Agro pide mayor control sobre fronteras, contrabando ocasiona grandes pérdidas

Agroindustriales alertan que sólo el sector productor de maíz perderá alrededor de 22 millones de dólares en tres meses, debido al ingreso irregular y venta de más de 130 mil toneladas del grano.
jueves, 19 de noviembre de 2020 · 00:04

Página Siete /  La Paz

En Santa Cruz, los productores de arroz, maíz, soya, de carne vacuna, de pollo, de cerdo, de hortalizas, entre otros, hicieron ayer un clamor conjunto para que las autoridades realicen el control en las fronteras y así evitar el contrabando, que ocasiona “pérdidas millonarias” tanto para el sector como para al Estado.

“Las pérdidas realmente son millonarias, no podemos cuantificar porque el ingreso ilegal no da factura, pero el efecto es que afecta al productor boliviano y que este deje de producir alimentos para el país. Los productores denunciamos el contrabando de diferentes productos”, lamentó  Ricardo Alandia, presidente de la Asociación Departamental de Avicultores (ADA) de Santa Cruz. Mencionó que entre los productos que se internan por la vía ilegal están: la carne de res, de pollo y de cerdo, así como también papa, maíz, sorgo y lácteos, que diariamente ingresan al país, principalmente, por el municipio de Tupiza, en Potosí, frontera con Argentina.

“La comercialización de estos productos de contrabando pone  en riesgo la salud de los bolivianos, ya que se desconoce la forma de producción de estos alimentos,  y en el caso de las carnes y lácteos no cumplen con la cadena de frío ni los protocolos de salubridad exigidos por el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria y Seguridad Alimentaria (Senasag)”, advirtió.

Ante ese panorama, demandan a las autoridades como la Policía, la Aduana, autoridades municipales y el Senasag, a realizar un control “riguroso” en los pasos fronterizos y en los centros de abastecimiento y así precautelar la salud de la población.

El presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO)  Reinaldo Díaz enfatizó que el contrabando no sólo afecta a los productores, sino también a los recursos que el país genera.

“Lo único que pedimos como sector agropecuario es que las autoridades llamadas por ley hagan un control estricto y se verifique que estos productos cuenten con una póliza de importación para evitar el contrabando. No hay que olvidar que estamos saliendo de una situación muy crítica por la Covid-19;  por tanto, requerimos salidas urgentes a estos problemas”, demandó.

El sector señala que tiene videos y fotografías en los que se evidencia el contrabando de maíz, del que se cuantifica que al país ingresan por la vía irregular alrededor de 58 camiones diarios, con una carga de 1.500 toneladas de maíz, volumen que representa toda la zafra producida en el sur cruceño.

De las 1.500 toneladas multiplicadas por tres meses, resultan más de 130 mil toneladas de contrabando de maíz, que significan un daño económico de 22 millones de dólares, calcularon.

“Denunciamos el contrabando masivo. Era previsible que una vez abiertas las fronteras por la pandemia del coronavirus, nos invadan los productos de los países vecinos, dado que han devaluado sus monedas en hasta un 30% sólo en este 2020”, agregó Díaz.

Entretanto, el presidente de la Federación Departamental de Productores de Leche (Fedeple)   Eduardo Wills Justiniano  advirtió que con la reactivación del contrabando se pone en riesgo la producción nacional y, fundamentalmente, la salud de la población.

El past presidente de la Asociación de Porcicultores de Santa Cruz (Adepor)  Mario Justiniano  afirmó que las denuncias de contrabando de productos cárnicos no son nuevas,  ahora esta actividad se ha multiplicado.

Por ejemplo, comparó, si antes se internaban al país alrededor de 50 toneladas en embutidos y carne de cerdo cada mes desde Brasil, ahora se cuantificó más de 150 toneladas por la vía ilegal.

Para Justiniano, a esta situación se suma la devaluación en Argentina y que provoca una competencia desleal, lo que hace que tengan afectaciones que superan los 30 millones de bolivianos.

El presidente de la Asociación de Productores de Frutas y Hortalizas (Asohfrut)  Iver Miranda  afirmó que su sector está preocupado y que por ello tocaron todas las puertas de las autoridades, pero no han obtenido respuesta alguna.

La Aduana Nacional informó ayer que junto con el Senasag se logró el comiso de 185 sacos de papa de contrabando en un depósito ubicado entre la ciudad de La Paz y Laja. Se prevé que el producto sin certificación fue ingresado por vías ilegales desde el vecino país de Perú.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

1
1