AJAM tiene déficit de Bs 6,2 MM por el menor pago de patentes

El año pasado los ingresos llegaron a Bs 51 millones, monto superado por gastos de Bs 57,2 millones. Apuntan a las normas tomadas por el gobierno del MAS.
miércoles, 18 de marzo de 2020 · 00:04

Lidia Mamani / La Paz

 El año pasado, la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM) registró un déficit de 6,2 millones de bolivianos debido a una menor recaudación por las patentes mineras. La directora saliente de la institución dijo que la reversión de áreas mineras generó inseguridad jurídica.

“Los ingresos de la AJAM dependen de la recaudación de patentes, de los cuales se queda con el 60% y el 40% se destina a Sergeomin. Como estamos haciendo más reversiones mineras, la gente dejó de pagar la patente minera y eso generó una crisis económica en la AJAM, por lo tanto, estamos con cifras rojas y a 2019 se tiene un déficit de más de seis millones de bolivianos”, indicó la ahora exdirectora de la estatal Guicenia Patzi, quien fue  cesada hace unas horas de su cargo y se está a la espera de la designación de la nueva autoridad.

Otra de las causas del déficit es que en la AJAM todo el personal es “supercualificado”, por lo que los salarios son elevados, que impactan en el gasto corriente de la institución estatal.

En el caso de las reversiones, afirmó, por ejemplo, el año pasado la Asamblea Legislativa sólo aprobó 85 áreas mineras que generaron un pago por los contratos, pero en ese mismo año se hicieron 110 reversiones de derecho mineros, es decir que las reversiones superaron a la otorgación de contratos, principal fuente de ingreso de la entidad.

Eso ocasionó que el total de ingresos durante 2019 sólo sea de 51 millones de bolivianos, monto que fue superado por los gastos, con más de 57,2 millones, es decir 6,2 millones menos.

Incluso afirmó que la anterior autoridad de la AJAM (Erik Ariñez) sólo remitió al Ministerio de Minería 595 minutas del Contrato Administrativo Minero (CAM), lo que representa el 19% de las 3.125 solicitudes presentadas conforme normativas.

Patzi declaró que este es uno de los aspectos negativos generados por las anteriores autoridades, además de que hubo una excesiva burocracia administrativa, falta de implementación de recursos informáticos para la atención de trámites y cumplimiento de obligaciones.

Agregó que en su planificación de presupuesto para 2020 estaba incluido un déficit de unos 10 millones de bolivianos y que el panorama de caídas de ingresos no cambiará debido a que hay una serie de normas, como la Ley 535 de Minería y Metalurgia, que son como “camisas de fuerza”.

“Esta situación de crisis no se podrá cambiar por más voluntad que tengan los funcionarios públicos de aprobar más contratos mineros, no pueden debido a que hay una serie de normas que fueron aprobadas por la gestión del MAS y que está conducida a dar inseguridad jurídica”, dijo.

Por ejemplo, señaló que para que se apruebe un contrato minero debe haber una resolución administrativa de prosecución de trámite, pero para ello se tiene que publicar en la Gaceta Jurídico; sólo el año pasado hubo unas 190 resoluciones que no fueron publicadas. Además de ese paso, se tiene que cumplir otros requisitos, que demoran meses y perjudican el desempeño.

Desde 2014, la AJAM ejecuta reversiones mineras de áreas ociosas, en virtud del Decreto Supremo 1801  que reglamenta el procedimiento para la reversión de derechos mineros por inexistencia de actividad mineras de la Ley 403 de septiembre de 2013.

De acuerdo con los antecedentes, luego de la promulgación de la Ley 535 de Minería y Metalurgia, del 28 de mayo de 2014, desde entonces hasta fines de 2019  la Asamblea Legislativa aprobó 248 contratos mineros, la mayor cantidad correspondió a 2017, con 117 documentos suscritos.

La exdirectora fue acusada de maltrato laboral y favorecimiento

La ahora exdirectora de la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM) Guicenia Patzi fue acusada por maltrato laboral, favorecimiento de entrega de áreas y no tener título profesional para ejercer el cargo. La exautoridad negó ayer las denuncias.

En una carta remitida el 6 de marzo al Ministerio de Gobierno y al Viceministerio deTransparencia, que fue firmada por una exfuncionaria de la AJAM, se señala que Patzi cometió acoso y maltrato laboral contra los empleados de la institución, además de entregar áreas mineras “a su elección” y que tampoco ejerce el cargo con un título de provisión nacional.

Patzi aseguró que cuenta con el título de abogada de la Universidad Mayor San Francisco Xavier de Chuquisaca. En el caso de las supuestas áreas cedidas, indicó que no se otorgó ni una sola durante su gestión, cargo que ocupó desde noviembre del año pasado hasta ayer, debido a que fue cesada de sus funciones.

“No se puede culpar a alguien si no se tiene una sentencia ejecutoriada con calidad de cosa juzgada que pueda comprobarse. Entonces, con base en eso yo también estoy muniéndome de los instrumentos necesarios para  iniciar las acciones penales contra ella (la denunciante)”, afirmó.

Trámites mineros 

  • Proceso Las resoluciones de extinción y reversión de derechos mineros alcanzaron un total de 992 casos entre 2014 y 2019, la mayor cantidad en 2016, con 253 reversiones.
  • Objetivo “Se deben mejorar los reglamentos de minería y otorgar concesiones mineras con plazos más rápidos. En la actualidad  el pago de la patente minera se establece de acuerdo con el margen de las cuadrículas fijadas por el tamaño de superficie”, afirmó Patzi.
  • Deudas Entre los deudores por patente minera están la Comibol, aunque no se mencionó el monto adeudado. La AJAM prevé establecer un plan de pagos con esta institución.
6
2