Desabastecimiento de GLP genera largas filas y desesperación en La Paz y El Alto

La estatal afirma que se garantiza el abastecimiento, pero por la Covid-19 el personal fue sometido a pruebas de seguridad. ANH informó que fallas en la distribución se debió a contagio masivo en Senkata.
martes, 28 de julio de 2020 · 00:04

Página Siete  /  La Paz

Desabastecimiento de gas licuado de petróleo (GLP) en La Paz y El Alto derivó a que se formen largas filas y haya desesperación entre la ciudadanía, que llegó incluso a bloquear la entrada a la planta engarrafadora de Senkata, ubicada en la urbe alteña.


En las diferentes zonas de La Paz, como Sopocachi, se vieron filas y desesperación. Las personas buscaban comprar GLP en tiendas de barrio y mercados.

“He buscado gas en el mercado Sopocachi y no he podido encontrar, dicen que no pasa el camión desde hace dos semanas, he estado cargando mi garrafa toda la mañana”, relató Andrea, una vecina de la avenida Sánchez Lima.

En las tiendas de barrio en las que se suelen vender garrafas  las caseras repetían a cada uno de sus clientes: “No hay gas, el camión no ha pasado”.

En algunos casos, las personas dejaban sus garrafas en las tiendas e intercambiaban números de teléfono con sus caseras  para que cuando por fin pase el camión se les venda con prioridad.

La red Unitel también mostró imágenes de personas que se aproximaron a las instalaciones de la engarrafadora para intentar comprar una garrafa. Uno de ellos dijo que se tuvo que trasladar desde la zona el Cementerio, en La Paz, porque desde hace una semana  ningún camión va por donde vive.

Mientras que la red ATB mostró imágenes de vecinos de la zona Tembladerani, en la urbe paceña, que bloqueaban una de las calles principales para reclamar por la falta de provisión del producto.

“Nos vemos en la necesidad de bloquear las calles, cómo es posible que siendo un país productor de gas natural no nos puedan distribuir GLP, esta situación es el colmo, cuando llamamos a YPFB no nos contestan, estamos bloqueando toda la mañana”, dijo uno de los vecinos.

Mientras que en las redes sociales circularon videos y fotos de gente que se concentró en el Distrito 8, donde está la planta. En alrededores de las instalaciones hacían largas filas para adquirir una garrafa, no les importó la Covid-19, lo más importante era lograr comprar el GLP.

“Tenemos hijos, no podemos decirles que no comeremos porque no hay gas, por eso vinimos hasta aquí. Nos dijeron que sólo uno por persona nos venderán”, manifestó una señora que hacía fila  acompañada de su hija.

Pero la aglomeración no sólo se veía en las afueras de la engarrafadora estatal, sino también se vio centenares de vecinos  que, con sus garrafas en manos, formaron filas en las avenidas de Juan Pablo II y en la Chacaltaya, cerca de la zona 16 de Julio, en El Alto.

“Desde las diez de la mañana estamos esperando el GLP, hace cuatro días que ya no hay el producto”, dijo otro vecino de la avenida Moxos, de la misma zona.

Este medio se contactó con uno de los distribuidores de GLP para la zona Sur, donde también las personas reclamaron por la falta del producto, quien confirmó que hay desabastecimiento por la menor producción en la planta, ya que hasta hace dos semanas les entregaban cada día entre 2.400 y 3.000 unidades de GLP para distribuir a esa zona, pero desde hace una semana sólo les dan 1.200, cantidad que no alcanza para el requerimiento que tienen a diario.

De acuerdo con la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), la situación se produjo por un contagio masivo de los trabajadores de la Planta Engarrafadora de Senkata, en la urbe alteña.

“La ANH tomó conocimiento de la baja de producción y posterior desabastecimiento de GLP en la ciudad de La Paz y en cumplimiento de sus atribuciones, ha requerido la información a YPFB sobre la situación, misma que ha informado de una imposibilidad sobrevenida en la planta de Senkata  debido a un contagio masivo de Covid-19 en los operadores responsables del engarrafamiento”, señala la respuesta remitida a este medio.

 

Entretanto, en otro comunicado la estatal YPFB afirmó que se garantiza el abastecimiento de GLP, pero por la emergencia sanitaria del coronavirus el personal de la Planta de Senkata fue sometido a pruebas de seguridad. “YPFB informa a la población que debido a la emergencia sanitaria por la presencia del coronavirus  el personal de la Planta de Senkata fue sometido a pruebas de bioseguridad, a fin de precautelar la salud de los mismo, hecho que incide en el engarrafado de GLP”.

Asimismo, asegura que la estatal petrolera “normalizará paulatinamente” la distribución de GLP en las ciudades de La Paz y El Alto.

Exportación de GLP  se redujo a  junio hasta en 41,8%

A junio de este año, la exportación de gas licuado de petróleo (GLP) disminuyó en 6% en volumen y en 41,8% en valor con relación a similar fecha de 2019, de acuerdo con el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), con base en los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según el reporte oficial, entre enero y junio de este 2020, Bolivia vendió 51.777 toneladas de GLP al mercado exterior, mientras que en igual lapso del año pasado 54.916 toneladas, es decir un 6% menos.

En el caso de los ingresos obtenidos por la comercialización disminuyeron de 20 millones de dólares a 14,1 millones, lo que significa un 41,8% menos.

En el caso de la producción  de GLP, en la página principal del Ministerio de Hidrocarburos, que sólo tienen datos actualizados a marzo pasado, se muestra  una producción acumulada por mes de 6.023,92 toneladas métricas y una producción diaria de 95,2 toneladas.

En los últimos años, Bolivia pasó de ser importador de gas licuado de petróleo a convertirse en el  mayor exportador de GLP a los vecinos países de Paraguay y Perú, con el 94% del total de sus ventas externas, según una publicación de YPFB a principios de este año. También se informó que en 2019, las ventas al exterior del combustible generaron 44,4 millones de dólares.

 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes


   

1
2

Otras Noticias