Asoban: diferimiento frenará otorgamiento de nuevos créditos

Financieras afirman que diferimiento expone a entidades a riesgos de solvencia.
martes, 1 de septiembre de 2020 · 00:04

Página Siete  /  La Paz

La Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) sostiene que la nueva ampliación del diferimiento del pago de créditos hasta el 31 de diciembre frenará el crecimiento de la cartera, lo que hará que se tengan menos utilidades; por lo tanto, los bancos tendrán menos capacidad para prestar recursos a las personas y empresas.

“El fortalecimiento del patrimonio de las entidades proviene de la reinversión de las utilidades. Después de 10 meses de no recibir los flujos de recursos del cumplimiento de los créditos, el sistema bancario no generará las utilidades necesarias para fortalecer su patrimonio, por lo que la expansión crediticia también se verá afectada”, advirtió el secretario ejecutivo de la Asoban  Nelson Villalobos, en respuesta a un cuestionario enviado por este medio.

Ante ese panorama, mencionó que al igual que otros sectores, el sistema bancario requiere generar utilidades para continuar expandiéndose.

“La generación de utilidades respalda la rentabilidad del sector, por lo que un sector con una rentabilidad reducida no se considera atractivo para ningún inversionista. A diferencia de otros sectores, es importante reiterar que el sistema bancario debe conservar una relación entre su patrimonio y los créditos que coloca”, señaló el representante de la banca.  

El diferimiento también aumenta el riesgo de incremento de la mora y expone a algunas entidades a riesgos de solvencia, ya que el tamaño y nicho al que atiende cada entidad son distintos, aspectos que no son considerados en normas generales que denotan la falta de conocimiento de las particularidades del funcionamiento del sistema bancario, dijo Villalobos.

“Para el sistema bancario es muy preocupante la adopción de medidas de este tipo, pues los efectos en el mediano y largo plazo pueden ser significativos”, anticipó.

Al 31 de julio de este año, la previsión de la cartera en mora en el sistema financiero alcanza a 5.980 millones de bolivianos, monto que va en ascenso año tras año.

Repercusiones

El economista Jaime Dunn afirmó que los 2.100 millones de dólares es un monto muy grande que aunque no ha llegado a comprometer el patrimonio, ni la solidez del banco,   está creciendo al ritmo de 500 millones de dólares por mes y eso obviamente causa una falta de liquidez a los bancos

“Como no se están devolviendo los créditos otorgados, las financieras no tienen cómo generar nuevos préstamos. Por otro lado, los ahorristas pueden pedir la devolución de sus recursos. El resultado final es con esta falta de liquidez, los bancos no tienen para generar cartera y lo que se espera para que la economía se recupere  es que generen cartera”, evaluó.

El presidente del Colegio de Economistas de Santa Cruz  Fernando Vargas indicó que si al sistema financiero le faltan recursos o tiene problemas de liquidez, es el Banco Central de Bolivia el que debe proveer esos recursos para precautelar la salud del sistema financiero y así no afectar el flujo de recursos hacia la economía.

Por otro lado, también consideró que la aprobación de la norma, desde que fue impulsada por los legisladores del MAS, es una medida política y electoral, al igual que la ley del 50% de condonación de alquileres.

“Estoy convencido de que hay un tema electoral, porque si bien tiene una intención buena, no tiene mucho sustento técnico”, analizó Vargas.

Erick Morón, diputado de UD,  afirmó que la nueva norma de diferimiento es una ley que ya estaba aprobada, pero el Gobierno nunca la quiso cumplir  porque hacía una medición preelectoral.

“Ya se tenía la norma, pero en el Gobierno no quisieron promulgarla ni que su cumplimiento sea al 100%, con el objetivo de hacer una medición preelectoral y seguramente congraciarse con algunas familias. Pero, el tiempo ha mostrado que todos los bolivianos hemos sido afectados por la crisis y ahora el Gobierno cambia su planteamiento, mientras se acerca el proceso electoral, ahora ya promulga y acata cuando la ley ya estaba”, manifestó Morón.

Dijo que, si bien su cambio de línea fue 100% electoral,   no deja de ser un aliciente para los deudores del sistema financiero, que, en vez de ayudar a un sector, beneficia a una gran mayoría.

 

 

 

 


   

Otras Noticias