En una década, 14 elecciones le costaron al Estado Bs 940 MM

La votación del 3 de mayo tendrá un costo de al menos 209 millones de bolivianos. Si se hiciera junto con la subnacional, pueden ahorrarse hasta 120 millones.
lunes, 06 de enero de 2020 · 00:04

Fernando García T. / La Paz

Entre 2010 y la gestión pasada, 14 procesos electorales  costaron al Estado 940,2 millones de bolivianos, y para los comicios del próximo 3 de mayo se gastarán al menos 209 millones de la moneda nacional.

A base de la información disponible en el Sistema de Gestión Pública (Sigep), recopilada por el analista Jimmy Osorio, se sabe que durante la década pasada, sólo en 2012 y 2013 no se organizaron votaciones en el país.

Los procesos electorales que inauguraron la década fueron las elecciones subnacionales de gobernadores y alcaldes, del 4 de abril de 2010, que costaron 74,9 millones de bolivianos.

Al año siguiente, el 16 de octubre de 2011, los bolivianos acudieron a participar  en la elección de autoridades del Órgano Judicial, un proceso que costó 85,1 millones de la divisa local.

En 2014, se llevaron a cabo las elecciones generales, que incorporaron la votación de bolivianos en el extranjero. Para los comicios de ese 12 de octubre se destinaron 104,3 millones de bolivianos, y otros 24,5 millones para organizar la votación en el exterior.
Ya en 2015, el Estado gastó 84,8 millones de bolivianos para organizar la elección de autoridades departamentales, municipales y regionales del 29 de marzo.

Ese mismo año, las preparatorias para el referendo modificación de la Constitución Política del Estado, para tratar la futura reelección indefinida, supusieron un gasto de 33,1 millones.

Por último en esa gestión, en el referendo de aprobación de las cartas orgánicas de los departamentos de La Paz, Oruro, Potosí, Chuquisaca y Cochabamba; de los municipios cochabambinos de Tacopaya y Cocapata, además de Huanuni, en Oruro, significaron un gasto de 45 millones de la moneda nacional, incluido el proceso de votación del Estatuto de Autonomía Indígena Originario Campesina de Charagua (Santa Cruz) y Totora Marka (Oruro).

El 21 de febrero de 2016 se celebró el referendo de modificación de la Constitución para aprobar la reelección indefinida, que tuvo un costo de 98,6 millones de la moneda nacional.

Ese mismo año se llevó a cabo el referendo de cartas orgánicas y Estatuto de Autonomía Indígena Originario Campesina, en las regiones habilitadas, que costó 13 millones de bolivianos.

En 2017 se organizaron dos procesos electorales: el primero, la elección de autoridades del Órgano Judicial, para la que se destinaron 105,7 millones de bolivianos y, segundo, el referendo de cartas orgánicas y Estatuto de Autonomía Indígena Originario Campesina, en los territorios habilitados, que significó 5,6 millones de gasto.

En 2018 se tiene registrado el gasto de la  elección de autoridades del Órgano Judicial correspondiente a una deuda de la gestión pasada (2017), por 10,7 millones de bolivianos, y un gasto de 3,3 millones de la moneda local para el referendo de cartas orgánicas y Estatuto de Autonomía Indígena Originario Campesina, donde correspondía.

Por último, en 2019 se organizaron las elecciones primarias, que costaron 26,3 millones de bolivianos; el empadronamiento permanente en el exterior costó 12,1 millones; en las elecciones del 20 de octubre se gastaron 172,6 millones, y 37,3 millones más por el voto en el extranjero.

Hacer las generales y subnacionales juntas ahorraría Bs 120 MM

Si las elecciones generales y de autoridades subnacionales se llevarían a cabo durante la misma jornada, es decir, el domingo 3 de mayo, puede generarse un ahorro de al menos 120 millones de bolivianos.

A base de los datos del Sigep,  revisados por el analista Jimmy Osorio, se sabe que llevar a cabo las elecciones nacionales y subnacionales por separado costará al menos 451,9 millones de bolivianos.

Lo presupuestado para las elecciones generales alcanza a 209,9 millones de bolivianos, y 84,8 millones más para las elecciones subnacionales.

“A estos dos montos se debe sumar el gasto de funcionamiento del Órgano Electoral Plurinacional, es decir, sueldos, servicio básicos, materiales, lo que haría incrementar   en 157 millones el gasto para las elecciones”, afirmó Osorio.

En caso de organizar ambos comicios juntos, la votación para presidente y vicepresidente costará los mismos 209,9 millones de bolivianos, pero en las subnacionales sólo se gastaría en los servicios de imprenta y publicidad, que costarán no más de 27,2 millones de la moneda nacional.

En este hipotético presupuesto electoral se debe incluir un incremento del 10% para cubrir los servicios de consultoría (delegados electorales), que significaría un costo adicional de 2,9 millones de bolivianos y gastos de funcionamiento por 91,7 millones, para un total de 331,7 millones, es decir, 120 millones menos.

1
19

Otras Noticias