Pago de Renta Dignidad se normaliza mañana después de corte informático

Síntesis, la empresa que provee la plataforma para el pago de la renta en las entidades financieras, explicó que se presentó un corte intermitente en su servicio, que el fin de semana se encargó de superar.
domingo, 8 de marzo de 2020 · 00:04

Ivone Juárez /  La Paz 

Síntesis, la empresa que provee el sistema informático para el pago de la Renta Dignidad, informó ayer que a partir de mañana se retomará el pago de ese beneficio a las personas mayores de 60 años. La cancelación del bono fue suspendida el viernes, después de que por problemas técnicos la empresa se viera obligada a interrumpir sus servicios.

“Con toda seguridad, el servicio que nosotros prestamos para el pago de la Renta Dignidad estará restablecido mañana (hoy)   y  el lunes los beneficiarios podrán cobrar ese bono con normalidad en las entidades bancarias correspondientes.  Tuvimos una caída en nuestro sistema y en este momento (ayer) estamos trabajando para restablecer el servicio que brindamos”, informó  a Página Siete Eduardo Aranda, gerente general de Síntesis.

La declaración se dio después de que la Gestora Pública de la Seguridad Social de Largo Plazo emitiera un comunicado explicando por qué desde el viernes se interrumpió el pago de la Renta Dignidad en todo el territorio boliviano.

“Se comunica a la población beneficiaria de la Renta Dignidad que debido a la caída temporal del sistema  de la empresa Síntesis, proveedora del servicio informático para la cancelación de dicho beneficio en las diferentes entidades  financieras,  no se pudo continuar con el pago el día de ayer  viernes 6 de marzo y de hoy 7 de marzo de 2020. Sin embargo, se están tomando las acciones pertinentes para retomar  normalidad con el mismo, garantizándose el pago de la Renta Dignidad y su continuidad”, señala el documento.

Por su lado, Síntesis también emitió un comunicado explicando la razones del corte y ofreciendo disculpas a los afectados. “La población puede estar segura de que Síntesis SA, con la responsabilidad que le caracteriza, está activando los planes de contingencia necesarios para reestablecer de manera plena el pago de ese beneficio (Renta Dignidad”, dice la aclaración.

Eduardo Aranda aclaró que Síntesis  no cancela la Renta Dignidad. “Sólo permitimos facilitar las transacciones para el pago”, remarcó.  

Síntesis es la empresa que desde 2002 provee la plataforma tecnológica  para el pago del bono del Estado a los bolivianos mayores de 60 años, conocido primero como Bonsol, después como Bolivida y finalmente como  Renta Dignidad. Su servicio contempla un sistema  de datos que permite conectar a todas las entidades financieras de Bolivia donde se paga el beneficio.  

“Somos una empresa boliviana 100% tecnológica y lo que hacemos es beneficiar el acceso de los beneficiarios a las diferentes entidades financieras donde se paga la renta. Hasta antes de nosotros el bono  se pagaba en el estadio, donde los adultos mayores tenían que hacer fila”, dijo Aranda.

 

La renta y Síntesis

  • Beneficio  La Renta Dignidad es un pago mensual, universal y vitalicio que provee el Estado  a las personas de 60 años o más, residentes en el país, con el objeto de permitirles  una vejez digna, con calidad y calidez humana. (APS)
  • Requisitos  Estar registrado en la base de datos de beneficiarios de la Renta Dignidad, no cobrar un sueldo del sector público y no  tener resolución administrativa que suspenda el   Bolivida o Bonosol. (APS)
  • Pago  La Renta Dignidad cuenta con red de pagos compuesta por más de 1.200 agencias, entre bancos, cooperativas, mutuales y otras entidades financieras, con una cobertura de más de 170 localidades, ciudades intermedias y capitales. (APS) 
  • Servicio  Síntesis  es una empresa tecnológica boliviana fundada en 1996,  especializada en el desarrollo y operación de plataformas que permiten realizar  pagos y cobranzas. Brinda a sus clientes múltiples puntos para realizar sus pagos, cobranzas o recaudaciones.
  • Experiencia  Síntesis trabaja con  instituciones de Gobierno, empresas de telecomunicaciones, universidades, empresas de seguros, transporte, de venta directa y servicios básicos, entre otras.