A la caída del petróleo se suman los minerales y advierten efectos en el PIB

miércoles, 11 de marzo de 2020 · 00:24

Lidia Mamani / La Paz

 A la caída del precio internacional del petróleo ahora se suman los minerales, debido a la menor demanda de materias primas desde el continente asiático, el principal afectado por el coronavirus (Covid-19). Ante este hecho, los  expertos advierten afectación al Producto Interno Bruto (PIB) boliviano y los ingresos fiscales.

Desde hace unas semanas, el precio del petróleo WTI -de referencia para el gas boliviano- comenzó a caer. Pasó de en promedio   60 dólares a 45 la pasada semana, hasta que ayer cerró en 34,7 dólares el barril.

  En el caso del zinc, el principal mineral de exportación y que genera ingresos para Bolivia,  bajó de 1,2 dólares la onza troy a 0,87 dólares, sobre datos comparativos a marzo de 2019 y un periodo similar de este año (infografía).

 Juan Antonio Morales, expresidente del Banco Central de Bolivia (BCB),  anticipó que el país  sentirá los coletazos de la crisis mundial debido a la  caída de los precios del petróleo,  que viene a agravar el descenso de la producción de hidrocarburos que se sufre desde 2015, además de los precios de los metales,  que también sufrirán una baja.

“Me temo que nuestras exportaciones, que habían tenido una leve recuperación desde su estrepitosa caída en 2016, vuelvan a los niveles de ese año malo. De 8.922 millones de dólares en 2019, regresaríamos a 7.259 millones en 2016. Tanto el PIB como los ingresos fiscales pueden verse afectados”, advirtió Morales.

Recordó que la caída de los precios internacionales de las materias primas son resultado de la falta de acuerdo  entre Rusia y Arabia Saudita, los dos más grandes productores de petróleo, además del temor mundial por la expansión del Covid-19.

No obstante ese escenario, aclaró que el precio del oro está de subida, moviéndose cerca de los 1.700 dólares la onza troy, un fenómeno común en épocas de crisis, cuando los inversionistas se refugian en el metal dorado y en los bonos del Tesoro de Estados Unidos. Si bien ambos refuerzan las reservas internacionales del BCB, tan sólo se trata de una valoración contable.

Héctor Córdova, expresidente de Comibol,  manifestó que Bolivia vive, en gran medida, de las exportaciones de zinc, plata, plomo,  estaño y oro, de los cuales sólo estos dos últimos son despachados como metales; los demás salen como concentrados.

“Esto se pone en evidencia ahora que la histeria colectiva provocada por un virus ha hecho tambalear el comercio internacional. El lunes 9 han caído los precios del petróleo, del zinc, del plomo y del estaño a niveles que han asustado. Si bien  hoy (ayer) se registró una leve recuperación, eso sólo nos muestra la volatilidad de los precios”, dijo.

El zinc es el metal que más se exporta y el que genera regalías para Oruro, Potosí y La Paz .  Con los precios actuales, la disminución de ingresos para las regiones puede ser significativa respecto del año pasado, alertó.

Sus cálculos muestran que el 83% de las empresas privadas, entre ellas  la Minera San Cristóbal y San Vicente, exportan el zinc, y sufrirán un impacto negativo en sus recaudaciones.

“Pero el problema social también  puede ser muy grave porque con esos precios del zinc, las cooperativas dedicadas a su extracción entrarían en zona roja, lo que se traduciría  en gente en las calles reclamando medidas que debían haberse tomado hace tiempo, como la instalación de plantas  procesadoras de  minerales”, sostuvo Córdova.

Para el economista Alejandro Arana, el reciente colapso del precio internacional del petróleo, que redujo su cotización un 25% en un solo día, sin duda afectará el volumen de exportaciones de Bolivia, porque el precio del gas que vendemos está indexado al valor del WTI.

 Esto repercutirá en un efecto significativo en el nivel central del Estado, así como en las gobernaciones y municipios por concepto de la reducción de ingresos por el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH).

“Los problemas más graves son los de largo plazo y tienen que ver con la manera en que se determina el precio de nuestro gas, la cual hace que los precios tiendan a la baja, por lo que debería estudiarse la opción del GNL. Asimismo, tanto el nivel de producción como las reservas de gas bajaron en los últimos años, lo que sumado a la baja inversión en exploración, implica que los volúmenes de exportación en el mediano y largo plazo seguirán en caída”, alertó.

Agregó que el brote del coronavirus también tiene impactos en la industria  china, lo que hace que se afecte a la demanda de los principales minerales del país.

“El panorama para nuestra balanza comercial es desalentador; sin embargo, es pronto aún para determinar su magnitud, que dependerá de lo rápido que se controle esta crisis”, manifestó.

Sobre las  ventas

  • Extracción En 2019, los complejos de zinc, plata y plomo, además de los yacimientos de oro, generaron el 81% de las regalías mineras para el país, según Senarecom.
  •  Aporte Por la explotación de minerales se recaudó 1.025 millones de bolivianos, de los que el 44% se generó de la explotación de plata y zinc.
  •  Comercio  Datos  de Minería muestran que el 71,8% de los minerales bolivianos fueron exportados al continente asiático, destino al que se enviaron principalmente oro, zinc, plata, plomo, ulexita y cobre.

 Economía advierte efectos en 370 entes y YPFB pide austeridad

El ministro de Economía José Luis Parada calculó que al menos 370 instituciones públicas, entre universidades, gobernaciones, municipios e incluso el Tesoro General de la Nación (TGN) serán afectadas por la caída del precio del petróleo.

“Los efectos por los precios bajos que se están teniendo en este momento  se tendrán entre junio y julio y afectarán a más de 370 instituciones públicas, entre universidades, gobernaciones y municipios, y también al TGN”, anticipó la autoridad.

Parada señaló además que por esta caída de la cotización internacional del crudo, se puede generar este año un ahorro de unos 350 millones de dólares por el subsidio a los carburantes.

Asimismo, el presidente de YPFB, Herland Soliz, afirmó que ante estos efectos negativos que se sentirán dentro de tres meses en el país, las distintas instituciones deben pensar en aplicar medidas de austeridad, porque ya no contarán con los recursos que se habían presupuestado.

“Económicamente esta bajada se dará en tres meses, porque la renta petrolera se paga en tres meses, entonces recién la vamos a sentir. Todas las instituciones públicas tendrán que hacer medidas de austeridad porque el precio que se fijó era de  51,37 dólares; se reducirán los ingresos y las entidades no tendrán los recursos que pensaban tener desde la mitad de año”, afirmó Soliz en una entrevista con Cadena A.

El titular de la petrolera agregó que China es el mayor importador de combustibles y esto hace que al cerrar la puerta por el coronavirus, ya no habrá cómo venderle gas natural. El país asiático consume 1/3 de los hidrocarburos producidos en el mundo.

 

 

23
13