BID propone políticas para ayudar a los países a superar "fuerte contracción"

El Informe Macroeconómico 2020 analiza escenarios de crecimiento en medio de la pandemia del coronavirus.
jueves, 9 de abril de 2020 · 18:44

Página Siete Digital

América Latina y el Caribe sufrirán una fuerte reducción de su crecimiento, de entre 1,8 y 5,5% del PIB en 2020, debido al impacto de la pandemia del coronavirus. El daño económico se extenderá en 2021 y 2022 a menos que los gobiernos implementen programas enfocados para amortiguar los impactos, según el Informe Macroeconómico del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

"El rango de porcentajes se basa en cuatro escenarios que toman en cuenta diferentes shocks externos. El reporte también incluye recomendaciones de políticas fiscales, monetarias y financieras para países de cara al mayor desafío económico desde la Gran Depresión de 1929. En la Gran Recesión de 2009 la región sufrió una caída de su PIB del 2%, pero pudo recuperarse y crecer al 6% en 2010 gracias a un renovado acceso a los mercados de capitales, solidez fiscal y altos precios de materias primas", dice el informe.

El BID sostuvo que el reto en esta ocasión consistirá en encontrar "la mezcla correcta" de políticas que aseguren una rápida recuperación de la economía regional.

“Nuestra región va a sufrir un shock de proporciones históricas”, señaló el economista jefe del BID, Eric Parrado, quien agregó que "los países necesitan salvar vidas, asegurando el distanciamiento social y otorgando los recursos necesarios a sus sectores de salud. Medidas complementarias y temporales pueden apoyar a las economías durante el cierre parcial y organizado”.

El reporte incluye cuatro escenarios de shocks externos: moderado, fuerte, severo y extremo. El escenario severo implicaría una pérdida del 12,2% del PIB de la región a lo largo de tres años, y el escenario extremo se traduciría en una pérdida de 14,4%.

“Necesitamos preservar el corazón productivo de nuestras economías para aumentar las oportunidades de una recuperación rápida. Medidas que van en esa dirección incluyen proveer ayuda a las personas más vulnerables que han perdido su fuente de ingreso, ayudar y proveer incentivos a las empresas para que se mantengan a flote y eviten la separación de sus empleados, y la entrega de liquidez a los bancos para que puedan ser parte de la solución”, manifestó el economista jefe.

Junto al reporte, el BID también presentó 26 informes para cada uno de sus países miembros prestatarios, con información sobre la situación de cada país.

 

 


   

66
5