Actividad económica cae 2,63% en el primer trimestre del año

martes, 26 de mayo de 2020 · 00:04

Página Siete /  La Paz

La actividad económica se contrajo en 2,63% en el primer trimestre de este año, como consecuencia de los primeros efectos por la pandemia del coronavirus, según el reporte del Instituto Nacional de Estadística (INE). Dos analistas advierten que desde abril se prevé un mayor deterioro.

De acuerdo con el detalle oficial, el Índice Global de la Actividad Económica (IGAE) registró una tasa de crecimiento acumulado de 0,55% en  relación con el mismo periodo de 2019 (ver gráfica).

“La variación a similar periodo de marzo de 2020 muestra una contracción de 2,63%. Bolivia comienza a mostrar efectos en la economía, siguiendo la tendencia mundial de afectación causada por la pandemia del Covid-19”, señala el INE en su último boletín estadístico.

Menciona que como resultado de las medidas de la alerta sanitaria, que asumió el Gobierno, tras declarar situación de emergencia nacional por la presencia del brote de la Covid-19, desde el 12 de marzo, se establecieron medidas restrictivas de circulación de personas, ajuste del horario laboral, restricciones a las reuniones y concentraciones de personas.

Por tanto, en la primera etapa de estas medidas   se limitó una parte del transporte, se determinó la  suspensión de vuelos comerciales, actividades recreativas, turismo, restaurantes y hoteles, señala.

En la segunda fase que se inició el 22 de marzo con la declaración de cuarentena total, se suspendieron todas las actividades, excepto aquellas de abastecimiento de alimentos, se restringió la circulación de transporte masivo y los centros de comercio son controlados.

El economista Jaime Dunn explicó que el IGAE es un indicador importante que muestra la salud de la actividad económica a corto plazo en el país. En el primer trimestre de 2020, el crecimiento acumulado del IGAE es de sólo el 0,55%, comparado con el 3,09% de 2019 y el 6,85% de 2013.

“Esto claramente no sólo demuestra que la economía se viene desacelerando paulatinamente desde el apogeo del súper ciclo de las materias primas en 2013, sino que ahora también se ven los efectos de un último trimestre de 2019, que estuvo convulsionado políticamente y de un comienzo de 2020 con los efectos iniciales de desaceleración económica por la Covid-19”, evaluó el experto.

La contracción  en el último trimestre de 2019 fue del 2,87% respecto al periodo anterior. En el primer trimestre de  2020 muestra una contracción del 2,63%.

“Durante el primer trimestre, claramente el virus de las elecciones fallidas fue más dañino que la Covid-19. La economía se viene desacelerando, las acciones del Gobierno de inyectar liquidez en su momento fueron acertadas. Ahora, ante la pandemia se nota que los esfuerzos acertados y sus efectos que impulsaron la actividad económica entre diciembre de 2019 y enero de  2020 cuando el IGAE repuntó en 3,78%, se han ido desvaneciendo en febrero y marzo 2020”, consideró.

En ese contexto, según el experto, los indicadores del IGAE para el segundo trimestre de este año, serán “fuertemente” negativos.

Advirtió que ante el estímulo monetario y la paralización de la producción, hay que tener cuidado porque los consumidores tienen la facilidad de reactivar su consumo más rápido, que lo que las empresas pueden producir. 

Entretanto,  Juan Antonio Morales,   expresidente del Banco Central de Bolivia (BCB), denotó que no hay que olvidar que la cuarentena se ha extendido a abril y mayo, por lo tanto la caída se prolongará.

“La esperanza estaría en una recuperación el segundo semestre, pero creo que esa recuperación  será lenta, tanto por el contexto internacional de recesión y porque la actividad de varios sectores nacionales seguirá siendo muy baja. En especial los de servicios como hotelería, turismo, transporte y comercio, que aún tardarán en despegar. Si lo hacen será el   próximo año”, calculó Morales.

Mencionó que en el relanzamiento del sector industrial también hay problemas como el abastecimiento de insumos y la distribución de la producción.

“Aunque también hay subsectores que de forma inmediata pueden normalizarse o que pese a la pandemia y la cuarentena, han estado funcionando con regularidad, como el caso de algunas industrias de alimentos elaborados y de producción de artículos de limpieza”.

Morales recomendó levantar ordenadamente la cuarentena, con el doble   desafío de atender bien la crisis sanitaria, por un lado, y por el otro  evitar que se sigan acumulando las pérdidas económicas.

En 2019, la economía boliviana registró su peor resultado comparado con el de hace dos décadas y cerró con un crecimiento del PIB de 2,22%.

 

 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causando la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

60
4

Otras Noticias