Expertos sugieren que no haya devaluación ante nivel de RIN

Consideran que no vale la pena devaluar la moneda porque el 70% de los productos que exporta Bolivia se los venden con precios fijados a nivel internacional.
viernes, 23 de octubre de 2020 · 00:04

Página Siete  / La Paz

El próximo Gobierno, que se prevé que asuma en noviembre próximo, no debe pensar en una devaluación de la moneda nacional frente al dólar, porque aún se tiene buen nivel de las Reservas Internacionales Netas (RIN), consideraron dos expertos. El sector exportador plantea una serie de propuestas para el aumento de los activos financieros.

El economista Jaime Dunn afirmó que estamos todavía en una situación en la que preservar el tipo de cambio se tiene que mantener y, más bien, todas las políticas económicas deben apuntar a que no se necesite llegar en algún momento a tener que modificarlo.

“Siempre hay que pensar que el tocar el tipo de cambio es una medida extrema que puede llegar por el deterioro de las cuentas fiscales y es algo que, sin embargo, se puede evitar. El mover o no va relacionado a mantener un nivel de reservas que te cubra de manera importante por las presiones que tengas por el tipo de cambio, la cual hoy en día los 6.500 millones de dólares son niveles aceptables”, consideró el analista.

Ante la pregunta ¿hasta cuánto se puede resistir?, dijo que no hay una fórmula que  señale hasta cuánto es sostenible, pero bajo el consenso internacional se tienen que cubrir ciertos indicadores como es el ratio de las Reservas sobre el Producto Interno Bruto (PIB) de Bolivia, que está en un 16,4%,  un nivel aceptable.

Por tanto, Dunn sostiene que en este momento no se debe pensar en una devaluación, porque eso hará que se deteriore más la economía del país.  

Explicó además que no vale la pena devaluar porque, el 70% de los productos que exporta Bolivia se los venden con precios fijados a nivel internacional, pero si  se devalúa la moneda  no hará que la cotización de los minerales, el gas o la soya, se abaraten y sean así más competitivos.

“Entonces el tipo de cambio no es una receta para salir de una determinada crisis como el caso de Bolivia. Si hay una devaluación, incluso la deuda externa se vuelve más cara; además de afectar a la población, la devaluación funciona muy bien con economías abiertas que producen valor agregado y materias primas para los productos que exportan;  eso hace China y el tipo de cambio le ayuda”, consideró el economista Dunn.

En la misma línea, el economista Rolando Morales afirmó que para el tema del precio del dólar se debe partir de dos constataciones: la primera es que Bolivia no está en una situación de carencia de divisas y, la segunda, el precio actual fijo incentiva las importaciones.

Aunque sobre el segundo punto se debe tomar en cuenta que los precios de bienes y servicios en el país  aumentaron más rápido que en el exterior, esto implica que comprar productos importados resulta más barato que los nacionales; además que puede provocar una pérdida de las RIN.

“En el contexto económico actual sería un error devaluar para tener un nuevo precio fijo del dólar. En mi concepto, hay dos medidas alternativas: volver a la modalidad del bolsín con fluctuaciones controladas del precio del dólar por el Banco Central de Bolivia (BCB) y no modificar el régimen cambiario, pero introducir restricciones cuantitativas temporales a las importaciones de bienes prescindibles”, sugirió el experto.

Entretanto, el gerente general de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (Caneb) Marcelo Olguín señaló que el próximo Gobierno debe extremar esfuerzos para mantener la estabilidad económica, que es un factor fundamental para promover el crecimiento.

“El nivel de reservas durante esta gestión se ha mantenido relativamente estable, principalmente debido a dos factores: las importaciones se redujeron a causa de la pandemia y hubo mejoras en la cotización internacional del oro”, analizó.

Señaló también que las exportaciones son la principal fuente de reservas y estas han caído en un 28,8% hasta septiembre de este año, comparadas con un similar periodo de 2019. 

Uno de los sectores más golpeados fue el minero, con una reducción de -40,5%, seguido por la industria manufacturera con -29,1% e hidrocarburos -21,7%.

El sector exportador presentó una serie de 10 propuestas para mejorar las exportaciones;  una de ellas tiene que ver con la implementación de la Unidad de Fomento a la Exportación (UFE), dijo.

De acuerdo con el último dato del Banco Central, al 1 de octubre de este año, las RIN alcanzaron 6.320 millones de dólares. El nivel más alto se registró en 2014 con 15.123 millones de dólares (ver gráfica).

 

Las propuestas

  •  Medidas La Caneb propone implementar al menos 10 medidas para aumentar las Reservas, entre ellas la emisión inmediata de los Certificados de Devolución Impositiva (Cedeims), la restitución de los servicios de certificación de origen al sector exportador y la implementación de la Unidad de Fomento a la Exportación (UFE).
  • Trámites  Además, solicita la eliminación de comisiones por liquidación de divisas y transferencias al exterior; desburocratización y simplificación de trámites a través de la Ventanilla Única de Comercio Exterior de Bolivia; establecimiento de una agencia promotora del comercio, bajo alianza público privada; líneas de crédito para el exportador, entre otras más.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

28
6