Pensiones sobreviven con menos de la mitad de ventas y personal reducido

Algunos locales de comida casera ofrecen sus platillos y permiten reservas por grupos de WhatsApp y Facebook y otros han habilitado líneas de teléfono y servicios de reparto independientes.
viernes, 12 de junio de 2020 · 00:04

Manuel Filomeno  / La Paz

Sin posibilidades de acceder a servicios de delivery por aplicación o a campañas en redes sociales, las pensiones de barrio sobreviven la cuarentena dinámica con reducciones en sus ventas de más del 50%, menús recortados y solo con  personal esencial.

Estos restaurantes, algunos famosos en sus barrios por ofrecer comida sabrosa y barata, pero conservando el sabor casero, luchan por sobrevivir luego de más de dos meses sin poder operar, enfrentándose a la escasez de clientes y a las restricciones de horarios

“Creo que solo estoy vendiendo solo el 30% de lo que vendía antes de la cuarentena, pero después de haber pasado dos meses sin trabajar, ese pequeño porcentaje ya es una bendición”, comenta Rafael, cocinero y propietario de una pensión en el centro de la ciudad”.

Según Rafael, antes de la cuarentena llegaba a vender 60 platos en un día, a 17 bolivianos cada uno y ofrecía 5 opciones de segundo, hoy, con su local cerrado al público y solo una ventanilla hacia la calle vende cuando mucho 20 platos a 20 bolivianos y solo ofrece dos opciones.

“He tenido que mandar a casa a tres meseros, un cajero y una señora que ayudaba con el lavado de los platos, solo estamos yo y mi mujer que también es cocinera, me ha dado mucha pena, pero no había manera de que pudiera pagarles”.

Otros locales también tuvieron que despedir a sus trabajadores durante la cuarentena y ahora solo mantienen el personal esencial en la cocina para abaratar costos.

Jorge, propietario de un local en Sopocachi señala que su pensión también redujo sus ventas en un 85% y que, a pesar de la flexibilización de las medidas de cuarentena, la situación es bastante difícil para su negocio.

“Nosotros vendíamos mucho a oficinistas, familias que venían de recoger a sus hijos del colegio, albañiles, gente que trabajaba y no volvía a su casa, ahora esas personas trabajan en horario continuo o desde sus casas y ya no tienen necesidad de comprar comida, por eso nuestras ventas cayeron”, explicó.

Otro de los motivos de la reducción de las ventas, señalan los propietarios, son las restricciones de movilidad los fines de semana, ya que muchos de estos locales ofrecían almuerzos especiales los sábados y domingos.

“La gente no sale de sus casas y si lo hace no puede alejarse mucho, en eso estamos en desventaja con los restaurantes que tienen delivery, porque ellos pueden llevar la comida hasta donde sea, nosotros solo unas cuadras”, explicó Marcela, propietaria una pensión en San Pedro.

Marcela explicó que por el tamaño de su negocio, es muy difícil acceder a delivery que justifique el costo, ya que su volumen de ventas nunca fue muy grande y las comisiones de los servicios de entrega harían que su comida sea más cara.

A pesar de la situación, los dueños de estos negocios tienen esperanza de que las cosas vayan mejorando y buscan adaptarse a los cambios que se dan en la interacción con sus clientes.

“Muchos de los que tenemos pensiones hemos tenido que abrir los locales para vender verduras, artículos de limpieza u otras cosas, ahora que podemos volver a vivir de nuestras cocinas estamos también viendo la forma de adaptarnos y en eso nos están ayudando nuestros clientes de siempre”, comentó Rafael.

Según el cocinero, las ventas van aumentando cada día, pero como si fuera un cuentagotas, en parte por el “boca a boca” de las personas que solían comer en su local.

“El primer día vino una señora que siempre comía aquí con sus hijos, al menos dos veces por semana y todos los domingos, ella me dijo que hablaría con sus amigas sobre el local y compró un almuerzo, al día siguiente vino otra señora, recomendada por la primera y así, cada día tengo un cliente más aproximadamente, y espero que eso continúe”.

 

Habilitan reservas por WhatsApp

Pequeños locales de comida han habilitado grupos en WhatsApp y Facebook para promocionar sus servicios y permitir la reserva de platillos para su recojo.

“Los grupos son una buena manera de mantener el contacto con nuestros clientes, ellos no solo reservan y se enteran de que vamos a tener en el menú, sino que también hacen sugerencias y dejan mensajes de aliento para nosotros, ha sido una grata sorpresa”, explica Marcela.

Otro de los modos que se dan las pensiones de barrio para legar hasta sus clientes son las publicaciones en Facebook, en las cuales anuncian los platillos del día y responden preguntas de los posibles clientes.

“Funciona mejor cuando adjuntamos fotos de los platillos, en las publicaciones a veces nos hacen reservas y podemos responder algunas preguntas, es muy bueno para captar nuevos clientes”, agregó la propietaria

Además, algunos negocios, al no poder acceder a los servicios de delivery por aplicación, han optado por organizar rutas en lugares cercanos a sus locales para realizar entregas.

“Cuando hay un buen nivel de reservas hasta cierta hora podemos hacer un recorrido dejando la comida, tenemos un rango de unas 10 cuadras, pero esperamos poder hacer entregas más lejos cuando las cosas mejoren y podamos permitirnos contratar a alguien sin hacer un  recargo en el precio”, explicó.

 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causando la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

63
1

Otras Noticias