Himalaya denuncia que anterior gobierno legalizó avasallamiento

La empresa iba a pagar regalías por $us 3,9 millones por explotar wólfram en la mina Himalaya, pero ahora la Cooperativa Cerro Negro sólo pagará $us 60.000.
lunes, 24 de febrero de 2020 · 00:04

Página Siete / La Paz

 En una Aclaración Pública difundida en medios impresos, la Empresa Minera Himalaya denunció que el gobierno de Evo Morales  legalizó el avasallamiento de su concesión minera en el distrito minero Cerro Negro, en las faldas del Illimani, y pide que se haga respetar el laudo arbitral que salió a su favor.

En 1995, la Corporación Minera de Bolivia (Comibol)  firmó un contrato de arrendamiento con la empresa Himalaya, en ese entonces  de propiedad de Fernando Kyllman; el acuerdo era  por 25 años para explotar siete  áreas.

Ya en 2007, lugareños tomaron  una de esas áreas, la denominada Resguardo de la Tempestad.

En 2013, el  Gobierno, mediante el Decreto Supremo 1619  del 19 de junio de 2013, legalizó la reversión y avasallamiento  de la mina Himalaya y, además, suscribió un contrato con la Cooperativa Minera Cerro Negro.

Un fallo del tribunal de arbitraje de la Cámara Nacional de Comercio (CNC) resolvió que la Comibol  tiene que pagar 4,5 millones de dólares por el avasallamiento del yacimiento. 

Himalaya señala que el Estado no ejerció ningún medio de protección de sus derechos, pese a que en el  contrato de arrendamiento  Comibol había garantizado la posesión de las concesiones a favor de la empresa contra cualquier usurpación de terceros. “Lejos de ello, la Comibol suscribió contrato con los propios avasalladores y gestionó la emisión de un decreto supremo que otorgó titularidad sobre dicho yacimiento minero a favor de los mismos”, dice Himalaya.

La  empresa minera  realizó exploración durante más de 22 años y producto de las inversiones ejecutadas se logró descubrir un yacimiento de wólfram de  clase mundial (el más grande de Bolivia y uno de los mayores del continente).

Según estudios de 2007, contenía reservas y recursos potenciales de 41.661.609 toneladas de wólfram que podían ser trabajadas por más de 46 años a un ritmo de 3.000 toneladas diarias.

La compañía asegura que si continuaba con la operación hubiese pagado al Estado regalías  de 3,9 millones de dólares anuales en comparación a los 60.000 dólares que le corresponde a la Cooperativa Cerro Negro.

Himalaya adicionalmente hubiese  pagado millonarios montos en impuestos (obligación que no tienen las cooperativas) y patentes.

Después del fallo del laudo arbitral interpuesto, la compañía recuerda que el Decreto Supremo  1619 indica que ante cualquier  responsabilidad, resarcimiento, de daños o indemnización al que sea condenada Comibol,  tales montos deberán sera asumidos por la nueva arrendataria de los predios mineros. “Es decir por los avasalladores Cooperativa Minera Cerro Negro. Por ello esta indemnización más allá de no ser suficiente para resarcir los daños que sufrió Himalaya, en más de 10 millones de dólares, es legítima y debe ser honrada, superando años de dilación en los que el anterior gobierno intentó desconocer esta responsabilidad”, precisa la aclaración.

En ese marco solicitan a la nueva administración del Estado que impida que se sigan cometiendo atropellos contra inversionistas que apostaron al país y que lastimosamente vieron cómo de manera impune se negociaron y manipularon sus derechos, intereses y propiedades para pago de favores políticos.

Añade que la  anterior gestión en octubre de 2019 inició la reversión de otras concesiones en el distrito de Himalaya para que sean explotadas por Cerro Negro

 
 

3
11