Sociedad de Economistas de Bolivia plantea un plan de equilibrio por el Covid-19

Dicen que se debe fortalecer el sistema de salud público con equipos de detección temprana e intensificar la campaña de educación para que la población cumpla con disciplina todas las restricciones para evitar el contagio.
viernes, 3 de abril de 2020 · 00:28

Página Siete Digital / La Paz 

La emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus hace que el Gobierno deba tener un plan para que la economía boliviana no colapse y las empresas locales no cierren debido a la inactividad, afirmó el presidente de la Sociedad de Economistas de Bolivia, Óscar Molina. El experto sugirió un plan de equilibrio entre la crisis sanitaria y la reactivación del aparato productivo.

“Vamos a vivir con el coronavirus muchos meses y tenemos que tratar de generar un equilibrio entre la cuarentena y el daño económico. Después del 15 de abril se tiene que encontrar un equilibrio, aplanar la curva de los contagios y a la vez lograr la recuperación de la economía lo más pronto posible”, explicó Molina a Página Siete Digital.

Para tal efecto, el experto plantea que el sistema de salud público se fortalezca con equipos de detección temprana, intensificar la campaña de educación para que la población cumpla con disciplina todas las restricciones para evitar el contagio y con esto se "aplane la curva de contagios", además de que se reactive el aparato productivo.

Bolivia vive su segunda semana de cuarentena y emergencia sanitaria, periodo que se extenderá hasta el 15 de abril. 

Para Molina, esta es una fecha límite de paralización del aparato productivo, porque después de esa fecha, por las características de la economía boliviana, la población, las empresas y el sector informal, no podrán seguir sosteniendo este periodo de inactividad a pesar de la inyección de recursos a la demanda interna.

Pero el impacto más fuerte del coronavirus en la economía es el efecto de oferta, porque una gran parte de las empresas están paralizadas y no están produciendo por la cuarentena, o que va a repercutir directamente en la economía nacional.

“Las políticas actuales están dirigidas a tratar de estimular la demanda, sin embargo, tenemos que pensar que a mediano plazo, cuando salgamos de esta situación, el problema será de oferta. Las empresas bolivianas van a estar en una situación muy complicada y van a tener que hacer un esfuerzo muy grande para evitar las quiebras porque puede generar un efecto contractivo hacia la economía, que ya está muy golpeada”, sostuvo Molina.

Son varios los factores para el posible desplome de la economía boliviana que identifica Molina, entre ellos está la caída de las Reservas Internacionales Netas, un déficit fiscal alto, además de los precios bajos del petróleo en el mercado internacional, lo cual repercutirá en los ingresos por el Impuesto Directo a los Hidrocarburos. Como consecuencia de todos estos factores, se prevé un crecimiento económico incluso por debajo del uno por ciento.

Molina plantea que en un corto plazo el Gobierno solicite préstamos de entidades internacionales para  que de alguna manera se pueda cubrir el déficit económico que se avecina. “Tenemos que conseguir las mejores condiciones para inyectarle este dinero a la economía, deben ser préstamos bien negociados de tal forma que las tasas de interés sean manejables”.

El experto es presidente de la Sociedad de Economistas de Bolivia, vicepresidente de la Academia Boliviana de Ciencias Económicas y vicerrector de la Universidad Privada Boliviana (UPB).

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

9
9

Otras Noticias