Pagos diferidos se cancelarán al final del crédito, sin interés extra y con cuota fija

Con el Decreto Supremo 4409, la administración de Luis Arce dispuso que los bancos eliminen cualquier cobro de interés adicional. Además, los créditos que acaben en dos años podrán ampliarse a cinco.
viernes, 4 de diciembre de 2020 · 08:53

Fernando García T. / La Paz

El Gobierno instruyó, mediante decreto, que los 10 pagos diferidos a la banca por la pandemia sean cancelados al final del plan del crédito, sin intereses adicionales y con una cuota fija, cuyo monto debe ser igual al que el cliente pagó durante todo el cronograma.

“Por ejemplo (antes), si tenía una cuota de 271,95 dólares y entraba a modalidad de diferimiento y pedía a la financiera un prorrateo, al final mi cuota subía a 739,85, algo que no está establecido en la capacidad de pago del cliente. En cambio ahora, si es 271,95 se mantiene y al final del plan de pagos se abonará el mismo monto”, explicó ayer, en conferencia, el ministro de Economía, Marcelo Montenegro.

La administración de Luis Arce promulgó el miércoles el Decreto Supremo 4409, que deja como única modalidad de pago luego del diferimiento la cancelación de las cuotas diferidas a partir del mes siguiente al último que figura en el cronograma de pagos original del crédito.

“Las entidades de intermediación financiera contabilizarán las cuotas diferidas (...), que no generarán ni devengarán intereses extraordinarios o adicionales, no se podrá incrementar la tasa de interés ni se ejecutarán sanciones ni penalizaciones de ningún tipo. Los montos correspondientes al interés devengado por el capital de las cuotas diferidas se mantendrán invariables...”, dice la segunda disposición adicional del decreto.

Devolución y reprogramación

El documento especifica que en caso de que un cliente haya pagado demás al retomar su plan, el banco deberá proceder a la devolución del dinero.

Para ello, la Autoridad de Supervisión y Fiscalización del Sistema Financiero (ASFI) “está encargada de controlar y verificar el cumplimiento de lo dispuesto” en el decreto supremo.

En lo que respecta a los créditos cuyos planes de pago acaban en dos años, el ministro apuntó que el prestatario puede negociar con su banco una reprogramación de hasta cinco años, de modo que las cuotas sean menores.

“Con estas medidas nosotros estamos dando la posibilidad de que las operaciones de créditos con plazo residual de dos años más o menos que tenga el prestatario se pueda reprogramar de forma estructural hasta no más de cinco años”, manifestó.

Productivos y de vivienda

Además del decreto del diferimiento, el titular de Economía anunció ayer la publicación de una norma que subirá las metas para créditos productivos y de vivienda a los niveles fijados hasta antes del gobierno de transición de Jeanine Añez.

“Estamos sacando otro decreto en el cual los límites que se le habían establecido para crédito regulado, el productivo y de vivienda social vuelva a tener los límites anteriormente establecidos”, sostuvo. Con esta medida, los bancos múltiples deberán tener el 60% de su cartera en créditos productivos y de vivienda.

 

Los alcances del nuevo  Decreto Supremo 4409

  • Cuotas “En n   ingún caso las cuotas van a ser superiores a lo pactado inicialmente, podrían ser menores con una reprogramación de por medio”, explicó el ministro Marcelo Montenegro, quien agregó que los prestatarios tienen todo diciembre para negociar con sus bancos el refinanciamiento o la reprogramación de los créditos, ya que desde enero se retomarán los planes de pago.
  • Reactivación El titular de Economía agregó que con ese decreto que especifica los términos y alcances del diferimiento, el Gobierno busca garantizar la reactivación económica después de la pandemia. “Personas que tienen actividades productivas van a poder refinanciar y esto les va a ayudar a movilizar sus recursos, su capital de trabajo y v an a otra vez generar actividad económica”.
  • Eliminación Con el nuevo decreto, las modalidades de diferimiento que estableció el gobierno de Jeanine Añez fueron eliminadas. “Una mala aplicación e interpretación tanto del decreto como también de las anteriores autoridades de ASFI, en el gobierno de facto, les permitió a las entidades financieras generar un interés adicional que ahora no lo van a cobrar”, sostuvo.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

7
4