Denuncias y silencio rodean compra de Energías para salud

La proveedora directa decidió dejar “sin efecto” la venta de equipos médicos. En el Sicoes no figuran las razones del incumplimiento ni multas. Según un experto, la cancelación fue extemporánea y sin sustento legal.
lunes, 6 de julio de 2020 · 00:04

Leny Chuquimia /  La Paz

Un contrato con documentación incompleta e imprecisiones técnicas, denuncias de  irregularidades y el silencio de las autoridades rodean al millonario y fallido proceso de adquisición directa de equipos e insumos que el Ministerio de Energías hizo para atender la crisis sanitaria por  Covid-19. Diez respiradores por 405.830 dólares eran parte de esa compra que no se concretó por “caso fortuito”.

“La empresa con la que firmamos la orden de compra nos hizo llegar una nota donde  dice que le es imposible proveernos los respiradores por un problema logístico  y nos pide que rescindamos el contrato (...) Ese dinero está intacto”, dijo  el ministro de Energías, Rodrigo Guzmán, en conferencia de prensa el 23 de junio.

Después del escándalo de los 170 respiradores españoles con sobreprecio y serios cuestionamientos por la confidencialidad en las contrataciones gubernamentales para la lucha contra el Covid-19, la presidenta Jeanine Añez aseguró que cada adquisición sería fiscalizada. “Me comprometo a seguir trabajando para equipar hospitales con transparencia. Haremos que cada compra sea revisada a detalle por el público en las redes”, afirmó. 

Dicha promesa no se cumple. El pasado 21 de junio un nuevo escándalo tomó los titulares de la prensa. Un avión que trasladaba insumos de bioseguridad fue impedido de llegar al país; dentro de él –según las denuncias- estaba la compra de Energías.

Aunque el ministro Guzmán aseguró que en la nave no estaba el lote que había  gestionado  esa cartera, no aclaró todas las dudas. El Viceministerio de Transparencia indaga el proceso fallido.

En el proceso de contratación del  Sicoes solo figuran seis documentos, todos imprecisos, incompletos y publicados dos meses después de la compra. 

“La Orden de Compra  402/2020 (10 respiradores) no contiene multas por incumplimiento, ni las causales por las que se podría resolver o dejar sin efecto; sin embargo, en nota MEN-01132/ VMEEA/PEVD/PERII-0140/2020 del 19 de mayo de 2020  se manifiesta la ‘… aceptación de dejar sin efecto orden de compra 402/2020…’, bajo el argumento de un caso fortuito presentado por la  empresa, que no se especifica”, señaló un experto en licitaciones.

Página Siete solicitó insistentemente  la documentación completa de la compra, pero ésta no es accesible. Desde Energías se explica que el tema  ha asido aclarado y lo considera cerrado, pese a que la ley y el compromiso presidencial de transparencia señalan que esta información debe ser pública.

En el Sicoes, el proceso de adquisición  -realizado en abril-  fue publicado el 2 de junio. Está registrado bajo el título de “Provisión y dotación de material de bioseguridad y de primeros auxilios para el personal del PERII y PEVD para afrontar la crisis del Covid 19-marzo 2020”. El  CUCE asignado es el   20-0085-00-1042107-0-E.

Aunque es un solo proceso, la contratación ya cuenta con dos órdenes de compra: la 401 y la 402. Ambas fueron adjudicadas a la empresa Provtec de forma directa y los recursos salieron del Programa de Electrificación Rural, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La primera orden data del 9 de abril y consta de cinco ítems: 800 gafas protectoras, 2.000 máscaras KN95, 722 mamelucos, 800 protectores faciales y 800 guantes no estériles por  736.770 bolivianos. Un acta de recepción, firmada por tres responsables del proceso, da cuenta de que los insumos fueron entregados el 13 de abril, más de un mes antes  del polémico vuelo.

La orden 402  contempla un solo ítem. Éste se refiere a la adquisición de 10 respiradores, cuyo costo total asciende a 405.830 dólares (2.784.000 bolivianos). Es decir que el precio de cada equipo era 40.583 dólares (278.400 bolivianos). El plazo de entrega estaba fijado en 15 días calendario.

La orden data del 22 de abril. No se adjuntan especificaciones técnicas, propuestas, procedencia u otros datos para comparar los precios con otros equipos  en el mercado. Pero  no es lo único que falta, el documento no especifica si hay multas por incumplimiento, ni las causales para un rescindimiento.

Pero, tal como explicó Guzmán, esta compra fue “dejada sin efecto” el 19 de mayo mediante un acta firmada por el  viceministro de Electricidad,  José Luis Peña. Se argumenta “caso fortuito presentado por la empresa”.

Según el analista en contrataciones, la orden de compra fue dejada sin efecto de forma extemporánea y sin sustento legal . “El ministerio  no detalla cuál es el caso fortuito ni por qué medio se  le hizo conocer. La Orden de Compra No. 402/2020 es  extemporánea, toda vez que fue emitida el 22 de abril de 2020 con un plazo  de 15 días calendario; o sea, los respiradores debieron entregarse el 7 de mayo, pero se deja sin efecto el 19 de mayo, cuando ya había incumplimiento”, explicó.

Energías no informó si la compra de estos equipos tan necesarios será nuevamente licitada. 

La empresa proveedora y el vuelo cancelado

El 29 de mayo, la DGAC autorizó, a pedido de la empresa ChexAir, el aterrizaje en territorio boliviano de un  avión con miles de productos de bioseguridad adquiridos por 47 empresas. Provtec -la proveedora de la adquisición fallida del Ministerio de Energías- era una de ellas.

El 31 de mayo, el vuelo fue cancelado abruptamente, cuando el Airbus A330-203 ya había  despegado de China rumbo a Bolivia. La determinación llegó mediante un correo que argumentaba “órdenes superiores”.

Esa aeronave, según denunció el propietario de ChexAir, José Bolívar,   transportaba la adquisición  observada del Ministerio de Energías. Sin embargo, el ministro de dicha cartera, Rodrigo Guzmán, lo negó. Sostuvo  que entonces no se tenía ningún contrato vigente con Provtec y por tanto no se esperaba ningún lote de insumos o equipos médicos.

Explicó que el último contrato, el de los respiradores, fue rescindido el 19 de mayo y conjeturó que la proveedora intentó usar el nombre del Ministerio de Energías para ingresar insumos al país. Por este motivo se quitó al vuelo la categoría  de humanitario y con ello la autorización para su ingreso, pese a la gran cantidad de equipos de bioseguridad que eran transportados.

Según la base de datos  de proveedores del Estado, la empresa Provtec pertenece a Luis Ricardo Claros Mayorga. Está registrada en Fundempresa como una entidad unipersonal con base en la ciudad de Cochabamba. 

La información que difunde  a través de  plataformas digitales señala que  en la actualidad Provtec brinda servicios de tecnología, sistemas, redes, telecomunicaciones y venta de insumos y equipos médicos. Da cuenta de 10 años de experiencia en la provisión para organizaciones públicas y privadas, entre las que se encuentra el trabajo con diferentes niveles del Estado. 

Página Siete intentó contactarse con la empresa a través de los números  registrados en el Sicoes y Fundempresa  para conocer su versión ante la acusación de Guzmán. En ambos teléfonos nos indicaron que Claros, propietario, no se encontraba y que él se contacta con las oficinas cada cierto tiempo. Pese a la insistencia no respondió a la solicitud.

Compra de respiradores sin aval de la Aisem

La adquisición de 10 respiradores por 405.830 dólares -que eran parte del observado  lote que fue gestionado por el Ministerio de Energías- fue asesorado por “médicos”, dijo el viceministro de Electricidad, José Luis Peña. Cuando se hizo la compra, en abril, la Aisem era la encargada de dar el aval para esos procesos.

“Nos comunicamos con el Ministerio de Salud para que nos den un parámetro de ciertas especificaciones técnicas, porque estos respiradores eran para terapia intensiva. Médicos, que son amigos personales en esa área, vieron que los equipos estaban dentro del rango del precio y que eran buenos. Considerando ese criterio técnico -que nosotros desconocemos- es que se procedió a la contratación”, explicó Peña, el 23 de junio, en entrevista con Cadena A.

El precio fijado por cada respirador fue de  40.583 dólares, monto que se encuentra en el rango de los equipos en el mercado que  según sus características y procedencia  pueden costar entre  35.000 y 80.000 dólares. 

Quienes avalaron la compra y dieron las características no fueron funcionarios  de la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Medico (Aisem),  ni los encargados de contrataciones el Ministerio de Salud. El 22 de abril, fecha en la que se emitió la orden de compra, la Aisem era la instancia  que concentraba las adquisiciones para combatir la Covid-19, una facultad  adicional que le dio el gobierno de  Añez  a la institución al inicio de la cuarentena.

El viceministro Peña explicó que el primer paso fue buscar en Google  posibles importadores, ya que los proveedores locales  se encontraban saturados por la alta demanda de insumos médicos durante marzo y abril. Así  dieron con la empresa Provtec.

Tras  conocer la oferta, se  procedió a la contratación directa con 15 días de plazo para la entrega pero no se concretó. Peña precisó que aunque el documento de aceptación de dejar sin efecto la compra de los respiradores data del 19 de mayo, la empresa notificó de la imposibilidad de entregar los equipos  el 4 de mayo, tres días antes de que termine el plazo. Este documento tampoco es público.    

Aún se desconocen las especificaciones exactas  de los artefactos hospitalarios. Por varios días este medio solicitó el documento base  para la adquisición fallida, sin embargo, no hubo respuesta. 

Estos datos no están adjuntos en el Sicoes, pese  que debieron ser presentados ante el BID, la instancia  financiadora.

Las cancelaciones

  • El Decreto Supremo 181 no  faculta a la MAE a dejar sin efecto una orden de compra. Solo se puede cancelar, suspender o anular  hasta antes de la suscripción de contrato.
  • Art 28 El proceso de contratación podrá ser cancelado, anulado o suspendido hasta antes de la suscripción del contrato o emisión de la orden de compra  mediante resolución expresa, técnicamente motivada.  
  • Art 32 La MAE de cada entidad pública es responsable de todos los procesos de contratación desde su inicio hasta su conclusión, y sus principales funciones son: ... h) Cancelar, suspender o anular el proceso de contratación.
  • Web El Reglamento Específico del Sistema de Administración de Bienes y Servicios, que regula las contrataciones del Ministerio de Energías, no se encuentra disponible en su portal.
  • Añez Tras el escándalo de los 170 respiradores con presunto sobreprecio y otras contrataciones en YPFB, anuló las compras directas durante al emergencia para las empresas estatales.
  • 170 El fiscal del caso respiradores españoles,   Omar Mejillones, confirmó que según la investigación  hubo sobreprecio. Dijo que los involucrados  procedieron a  “desmantelar” los equipos para poner un costo  cada pieza del kit de los equipos.
  • Felcc Un peritaje a los  celulares de dos de los investigados por el caso de los 17 respiradores evidenció que éstos mantenían comunicación con exautoridades del MAS. Se pidió investigar lazos con las actuales.

Qué pasó con el vuelo

  • 9 de abril  Se emitió la Orden de Compra N° 401/2020 por un valor de: $us 107.400,87 (ciento siete mil cuatrocientos 87/100 dólares estadounidenses).
  • 13 de abril  Se recibió la nota de remisión de los bienes por parte de Provtec, que hace llegar la factura y solicita  el pago correspondiente. Posteriormente ingresa a almacenes de la institución.
  • 22 de abril  Se emitió la Orden de Compra N° 402/2020 por un valor de  $us 405.830,90 (cuatrocientos cinco mil ochocientos treinta 90/100 dólares estadounidenses).
  • 4 de mayo CHEX Air en nota dirigida a la Cancillería de Bolivia, solicita “realizar la gestión para poder aterrizar la aeronave: Airbus A330-243”.
  • 5 de mayo  En horas de la mañana, el Ministerio de Energías solicita a la DGAC la cooperación institucional para la llegada del avión A330-243.
  • 5 de mayo  En  horas de la tarde, la empresa Provtec comunica su imposibilidad de cumplir con la entrega de la Orden de Compra N° 402/2020.
  • 19 de mayo Energías   acepta la solicitud de Provtec de dejar sin efecto  el contrato, pero en ningún momento comunica a la DGAC que la compra fue cancelada y que el apoyo ya no es necesario.
  • 20 de mayo  Se comunica al BID que se ha dejado sin efecto la compra de los respiradores de terapia intensiva.
  • 21 de junio Se anula la autorización de un vuelo que presuntamente traía la compra y que no correspondía al permiso solicitado. La senadora por el MAS  Elizabeth Oporto dijo  que  la cancelación impidió la llegada  de 180 toneladas de insumos de bioseguridad.

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes


   

1
65

Otras Noticias