Disponen que 2% de utilidades de los bancos cubran pérdidas

Un experto calcula que con los recursos el sistema financiero generará nuevos créditos de $us 300 millones para vivienda social y $us 120 millones para el productivo.
jueves, 12 de marzo de 2020 · 00:22

Página Siete / La Paz

El Gobierno decidió ajustar la distribución de los fondos de garantía y dispuso que 2% de las utilidades del sistema financiero sirvan para cubrir las pérdidas del crédito de vivienda social y del productivo.

Mediante los decretos supremos  2136 y  2137, del 9 de octubre de 2014, se ordenó que los bancos PYME y los  bancos múltiples destinen el 6% de sus utilidades netas para la constitución de Fondos de Garantía de Créditos para el Sector Productivo (Fogacp) y Fondos de Garantía de Créditos de Vivienda de Interés Social (Fogavisp).

En enero de este año, el Órgano Ejecutivo estableció, a través del Decreto Supremo 4131, que la distribución en la banca PYME sea del 4% para el Fogacp, que está bajo su administración. Y que el 2%  sirva como una “reserva no distribuible” para compensar las pérdidas en las que se incurran por los créditos de vivienda de interés social o créditos al sector productivo, señala el inciso a) del artículo 3.

En el caso para la banca múltiple, la distribución se hace de la siguiente manera: el 2% para el Fogavisp, que está bajo su administración, y el 2%  para el Fogacp.

Por último, el saldo de 2%, de los 6%, será una reserva “no distribuible para compensar las pérdidas en que se incurran por los créditos de vivienda de interés social o créditos al sector productivo”, señala el decreto.

El documento agrega que el monto de las utilidades netas destinado a los fondos de garantía será determinado en función a los estados financieros de la gestión 2019, con una auditoría externa, que serán presentados  a la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero ( ASFI).

Al 31 de diciembre de 2019, el sistema de intermediación financiera registró utilidades por 2.287 millones de bolivianos, cifra superior en 335 millones de la divisa local (17,2%) respecto a  2018, señala el informe de   evaluación del sistema financiero  2019, realizado por la ASFI.

El economista Jaime Dunn afirmó que con este decreto  los aportes obligatorios para el Fogacp y Fogavisp fueron reajustados desde el 9 de enero, sin que eso signifique que se afecte el ritmo de la otorgación de créditos de vivienda de interés social o los del sector productivo.

“El decreto 4131 obliga a que con un aporte de entre el 2% y 4% de las utilidades de las entidades financieras se alimenten los llamados fondos de garantía para cubrir las posibles pérdidas de los créditos productivos y de vivienda de interés social”, explicó el experto en finanzas.

Hasta la fecha, estos fondos ya cuentan con al menos 430 millones de dólares, según Dunn.

En su criterio, con los ajustes a los aportes obligatorios el sistema financiero  podrá generar nuevos créditos  de al menos 300 millones de dólares para la vivienda de interés social y más de 120 millones de dólares por los créditos que sean productivos.

“Esta posibilidad es resultado de una mejor asignación de los aportes a estos fondos, aspecto que era necesario hacer para tener coberturas más acorde a la realidad de la economía, en una etapa en la cual los riesgos son diferentes. Este ajuste no afecta al depósito de la gente y más bien hace que para muchas personas y empresas, la asignación de créditos sea mejor”, manifestó.

El experto agregó que al crearse una reserva específica del 2% se respalda  a las entidades financieras de manera “prudencial” ante potenciales pérdidas, además de  darles la oportunidad de generar mayores créditos y ampliar su cartera de clientes.

 

 

27
5