Cinco trenes en riesgo de ser rematados en Chile, Gobierno culpa a constructora

El Ministerio de Obras Públicas, en un comunicado, indicó que los equipos en cuestión son de propiedad y responsabilidad del consorcio AAT, hasta que se realice la entrega final de la obra.
miércoles, 8 de julio de 2020 · 00:04

Página Siete /  La Paz

Cinco trenes, tres centrales eléctricas y otros equipos del proyecto del Tren Metropolitano de Cochabamba se encuentran en riesgo de ser rematados en Chile por falta de pago del consorcio ejecutor de la obra, la Asociación Accidental Tunari (AAT) a la Aduana del vecino país, mientras que el Gobierno señala que, debido a las condiciones del contrato, hasta que la obra   sea entregada, todos los equipos son responsabilidad del consorcio, compuesto por las empresa española JOCA y la suiza Molinari.

Mediante un comunicado, emitido en mayo, la AAT denunció que, debido a la falta de pago de las planillas desde octubre de 2019, se ve imposibilitada de retirar de puertos chilenos cinco trenes, subestaciones eléctricas y elementos de catenaria, que corren el riesgo de ser rematados. Para retirar éstos, la AAT requiere dos millones de dólares para pagar impuestos y transporte, suma que va a en aumento con el paso del tiempo.

“La paralización de las obras del tren metropolitano debido a los impagos del Gobierno desde hace un año junto con los efectos de la cuarentena tendría efectos económicos duros para el proyecto que de acuerdo al cronograma debía estar concluido este año. Una de las consecuencias en suministros internacionales para la construcción de las líneas roja y verde corren el riesgo de ser rematados en Chile, porque se encuentran en instalaciones del puerto de Iquique desde hace ocho meses”, indicó AAT en un comunicado.

De acuerdo con información de la Aduana de Chile y del puerto de Iquique, en donde se encuentra la mayor parte de los equipos, el remate de éstos está programado para el 6 de septiembre próximo.

De acuerdo con la página web de la Aduana de Chile, “Los productos o mercancías que son subastadas por Aduanas, son aquellas que han quedado en presunción de abandono; por ejemplo, debido a que su consignatario o importador no las desaduanó tras 90 días de depósito”.

De acuerdo con información recogida por Bolivia Verifica, el gerente de la AAT  Domingo García  informó que se tomó la decisión de desviar los trenes hacia el puerto de Iquique debido a que la llegada de los trenes coincidió  con un conflicto suscitado entre el puerto de Arica con la Administradora de Servicios Portuarios de Bolivia (ASP-B), problema que mantuvo bloqueadas las operaciones, en dicho puerto, por varios días, en septiembre del pasado año.

Al respecto, el Gobierno, a través de la Unidad Técnica de Ferrocarriles (UTF) del Ministerio de Obras Públicas, negó que exista la posibilidad de remate de los trenes, subestaciones y equipos de catenaria, debido a que éstos se encuentran dentro de los plazos de estadía en el puerto de Arica, en Chile, en donde las condiciones dadas a la carga boliviana son preferenciales;  sin embargo, la mayor parte de los equipos antes mencionados se encuentran en el puerto de Iquique.

En el mismo comunicado, la UTF señala que el Ministerio de Obras Públicas desembolsó la suma de   612.680.030,20 bolivianos por concepto de anticipo;  de este monto, la AAT ha devuelto  277.467.945,99 bolivianos, quedando en su poder   335.212.084,21 bolivianos, monto que puede emplearse para la liberación de trenes,  materiales e insumos. 

Asimismo, el comunicado indica que el contrato de obra del Tren Metropolitano es llave en mano y por lo tanto los elementos de catenaria y otros materiales aún no son de propiedad del Estado boliviano; consecuentemente, la AAT debe tomar las medidas necesarias para su resguardo.

El ministerio también denunció que la nueva administración de la UTF “identificó errores procedimentales y de fondo cometidos en gestiones anteriores que impiden tender el pago de estos componentes, motivo por el cual se viene realizando un trabajo entre la AAT y la UTF para solucionar esta dificultad”.

Página Siete intentó comunicarse con  García para conocer mayores detalles sobre el posible remate de los equipos por parte de la Aduana de Chile, así como sobre el avance de la obra, pero al cierre de esta edición  no recibió respuesta.

El Tren Metropolitano de  Cochabamba

  • Proyecto El Proyecto del Tren Metropolitano de Cochabamba arrancó en agosto de 2017, bajo la figura de un contrato  “llave en mano” durante el gobierno de Evo Morales. Consta de tres líneas que conectarán siete municipios del eje metropolitano.  
  • Costo  El proyecto tendría un costo de  537 millones de dólares,  504 millones para la habilitación del Tren Metropolitano y los restantes 33 millones serían destinados a trabajos de control, supervisión, monitoreo y contingencias.
  • Avance De acuerdo con información de la Rendición de Cuentas Inicial 2020 del Ministerio de Obras Públicas, realizada a finales de junio, la fecha de entrega final del Tren Metropolitano de Cochabamba  está programada para el 12 de diciembre de 2020. Hasta la paralización de las obras por la cuarentena rígida en Cochabamba, el consorcio informó que se tenía un avance del 60%.

 ASP-B: AAT debió importar por Arica

La Administración de Servicios Portuarios de Bolivia (ASP-B) responsabilizó al consorcio Asociación Accidental Tunari (AAT) por el eventual remate de vagones, maquinarias y equipos del Tren Metropolitano de Cochabamba que quedaron abandonados en el puerto de Iquique.

De acuerdo con la ASP-B  en el año 2017, tuvo una serie de reuniones con la AAT, en las cuales se propuso que toda la carga  por ser importada para el tren  se realice utilizando el puerto de Arica, en el cual el Estado, a través de la ASP-B, tiene presencia.

“Aún con la explicación de dichas dificultades, la AAT decidió realizar la importación de vagones a través del puerto de Iquique, colocando en riesgo toda la operación desde un inicio debido a que sólo se cuenta con un plazo de 90 días para que la carga boliviana pueda ser retirada, situación que es muy contraria a lo que se tiene en el puerto de Arica donde el plazo es de un año y 90 días”, añadió ASP-B en un comunicado.

Además, explica la institución, en Iquique no existe presencia de la ASP-B, ni de la Aduana Nacional de Bolivia.

Por lo tanto, señala el comunicado, la AAT debe asumir las responsabilidades inherentes a su decisión de utilizar el puerto de Iquique, en lugar de el de Arica, explica la ASP-B.

“En conclusión, la Asociación Accidental Tunari debe asumir las responsabilidades inherentes a su determinación de escoger el puerto de Iquique para realizar la importación de su carga; no así el Estado boliviano”, concluyó la ASP-B.

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes


   

36
52

Otras Noticias