Abren un caso por daño económico de Bs 600 MM a Entel

En la administración del MAS, la estatal no cobró deudas a la Alcaldía cochabambina.
martes, 3 de marzo de 2020 · 00:59

Wanda Torrico / La Paz

 En la administración de los exgerentes Óscar Coca y Mauricio Altovez (2018 y 2019) la Empresa Nacional de Telecomunicación (Entel) sufrió un daño económico de 600 millones de bolivianos. El caso es parte de otras “inconsistencias” administrativas halladas y  que serán sometidas a auditorías, denunció ayer el gerente de la empresa estatal, Eddy Luis Franco. Dijo que se hallaron “nuevas inconsistencias financieras” cometidas  en las gestiones de los exgerentes del MAS. 

Franco afirmó que el daño económico es resultado de la falta del cobro de deudas de Entel a un grupo de municipios de Cochabamba.   

“Llegaron a entrar en mora pero no se les cobraba (…) Asimismo, hemos encontrado también otras gestiones no realizadas que han permitido que Entel, en el caso de la venta de tarjetas o chips, dependa de un mercado negro”, señaló, al hacer referencia a la escasez y al elevado precio con el que son vendidos.

Franco también dio a conocer que  Coca y Altovez no rindieron cuentas sobre el gasto de  millón de bolivianos de la “caja chica”  y que estas acciones forman parte de una “muy mala gestión administrativa y gerencial”.

Por otro lado,  también se encontraron “inconsistencias en la administración” de la empresa de servicio y atención al cliente que pertenece a Entel, Datacom, y que suman cerca a 800 mil bolivianos. Este caso se dio durante la gestión de Óscar López Roda, designado por el entonces gerente Elio Montes, irregularidades  que corresponden a los   meses de enero y febrero de este año. 

El monto del daño económico estaría relacionado con auspicios que no corresponden con las funciones de la empresa Datacom, además del pago de hoteles y viáticos de ejecutivos.

En el caso de Óscar Coca, él ya fue  denunciado por el actual Gobierno por los  delitos de contratos lesivos al Estado, conducta antieconómica y uso indebido de influencias por un daño económico de 1.700 millones de bolivianos, también relacionados con  gastos dispendiosos.

 

 

50
1