Esposa de Celier dice que ganó contratos sin ayuda de su marido

Sostuvo que fue contratada por el Estado cuando el exdirector de la DGAC había dejado de pertenecer a la Fuerza Aérea Boliviana.
viernes, 03 de enero de 2020 · 00:04

Página Siete /  La Paz

Irma Ballesteros de Arispe, esposa del exdirector de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC)  Celier Aparicio Arispe Rosas, señaló que los contratos de su empresa Arbatech Construcciones con el Estado fueron suscritos después de la renuncia de su esposo a la Fuerza Aérea Boliviana (FAB).

“No es verdad que la empresa haya estado imposibilitada de firmar contratos con el Estado porque Arbatech Construcciones es mi empresa, yo soy la representante legal. Los contratos fueron firmados después de la salida de mi esposo de la FAB, en los últimos días  de 2016, los contratos fueron firmados después de eso”, manifestó la esposa del exfuncionario de la DGAC.

Sin embargo, de acuerdo con la información del Sistema de Contrataciones Estatales (Sicoes), al menos un contrato fue suscrito cuando Arispe dirigía la DGAC.

Ballesteros acudió ayer a la Fiscalía de La Paz a declarar por la denuncia  de uso indebido de influencias y enriquecimiento ilícito, entre otros cargos, presentada por el diputado Samuel Cruz contra Celier  Arispe y su esposa.

De acuerdo con la denuncia del legislador, la empresa Arbatech, de propiedad de la esposa de Arispe, habría suscrito tres contratos con la Unidad de Proyectos Especiales (UPRE)  para la construcción de obras del programa Bolivia cambia, Evo cumple, entre 2016 y 2018, mientras su esposo era funcionario.

Ballesteros dijo que los contratos fueron suscritos “en el marco de la legalidad”  y que Arispe no no intervino en la empresa.

“Mi esposo no tiene conocimiento en el tema de construcción, la empresa fue abierta con la finalidad de que mis hijos puedan ejercer sus carreras, es (una compañía) unipersonal y ahora se convertirá en SRL, para que mis hijos puedan participar”.

Antecedentes

Arispe se desempeñó como piloto del avión presidencial FAB 001 comprado en 2010 por el Gobierno del expresidente Evo Morales, además, fue comandante general de la FAB en 2016  y director de la DGAC de enero de 2018 a noviembre de 2019.

El primer contrato entre la UPRE y Arbatech fue suscrito el 20 de diciembre de 2016, para la  construcción de un  coliseo deportivo en Rodeo-Vacas, departamento de Cochabamba, cuyo contrato fue suscrito el 20 de diciembre de la gestión 2016.

El monto de la obra asciende a 3.429.620 bolivianos y fue adjudicado a través de la modalidad de “invitación directa”.

El segundo contrato fue firmado por 2,7 millones de bolivianos y suscrito en 2017, entre la UPRE y Arbatech, para la  construcción de un centro de entrenamiento.

El tercer contrato se suscribió en 2018, cuando Arispe se desempeñaba como director de la DGAC, para la  construcción de un coliseo para la II Brigada Aérea en Cochabamba. El monto de la obra asciende a los 4.844.181 bolivianos y también fue adjudicada por invitación directa.

 

 

1
27