En 6 años, el satélite recuperó solo el 25% de su inversión y funciona al 66%

El déficit también se debe a que las mismas empresas del Estado incumplieron los acuerdos para la compra de los servicios ofrecidos por la Agencia Boliviana Espacial del satélite Túpac Katari.
domingo, 16 de febrero de 2020 · 00:04

Leny Chuquimia /  La Paz 

En seis años, el satélite Túpac Katari (TKSAT-1 ) cubrió apenas el 25% del crédito que el Estado obtuvo para su construcción e implementación. Hoy, el artefacto espacial  funciona solo al 66% de su capacidad. La actual dirección de la Agencia Boliviana Espacial (ABE) señaló que se empezó  una auditoría,  pues se evidenció que la empresa arrojó serias pérdidas.

 “El  satélite tiene una vida útil de 15 años y ya han pasado seis, le quedan nueve más. En el tiempo transcurrido se recuperó el 25% de su inversión, mejor dicho, solo se pagó un cuarto de la deuda  que tenemos con el Banco de Desarrollo  de China. Si lo analizamos , ya se fue un tercio de la vida útil del satélite y aún nos queda por pagar el 75% del crédito pendiente”, indicó el  director  general ejecutivo de la ABE, Peter Mauricio Larrea Parra.

El TKSAT-1 fue puesto en órbita  el 20 de diciembre de 2013 desde la  base de Xichang  en China. Según Larrea, desde su creación  el satélite fue enfocado para proveer  servicios de telecomunicación a  las empresas estatales. Para que el proyectos sea rentable, estas instituciones debían cumplir con la  demanda necesaria.

“Básicamente ese punto no se cumplió, hay brechas entre lo esperado y lo alcanzado económicamente. Al llegar a la ABE  nos encontramos con una empresa en  una situación incómoda, donde nos toca trabajar muy duro en cuanto a ventas, gestionar con los clientes y con las instituciones estatales para que se cumplan los acuerdos que vienen de 2010 -cuando nos endeudamos con China- para ser rentables y poder pagar la deuda que tenemos pendiente”, dijo Larrea.

ABE espera mejorar el porcentaje de funcionamiento.

Metas incumplidas 

Según el Plan Estratégico de la ABE 2016-2020 se definió cinco objetivos estratégicos y 14 estrategias o acciones a seguir en  cuatro años “para consolidar una empresa estratégica eficiente, moderna y orientada al cliente con procesos de calidad”. 

Según el documento, para este año el satélite debería estar al 100% de su funcionamiento y reportando utilidades positivas. Sin embargo, este objetivo no se cumplió. 

“Está funcionando al 66% de su capacidad y está  con una utilidad de más o menos 172 millones de bolivianos”, indicó  Larrea.

Manifestó que si bien no se cumplió con el plan estratégico -que culmina este año- el 100% de funcionalidad nunca es alcanzado. Técnicamente   solo se puede llegar a un máximo de 90% a 92%, ya que se debe guardar un pequeño margen.

Según datos de la ABE el máximo porcentaje de capacidad alcanzado fue de 73% en 2016. Llegar  al 80% sería un éxito. 

“Nos estamos acercando, cuando yo entré al ministerio  el satélite estaba funcionando a un 40%, ahora hemos pasado el 60%. Esperemos que este año podamos acercarnos a la meta. Hemos puesto como gerente  un experto en marketing,  porque el satélite esta ahí, el  problema es que no hemos sabido  vender los servicios. Se lo trataba como  una cosa oculta. Estamos tratando que sea un producto  que ofrezca servicios  y que sea orgullo de los bolivianos”, dijo el ministro de  Obras Públicas, Servicios y Vivienda,  Iván Arias.

El mercado y un nuevo satélite

Según datos de  la ABE, ya existe un estudio de prefactibilidad para la compra de un segundo satélite, realizado por una empresa  francesa. Por el momento los resultados son ambiguos.

El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, señaló que ese es un tema que deberá ser abordado por el próximo gobierno. “Por ahora nosotros estamos enfocados en dar el mayor uso posible al que ya tenemos”, afirmó la autoridad.

El director ejecutivo de la ABE manifestó que los resultados del estudio deben ser analizados  de acuerdo al mercado. La demanda de los servicios mostrarán si la compra es factible o no.

Y es que la sostenibilidad de un satélite  no solo se trata de que las instituciones públicas compren los servicios, sino de los cambios del mercado. Cuando el Túpac Katari entro en órbita, los precios de los servicios satelitales eran más altos, pero conforme avanza la tecnología  y pasa el tiempo  los costos  bajan.

A ellos se suma la extensión de la fibra óptica. El nuevo gerente  de Entel, Eddy Luis Franco, señaló que pronto se inaugurará la fibra óptica soberana, que dará una cobertura amplia al territorio nacional. “Esto bajará los costos para la población”, afirmó.  

Esto implica que la tecnología satelital perderá demanda en varias regiones, sobre todo urbanas. Sin embargo, continuará siendo la  opción en el área rural.

La estación  de Amachuma abre sus puertas a visitas guiadas.

Realizan una  auditoría para contabilizar pérdidas

“La gestión  anterior de la ABE tuvo problemas con otras instituciones  estatales. No han podido lograr los objetivos y convenios firmados con ellas. Eso nos lleva a la situación de déficit en la que la encontramos. No tenemos el dato exacto, éste se dará a conocer luego de que acabe la revisión final de las cuentas, pero son pérdidas bastante grandes”, señaló el   director  general ejecutivo de la ABE, Peter  Larrea Parra. 

Indicó que la nueva gestión inició una auditoría de la ABE con el fin de ver con  exactitud los problemas por los que se atravesó. Se verificará las pérdidas generadas, el manejo de personal y otros aspectos.

“Definitivamente hay la posibilidad de volver la utilidad positiva y poco a poco recuperar las pérdidas”, manifestó.

Según el Plan de la ABE 2016-2020, la empresa al no ser estratégica no generaría utilidades,  pero sí sería sostenible.

“Si bien la ABE no generará grandes utilidades para el Estado, la sostenibilidad de la empresa desde el punto de vista económico financiero está garantizada, es decir, que se asegura la continuidad de sus operaciones y la empresa no requerirá subvención del Estado, porque está generando los ingresos suficientes para pagar la inversión efectuada en el lanzamiento del satélite Túpac Katari y la construcción de las estaciones terrenas de Amachuma y La Guardia; también le permitirá solventar sus operaciones e incluso emprender algunos proyectos que no requieren grandes inversiones, que estarán orientados a mejorar y ampliar el portafolio de servicios que la empresa ofrece”, afirma el documento.

En 2017, el senador Edwin Rodríguez (UD) denunció  que el Túpac Katari no contaba con el registro de frecuencia, según un informe de la Unión Internacional de Telecomunicaciones.

Seis años en órbita

El satélite TKSAT-1, Túpac Katari, es el primer satélite artificial de telecomunicaciones de propiedad del Estado Plurinacional de Bolivia.

2013 El 20 de diciembre fue enviado al espacio  el satélite Túpac Katari desde  el Centro de Lanzamiento de Satélites de Xichang, en China. El evento se llevó a cabo  las 00:40 hora de China y 12:40 hora en  Bolivia.

2 son las estaciones  terrenas edificadas en el país. La primera es  la   de Amachuma, en La Paz, y otra esta en La Guardia, en Santa Cruz. Estas podrán mantener varios proyectos después de los 15 años de vida útil del satélite Túpac Katari.

295 millones de dólares fue el costo inicial del proyecto. 44,33 millones son del Tesoro General y 251,12 millones son por un crédito chino. El costo final fue  de 302 millones de dólares.

TKSAT-1 contó con  un seguro por 200 millones de dólares, que cubre el lanzamiento y el primer año en órbita, cubría el 100 % del capital  para reponer el satélite.

102,2 millones de dólares fue el monto de ingreso que el satélite Túpac Katari generó durante sus primeros cinco años  de vida. Pese a ellos, la actual dirección señala que la empresa presenta un déficit económico.

2016 El entonces director de la ABE, Iván Zambrana, informó  que se realizaban los estudios correspondientes para que en 2021 Bolivia adquiera su segundo satélite de comunicaciones.

Caminos digitales  y de libertad 

  • Tecnología La semana pasada, por primera vez, la ABE se reunió con   Agetic, Quipus y  Entel para encarar trabajos coordinados para abrir los caminos digitales en el país.  La estatal de telecomunicaciones está a la cabeza de estas acciones.
  • Internet Si bien Entel apuesta a la futura conexión de fibra óptica, el satélite es un componente clave para cubrir las regiones en los que la fibra óptica no tiene  cobertura.
8
28