Beneficiarios esperan que Bono Contra el Hambre se pague antes de Navidad

El presidente Luis Arce se comprometió a pagar el beneficio hasta fin de año, sin embargo, desde su posesión no se ha referido al tema. Un diputado dijo que tomará 20 días efectivizar el beneficio.
martes, 10 de noviembre de 2020 · 00:04

Manuel Filomeno  /  La Paz

Para pagar deudas, reponer ahorros o mejorar los ingresos familiares, los beneficiarios del anunciado Bono Contra el Hambre, cuyo pago fue prometido por el presidente Luis Arce, esperan  que se haga efectivo antes de Navidad, de acuerdo con testimonios recogidos por Página Siete.

“Me gustaría poder tener esos 1.000 bolivianos antes de Navidad, éste ha sido un año tan difícil para quienes no tenemos un ingreso  fijo, sólo espero que el Presidente cumpla con su promesa lo más pronto posible”, indica Tatiana, una vendedora de ropa informal.

Tatiana señala que utilizará el dinero para ponerse al día con sus cuentas, ya que su actividad se vio duramente afectada por la pandemia y tuvo que recurrir a préstamos de familiares y amigos para poder sostenerse.

“Incluso debo dos meses de alquiler, los cuales debo pagar hasta fin de año, así que espero poder contar con el bono para pagar eso”.

Como Tatiana, doña Hermelinda, una contadora, convertida en vendedora de abarrotes, espera que el pago del beneficio se concrete hasta antes de las fiestas de fin de año, cuando la demanda hace que los precios de algunos productos suban.

“Hemos esperado tanto para que paguen este bono que muchos de nosotros hemos tenido que encontrar otras maneras de sostenernos, he tenido que abrir una tienda en mi casa para poder comer, con esos 1.000 bolivianos al menos podré comprar unos regalos para mis nietos. Ojalá que paguen el bono antes de que los precios suban”, comenta con resignación.

Mario Carranza, un consultor, señaló por su parte  que no importa cuándo se haga efectivo el pago del bono, sin embargo, es necesario tener certeza de que éste se hará efectivo, ya que le servirá para reponer parte de los ahorros que tuvo que gastar.

“Desde agosto estamos esperando este bono, en mi caso es plata que ya tengo comprometida y presupuestada, lo que yo necesito es certeza de que el pago se hará en algún momento, para poder planear los siguientes meses en función de eso”.

Carranza explica que el bono le servirá para poder cubrir algunas carencias en su casa, así como para poder asegurar una Navidad tranquila para su familia.

“No estamos muriendo de hambre por suerte, pero sí tenemos algunas dificultades monetarias, antes de la pandemia 1.000 bolivianos parecían poco dinero, pero ahora me aseguran el mercado de un mes y una Navidad feliz para mis hijos, aunque sea una muy austera”, indica.

Otras personas consultadas por este medio señalaron que necesitan el bono para poder llevar comida a sus hogares, ya que la cuarentena a causa de la pandemia los llevó a tener que cerrar sus negocios o dejar sus trabajos.

“La situación ya era difícil antes de la pandemia, pero con la cuarentena me vi forzado a cerrar mi tienda de aparatos electrónicos, me he quedado sin trabajo fijo y ahora arreglo computadoras para poder costear mis gastos, con el dinero del bono al menos tendré un margen mayor para poder hacer mercado”, explicó Aldo González, un ingeniero de sistemas desocupado.

Una promesa de Arce

El pago del bono fue uno de los primeros compromisos hechos por Arce una vez que ganó las elecciones generales del pasado 18 de octubre, sin embargo, poco o nada se ha dicho sobre su cancelación desde entonces.

El pago del bono también fue una de sus promesas durante la candidatura y que recordó una vez supo que  ganó las elecciones. 

“Lo dijimos en nuestra campaña, lo primero que vamos a hacer es pagar el Bono Contra el Hambre, eso está aprobado por la Asamblea, el Ejecutivo no lo ha hecho, el financiamiento está asegurado, es un tema de capricho no haberlo cancelado”, dijo el nuevo Presidente. 

Una de las pocas menciones que se hizo  fue realizada por el exviceministro y ahora diputado Omar Yujra, quien señaló que se efectivizará el pago del bono en un plazo de 20 días, luego de la posesión de Arce como presidente, lo que sucedió el pasado domingo.

En julio pasado, la entonces presidenta Jeanine Añez anunció la creación del Bono Salud de 500 bolivianos, para aliviar la presión económica generada por la pandemia del coronavirus en el país. Este beneficio iba a ser el cuarto de una serie de transferencias directas iniciadas por el gobierno en abril, siendo el primero el Bono Familia de 500 bolivianos, el Bono Canasta  de 400 bolivianos y el Bono Universal de 500 bolivianos.

Para el pago de este beneficio, Añez pidió a la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), la liberación de recursos económicos de créditos internacionales, entre ellos, 327 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional (FMI).

En respuesta, y ante la sugerencia del ahora presidente Luis Arce, la ALP respondió a Añez con la creación del Bono Contra el Hambre, de 1.000 bolivianos, los cuales serían entregados a todos los beneficiarios del Bono Universal y se aprobó el proyecto de Ley de creación de la transferencia directa.

Sin embargo, el gobierno de Añez se negó, en primera instancia, a promulgar la ley, aunque luego lo hizo para luego emitir un reglamento para su pago, poniendo la condición de que la ALP primero libere los recursos necesarios, los cuales incluían dos créditos externos, el del FMI y uno del Banco de Desarrollo de América Latina - CAF.
 

Características  del beneficio

  • Beneficiarios Todos los bolivianos que residan en el país y sean mayores de 18 años cumplidos serán beneficiarios del nuevo bono y cuyo monto económico es de 1.000 bolivianos. Los grupos de mujeres que estén recibiendo el Bono Juana Azurduy y personas con discapacidad visual que estén recibiendo el Bono Indigencia registrados en el Instituto de la Ceguera podrán recibir también esta ayuda por parte del gobierno.
  • Norma El Bono Contra el Hambre fue aprobado por Eva Copa, la presidenta en ejercicio de la Asamblea Legislativa, a través de la Ley 1330; posteriormente la presidenta Jeanine Añez aprobó el decreto reglamentario 4345 para este beneficio.
  • Financiamiento Los recursos del bono provienen de préstamos del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo. Sin embargo, de acuerdo a lo señalado por el anterior gobierno, los recursos de estos préstamos ya tienen un objeto, el cual no puede ser cambiado, por lo que no podrían ser usados para el pago del beneficio, sin que medie una negociación con los organismos internacionales.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

8
167