Diferimiento: Asofin reporta a la ASFI problemas de liquidez

Los diferimientos de créditos aplazaron el pago de capital y de intereses, lo que ocasionó que los Bancos Pyme cuenten con menos recursos en efectivo.
jueves, 31 de diciembre de 2020 · 01:16

Página Siete / La Paz

La Asociación de Entidades Financieras Especializadas en Microfinanzas (Asofin) advirtió a la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) que tiene problemas de liquidez, principalmente por el diferimiento de pago de créditos. Expertos afirman que el reporte interno revela el problema financiero por el que atraviesan las microfinancieras.

El 28 de diciembre, la ASFI remitió una carta de respuesta a la Asofin con la referencia: Trámite T-2107883070 normas orientadas a las microfinanzas, en la que se dirige al titular del directorio de la Asofin, Gustavo García.

“...me refiero a la carta Asofin 288/2020 E-6001, mediante la cual la Asofin comunica a la ASFI que como consecuencia del diferimiento obligatorio de las cuotas de capital e intereses de los créditos dispuesto por el Gobierno, se presentaron factores de riesgo inesperados y ajenos a las gestiones de riesgo de las entidades financieras en general y de las entidades financieras de microfinanzas en particular, requiriendo la flexibilización de la normativa relacionada con la evaluación y calificación de la cartera de créditos, previsiones por riesgo de crédito y del riesgo de liquidez, solicitando además la intervención ante los órganos rectores del sector económico para que puedan considerar la adopción de políticas y medidas de inyección de liquidez”, dice el documento enviado por la ASFI.

Agrega que la supervisora evaluará la pertinencia de hacer modificaciones a la recopilación de normas para servicios financieros, las cuales, de ser el caso, serán “oportunamente comunicadas” a las entidades del sector.

Aclara que sobre la solicitud de que ASFI intervenga en la adopción de políticas y medidas de inyección de liquidez, la entidad se encarga de la regulación y supervisión, por lo que la solicitud será remitida a Economía.

Este año, el gobierno de transición promulgó la Ley 720 de Diferimiento de Pago de Créditos al sistema financiero, vigente hasta el 31 de diciembre de 2020.

El 2 de diciembre, el presidente Luis Arce promulgó el decreto 4409, que establece que las entidades de intermediación financiera deberán trasladar las 10 cuotas diferidas por la pandemia al final del plan de pagos del crédito, sin aplicar intereses adicionales y con una cuota fija.

El economista Jaime Dunn explicó que las microfinancieras dirigen, principalmente, los créditos al sector de las micro y pequeñas empresas, que fueron muy golpeadas por la pandemia, entre restaurantes, operadores de turismo, orfebres y artesanos, entre otros. Ante esa situación vuelven a pedir otro diferimiento, porque no pueden pagar.

“Ahora las microfinancieras, que son miembros de Asofin y que atienden a este sector, están notando dos efectos: primero, que sus clientes tienen problemas económicos muy fuertes y, por el contenido de la carta, hay el temor de que la mora del sector empiece a dispararse”, evaluó.

Dunn apuntó que las entidades de la Asofin, al igual que los bancos múltiples, sufren la falta de liquidez porque los diferimientos aplazaron el pago de capital y de intereses, lo que causó que la liquidez disminuya.

Agregó que en los anteriores 10 años, al menos un millón de prestatarios de las microfinancieras migraron al sector informal, debido, en parte, a la Ley de Servicios Financieros y el cambio de la estructura de negocios de las MipyMes y la fijación de cupos de créditos que se pusieron en el sistema financiero local.

También está la competencia de las casas comerciales, que empezaron a dar créditos; eso hizo que la gente ya no busque préstamos de las microfinancieras.

A eso se suma la pandemia, que afectó los ingresos de los pequeños emprendimientos, que recurren a los bancos PyMe.

“Todo esto está poniendo una presión fuerte, como resultado estamos viendo que está impactando a las financieras”, señaló.

Sostuvo que el Fondo Monetario Internacional (FMI), en un estudio que hizo hace meses, estimó en una muestra que hizo en 21 países,  que la falta de liquidez de las micro  y pequeñas empresas provocará el despido del 40% de su personal el próximo año.

“En el caso de Bolivia, el 40% del empleo proviene de ese sector. Es un tema que no se puede dejar de lado; por tanto, se debe tener políticas claras para este tipo de sectores. Además, se debe tomar en cuenta que la recuperación económica no será rápida si no se atiende al sector”, dijo.

Otro experto del área, quien prefirió no ser citado, manifestó que la carta da cuenta de que las microfinancieras tienen problemas de liquidez y que hasta hace poco eso afectaba en mayor medida a las Instituciones Financieras de Desarrollo (IFD).

“Este problema de liquidez irá en aumento. La política de diferimiento es una parte del problema, el otro problema que se viene encima es el incremento de la mora una vez que se modifique el marco actual de diferimiento”, advirtió la fuente consultada.

  Microfinancieras

  • Posición  A principios de mes, la Asociación de Entidades Financieras Especializadas en Microfinanzas (Asofin) manifestó su “desacuerdo” con la promulgación del DS 4409, que aplica una sola modalidad de pago del diferimiento de créditos. La institución indicó que la norma “transgrede” la Constitución Política del Estado.
  • Composición  La nómina de asociados activos de Asofin la integran seis financieras: Banco Solidario SA; Banco Fortaleza SA; Banco Prodem SA; Banco Pyme Ecofuturo SA; Banco Pyme de la Comunidad SA y La Primera EFV.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

2
5