque, al ser un producto vegetal, sin documentación, pueden poner en peligro la sanidad agropecuaria del país, porque no se sabe si están aptos para el consumo y, además, pueden introducir plagas”, afirmó el director del ministerio.

Asimismo, en Desarrollo Rural y Tierras los funcionarios explicaron que durante las inspecciones a los mercados, el personal del Senasag entregó una notificación a los comerciantes, para que declaren la cantidad de productos que tienen a la venta, la procedencia y el peso de los alimentos, para mantener los datos actualizados y así controlar la procedencia y destino.

En un recorrido que este medio hizo por el mercado mayorista de Villa Dolores, se evidenció que el precio de la papa imilla cuesta en promedio 380 bolivianos la carga (ocho arrobas); la zanahoria, entre 140 y 180;  y la cebolla, 100 bolivianos la carga (dos mallas o bolsas medianas).

No obstante, otras vendedoras afirmaron que compran  productos peruanos porque la oferta local no abastece durante todo el año, como sucede con el producto traído desde el país vecino.

Las hortalizas

  •  Preferencia Varias comerciantes consultadas por este medio, quienes prefirieron no ser identificadas, comentaron que prefieren la zanahoria, cebolla y papa peruana porque “llegan seleccionadas”;  en cambio, los alimentos nacionales “está mezclados entre pequeños y grandes y no siempre tienen buena apariencia”.
  • Cifras De acuerdo con el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), en 2019 Bolivia importó un total de 839 toneladas de zanahoria fresca, por un valor de 45.771 dólares, y en el caso de cebollas frescas internó un volumen de 2.397 toneladas, valuadas en 111.066 dólares. La mayor parte de esta producción ingresó desde Perú, aunque también se sabe de casos de contrabando de hortalizas desde el norte argentino.
3
5

Otras Noticias