YPFB reforzará seguridad de plantas energéticas ante amenazas de conflictos

"Estamos trabajando con el Ministerio de Defensa en resguardar las instalaciones, pero hay también otro tipo de medidas que por razones de confidencialidad no puede comentarse en el nivel de detalles", dijo la presidenta de la estatal petrolera.
miércoles, 14 de octubre de 2020 · 20:37

Página Siete Digital

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) informó que reforzará la seguridad de las plantas energéticas ante la amenaza de conflictos después de las elecciones del domingo 18 de octubre y anunció que cuenta con un plan de contingencia ante una posible afectación al abastecimiento de carburantes.

"Estamos tomando medidas en relación a cualquier tipo de amenazas contra las instalaciones estratégicas. Hemos desplegado un plan de contingencia para minimizar cualquier posibilidad de desabastecimiento y evitar todo tipo de contingencia ante las amenazas en algunos puntos”, señaló esta tarde la presidenta de YPFB, Katya Diederich, en su primera intervención pública tras asumir el cargo el martes.

Diederich no dio detalles del plan pero explicó que se coordina con el Ministerio de Defensa para el resguardo de las instalaciones de la estatal petrolera para evitar incidentes violentos como los ocurridos en noviembre de 2019.


"Nosotros estamos trabajando con el Ministerio de Defensa en resguardar las instalaciones, pero hay también otro tipo de medidas que por razones de confidencialidad la verdad no puede comentarse en el nivel de detalles", dijo en conferencia de prensa.

Dirigentes de las organizaciones sociales del MAS como Orlando Gutiérrez, secretario ejecutivo de la Federación de Mineros, amenazó con reanudar las movilizaciones después de los comicios si existen irregularidades en el proceso electoral y la vocera del MAS, Marianela Paco, insiste en que se estaría gestando un fraude electoral.

Analistas políticos consideran que el partido azul está preparando terreno para no aceptar una segunda vuelta con el argumento de que hubo un fraude electoral.

En noviembre de 2019, seguidores del expresidente Evo Morales atacaron la planta de Senkata en El Alto y derrumbaron una parte de la infraestructura que almacena toneladas de gas y carburantes que abastecen al departamento de La Paz.

 

 


   

13
4

Otras Noticias