Critican duplicidad de funciones en YPFB que parte desde Hidrocarburos

El ministro Zamora descarta que haya "pugnas políticas" y asegura que su única función es coordinar. Apunta a intento de desestabilización de parte de "ciertos grupos".
miércoles, 6 de mayo de 2020 · 12:35

Página Siete Digital / La Paz

Tras hacerse pública la renuncia no oficial del presidente de YPFB, Herland Soliz, que se registró ayer martes, dos expertos criticaron la duplicidad de funciones que hay desde el Ministerio de Hidrocarburos hacia YPFB. El ministro Víctor Hugo Zamora afirmó que "ciertos grupos" sólo intentan desestabilizar el trabajo que vienen haciendo.

El exministro de Hidrocarburos, Álvaro Ríos, cuestionó este miércoles que en la actualidad el sector de hidrocarburos no esté atendido adecuadamente, es el caso de los seguros de los funcionarios de medio rango, entre otras observaciones que se tienen en el sector; mientras autoridades del alto nivel se dedican a entregar alimentos, haciendo campaña con recursos de YPFB.

"La duplicidad se ve claramente, por eso la relación está rota y hay dos cabezas en YPFB, por ejemplo el ministro (Zamora) no puede definir cuándo se abre o se cierra la planta de Urea, sino la tiene que definir YPFB o cuándo importa o no combustibles, eso se ve claramente y son tareas empresariales de YPFB, por lo tanto la política del Ministerio de Hidrocarburos debe ser qué ley se debe aprobar hacia adelante, cuando este país requiera una reforma, por qué no se regula la Ley 767 para que se hagan exploración de campos maduros", observó.

En su criterio, el rol del Ministerio es implementar políticas públicas para el sector de hidrocarburos, aprobar normas, pero no estar sobre la estatal petrolera, que lo único que demuestra son la doble función.

"Toda esta acción nos conduce al mismo camino que cuando se decía que Evo Morales y el exministro Luis Sánchez estaban encima de YPFB, es lo mismo que se critica ahora y esperemos que las autoridades entiendan que lo que se cuestionó antes no se lo puede dejar de hace ahora, no nos parece que se utilicen recursos estatales para hacer campaña política", cuestionó Ríos. 

El investigador de la Fundación Jubileo, Raúl Velásquez, indicó que la renuncia y las investigaciones que se hacen son el reflejo de los desencuentros que hay entre el Ministerio de Hidrocarburos y YPFB, pero que los mismos no son nuevos, ya que también se lo evidenció con el anterior gobierno, cuando el exministro Sánchez quería ser a la vez presidente de YPFB y tomar decisiones ejecutivas en la estatal petrolera.

"Un aspecto estructural que venimos observando desde Fundación Jubileo en reiteradas ocasiones es la duplicidad de funciones y roles que existe desde hace 15 años en el sector hidrocarburos, lamentablemente los seis meses del actual gobierno no han hecho más que reforzar esa misma duplicidad. Incluso se ve una rivalidad entre mandos jerárquicos, pese a que hubo cambio de gobierno", afirmó.

Entre las duplicidad de funciones que se observan están:  que el ministro ha intentado poner nuevamente en vigencia la Ley 970, aprobada por el anterior gobierno, que establecía que el Ministro de Hidrocarburos es quien preside el directorio de YPFB quitándole autonomía de gestión.

YPFB mantiene una Vicepresidencia de Administración y Fiscalización de Contratos (se fiscaliza a sí misma), siendo que el rol de fiscalización lo debería cumplir la ANH, como manda el artículo 365 de la Constitución. La estatal encara y administra la Planta de Amoniaco y Urea de Bulo Bulo, siendo que la Constitución establece en su artículo 363 que es la Empresa Boliviana de Industrialización de Hidrocarburos (EBIH) es la encargada de la industrialización.

La estatal petrolera tiene dos subsidiarias para exploración y explotación, tres para transporte de hidrocarburos y Gerencias diseminadas en casi todo el país, dificultando la coordinación, promoviendo la burocracia y convirtiéndola en una empresa muy difícil de administrar.

"Esto ocurre porque YPFB es una empresa que, desde su recuperación en 2005 con la nueva Ley de Hidrocarburos, ha sido convertida nuevamente en la caja chica del Estado, que financia bonos e incluso gastos de campaña del anterior gobierno. Adicionalmente, con sus 5.000 trabajadores ha sido convertida en botín político y fuente de cargos para afines a los gobiernos de turno durante los últimos 15 años. Esta situación se va a seguir reproduciendo hasta que no se tome la decisión política de re estructurarla e institucionalizarla", sugirió el experto.

Incluso comparó que el gobierno del MAS en 14 años tuvo ocho presidentes ejecutivos en YPFB, todos interinos a pesar de tener control de la Asamblea Legislativa. El actual gobierno ya lleva dos presidentes ejecutivos en seis meses, también interinos, y ayer estuvo a punto de tener a un tercero.

Ante este panorama, para Velásquez, la principal consecuencia es que YPFB no es una empresa eficiente y menos transparente, no ejerce su rol operativo, también se debe recordar que en los últimos 15 años no ha descubierto un solo campo nuevo, tampoco opera los principales campos productores del país.

"A pesar que el actual presidente ha tenido una importante apertura a sugerencias y conversatorios con varios analistas y organizaciones de sociedad civil, esto no se ha traducido aún en acceso a información para la sociedad en su conjunto, se desconoce el contenido de los contratos de exploración y explotación, tampoco se han hecho públicos los contratos de comercialización y sus adendas, y ahora surge este escándalo por los contratos de importación de combustibles; tampoco la página web YPFB tiene información actualizada de producción, comercialización, precios, pago de regalías e IDH, , entre otros, como lo establece la Ley 3740 de 2007, norma que fue absolutamente incumplida por el MAS y continúa sin ser aplicada por el actual gobierno", denotó. 

Mientras que, el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, volvió a reiterar este miércoles que no conoce la renuncia de Soliz y que de ser así tiene que ver con decisiones estrictamente personales y que hay mucha especulación sobre la relación con YPFB y que lo único que se busca es la desestabilización.

"YPFB debe continuar con su actividad, al margen de esa situación laboral está desarrollando con regularidad sus actividades. Se ha desinformado y se especula mucho con lo que sucede en YPFB, se ha intentado desestabilizar al Gobierno con arremetidas, falacias e incluso la imagen de nuestra presidenta (Jeanine Áñez), han involucrado a sus hijos y creo que eso es uno de los problemas, hay gente que intentó politizar como el MAS y otros grupos que están intentando desestabilizar", consideró. 

Insistió en rechazar que haya pugnas con el presidente de YPFB e incluso dijo que su función es coordinar políticas y hacer seguimiento sobre la transparencia en lo que ocurre en estas instituciones. 

Reiteró que en YPFB se evidenció algunas irregularidades en los contratos de compra de combustibles, de alimentos y adquisición de seguros, mismos que son investigados por la Fiscalía y se espera que en 30 días se conozca los resultados de los mismos.   

 

 

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

10
4

Otras Noticias