BCB: el Bono Familia permitirá una inyección de Bs 800 millones en la economía del país

Garantiza la liquidez del sistema financiero y asegura que hasta febrero la cartera y depósitos crecieron.
domingo, 22 de marzo de 2020 · 13:31

Página Siete Digital / La Paz

El Banco Central de Bolivia (BCB) aseguró que el Bono Familia de 500 bolivianos llegará a más o menos 1,5 millones de estudiantes del ciclo de primaria y garantizará una inyección de 800 millones de bolivianos a la demanda agregada sin que se constituya en un problema de iliquidez para el sistema.

El beneficio está contemplado en el Decreto Supremo 4197 emitido por el Gobierno la semana pasada con la finalidad de enfrentar el impacto del coronavirus y apoyar a los grupos más vulnerables y numerosos como son los niños y niñas del nivel de educación primaria y comunitaria vocacional de las unidades educativas fiscales y de convenio.

El Bono Familia se entregará por única vez y  constituye un apoyo económico efectivo para cubrir gastos de atención en salud, transporte y alimentación especial, como consecuencia de la emergencia sanitaria nacional y cuarentena total que vive el país, señala el DS 4197.

La  presidenta Jeanine Áñez informó el sábado que se amplió el rango de beneficiarios del incentivo  para padres que tengan hijos en grado inicial, además de primaria, y adelantó que ese beneficio se pagará desde abril. “Pagaremos desde abril el llamado 'Bono familia' de 500 bolivianos por hijo, que hemos decidido ampliar para incluir a los niños que se encuentran en ciclo inicial”, precisó.

Asimismo, en el DS 4199 se dispuso que el BCB, en coordinación con la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) y con las Entidades de Intermediación Financiera y de Servicios Complementarios, dispongan los mecanismos necesarios para garantizar la circulación de la moneda nacional y extranjera en todo el territorio del Estado y para garantizar las operaciones del sector estatal. Las Entidades de Intermediación Financiera atenderán al público de 8:00 a 12:00.

El ente emisor señala que ya tomó las medidas pertinentes para seguir operando, con los procedimientos más rigurosos de bioseguridad para garantizar la salud de los servidores públicos que cumplan funciones.

El BCB está en la misma línea del Órgano Ejecutivo, y asegura que hay medidas no convencionales que se han asumido para garantizar la estabilidad lograda, inyección de recursos a las entidades de intermediación financiera y el cambio de tendencia en la Balanza Comercial.

“Los bolivianos pueden tener la seguridad que el sistema financiero contará con los recursos necesarios para atender la demanda de sus clientes. Los mecanismos están diseñados y para ello se contará con el apoyo del Estado. La estabilidad está garantizada”, subrayó el presidente del BCB, Guillermo Aponte.

Según la autoridad monetaria en los últimos meses de 2019 el BCB diseñó y ejecutó medidas de política monetaria que fueron oportunas y eficaces, con la finalidad de garantizar la liquidez. Entre ellas citó la disminución de las colocaciones de títulos mediante Operaciones de Mercado Abierto, Fondo para Créditos destinados al sector Productivo y a Vivienda de Interés Social, facilidades para que los recursos no desembolsados del Finpro se los pueda depositar en las entidades de intermediación financiera; entre otros.

El Gobierno para aliviar el impacto de la cuarentena total, ante el coronavirus, también dispuso la prórroga por dos meses en el pago del capital por deudas contraídas con el sector financiero, se normalizará al final del periodo del crédito. Esa es otra medida que favorece a todos sin discriminación.  Los bancos realizarán la reprogramación.

Según Aponte la solidez del sistema financiero es lo que permite asumir este tipo de medidas. Al 28 de febrero de 2020, la cartera fue de 185.931 millones de bolivianos mientras que a la misma fecha del año 2019 fue de 174.241 millones de bolivianos, lo que demuestra un crecimiento interanual del 6,7%, sustentado por adecuados niveles de capital y sólidos indicadores de desempeño del sistema financiero. Por otra los créditos en moneda nacional representan el 98,7% del total.

Los depósitos disminuyeron su ritmo de crecimiento a partir de 2016 como resultado de una caída en el crecimiento de la actividad económica y en el ahorro nacional. Esta situación se acentuó en 2019 por la incertidumbre generada durante el proceso electoral de octubre que marcó el fin del gobierno de Evo Morales, pero mostró una recuperación a finales de noviembre sobre todo en moneda nacional con el retorno de la confianza de la población.

“La mayor caída se dio en el primer cuatrimestre del 2019 con un valor de 3.703 millones de bolivianos y luego en la crisis provocada por el gobierno del MAS entre octubre y el 25 de noviembre con 6741 millones de bolivianos”, subraya el BCB.

Superada la coyuntura, con la nueva gestión gubernamental, a partir del 26 de noviembre hasta el 31 de diciembre, se observó un incremento de 5.871 millones de bolivianos.

Al cierre de febrero los depósitos mostraron un crecimiento interanual del 1%. Asimismo, en 2020 la disminución estacional de los depósitos de los primeros dos meses (744 millones de bolivianos) fue menor que en 2019 (2.821 millones de bolivianos), debido en parte al pago del doble aguinaldo en diciembre de 2018.

El BCB destaca que pese al menor crecimiento de los depósitos el crédito al sector privado crece. El crecimiento interanual de estos activos fue 6,5%, que a enero de 2020 estuvo liderado por el crédito productivo (5.861 millones de bolivianos) y de vivienda de interés social (11.460 millones de bolivianos).

3
79