Anapqui baja precio de la quinua para mantener trato con Sedem

Para mantener los volúmenes, el sector aceptó entregar el kilo de quinua en 27,50 bolivianos, 50 centavos menos que antes.
martes, 11 de febrero de 2020 · 00:04

Página Siete /  La Paz

La Asociación Nacional de Productores de Quinua (Anapqui) aceptó rebajar el precio del kilo del cereal en 50 centavos para mantener sus contratos de provisión para el subsidio a cargo de la estatal Servicio de Desarrollo de las Empresas Públicas Productivas (Sedem).

Los productores acordaron vender el kilo de quinua en grano a 27,50 bolivianos, 50 centavos menos que el anterior precio, de 28 bolivianos el kilo. Además, el resto de los productos que entregan al subsidio -harina de quinua y hojuelas- bajarán de precio de forma proporcional.

 “Nos están restituyendo los mercados, hemos quedado en bajar el precio de la quinua que entregamos. Antes cobrábamos 28 bolivianos y ahora vamos a entregar en 27,50 bolivianos el kilo de quinua. Hemos llegado a este acuerdo con el fin de mantener los volúmenes de venta al Sedem y no perjudicar a las más de 700 familias y 5.000 productores”, señaló el secretario general de la asociación, Freddy Chila.

Los productores bloquearon ayer los accesos a las oficinas del Sedem en la zona de Sopocachi  en reclamo por los cambios en los términos  de adjudicación de la provisión del grano.

 “Nuestro trato con el Sedem era proveer quinua para los subsidios de los departamentos de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Pando y Beni con tres productos, sin embargo, en esta última oportunidad sólo nos adjudicaron Pando, Beni y Cochabamba con un solo producto”.

De acuerdo con Ismael Mamani, encargado de la producción orgánica de Anapqui, la justificación del Sedem para reducir los contratos de provisión de quinua se debió a la aparición de nuevos proveedores a los que se les debía dar espacio, sin embargo, el técnico señaló que esta medida perjudicó a los productores asociados, ya que la reducción de volúmenes fue muy drástica y ejecutada de manera sorpresiva.

“Entendemos que hay otros proveedores y que tienen derecho a participar, pero el cambio debió hacerse de manera gradual, para que los productores puedan acomodarse, no como se pretendía hacer”, manifestó.

Debido a los conflictos poselectorales de octubre y noviembre, los contratos de los proveedores del subsidio fueron anulados por el Sedem, de modo que afectaron al menos a 67 empresas que se declararon en emergencia y anunciaron que tendrían que cerrar sus operaciones  en caso de no resolverse la situación.

El Sedem justificó su decisión al indicar que los procesos de contratación contenían errores que no eran subsanables, por lo que debía anular los contratos con los proveedores actuales, entre ellas empresas privadas, las asociaciones de productores, Oecas, comunidades interculturales y afrobolivianas, y personas jurídicas legalmente establecidas para la provisión.

 

 

2
1

Otras Noticias