Banco do Brasil deja el país tras casi 60 años de servicio

El 30 de diciembre, la ASFI autorizó a la financiera brasileña su disolución y liquidación voluntaria, y le prohibió realizar prestación de nuevos servicios y actividades.
sábado, 04 de enero de 2020 · 00:04

Manuel Filomeno  / La Paz

A través de la Resolución 1150/2019, del 30 de diciembre de 2019, la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) autorizó al Banco do Brasil -sucursal Bolivia- realizar la disolución y liquidación voluntaria de sus operaciones en el país, al cabo de casi 60 años de labor en Bolivia.

De acuerdo con un comunicado de la ASFI, el 27 de mayo de 2019, el Banco do Brasil sucursal Bolivia solicitó a la autoridad la autorización para su disolución y liquidación voluntaria, proceso para el cual adjuntó la documentación requerida en la Recopilación de Normas para Servicios Financieros (RNSF).

Luego de la revisión de la documentación, la supervisora autorizó el procedimiento de disolución del banco e instruyó la suspensión de sus operaciones y prohibió la prestación de nuevos servicios financieros a sus clientes, según la resolución publicada el 30 de diciembre pasado.

En paralelo, como consta en la tarjeta de registro del banco en ASFI, la institución financiera rescindió los contratos que mantenía con las calificadoras de riesgo AESA Ratings y Moody’s los primeros días de diciembre.

En estos documentos no se especifica la razón por la cual el Banco do Brasil decidió cerrar sus operaciones en el país.

El analista financiero Jaime Dunn señaló que aunque pequeña, la operación del Banco do Brasil mantenía una alta calificación de riesgo, por lo que su partida no tiene que ver con problemas financieros o de solvencia.

“El Banco do Brasil es uno de los bancos más pequeños del sistema financiero boliviano. Representa menos del 0,2% de los depósitos y tiene una cartera de clientes que no sobrepasan los 250. Es un banco que en los años ha hecho cambios estratégicos de ubicación y de tipos de clientes;  sin embargo,  en el tiempo su crecimiento se ha visto reducido y su presencia en el sistema financiero cada vez más disminuida.  El banco se va de manera voluntaria con una alta calificación de riesgo.  Su partida no tiene nada que ver con su situación financiera o solvencia”, expresó.

La información oficial del banco detalla que éste se estableció en el país en 1960, consolidándose en el tiempo como un referente respecto a la banca extranjera en Bolivia, hasta llegar a tener una participación significativa en el sistema financiero.

En septiembre de 2017, el banco trasladó sus operaciones de La Paz a Santa Cruz, con el objetivo de acercarse más a sus clientes, más que todo brasileños.

El objetivo del Banco do Brasil en Bolivia era “la práctica de todo tipo de transacciones bancarias, activas y pasivas, orientadas hacia una banca corporativa, ofreciendo servicios bancarios, de intermediación y apoyo en todas sus formas; ejercer todas las actividades permitidas al sistema financiero local”.

 

 

16
3