Litio, bonos, inversión y apoyo a empresas, ejes de los partidos

Las propuestas buscan industrializar el litio, inyectar recursos a la economía, otorgar créditos a las Mypes y Pymes y generar más empleos.
lunes, 21 de septiembre de 2020 · 01:10

Página Siete / La Paz

La industrialización del litio, la pausa en el pago de la deuda externa, continuidad de bonos sociales, apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas e inversión son algunas de las medidas que proponen los  frentes para enfrentar la crisis económica derivada de la pandemia.

Comunidad Ciudadana (CC) propone  la constitución de un Fondo de Reactivación y Reconversión de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa con recursos de las entidades de intermediación financiera para respaldar iniciativas de reactivación y crecimiento económico.

También se impulsarán  inversiones públicas y se plantea una inyección de recursos a la economía del 15% del PIB el primer año de Gobierno, para estimular el  consumo, y la demanda principalmente de la  producción nacional,    orientada a recomponer las cadenas productivas golpeadas por la pandemia. 

Se priorizará la política de Compro Boliviano y se continuará entregando bonos a los sectores más vulnerables.

Asimismo, CC plantea retomar el proyecto de industrialización del litio para la inserción del país en la cadena global de producción de baterías y autos eléctricos. Para este frente, la participación de empresas extranjeras con aporte de innovación y desarrollo tecnológico es una necesidad, en particular para la producción de hidróxido de litio y cátodos de  las baterías eléctricas. 

El candidato del Movimiento al Socialismo (MAS)  Luis Arce  presentó  un Plan de Reconstrucción Económica en el que se prioriza la industrialización con sustitución de importaciones. Se  promueve la demanda de mercado interno y la inversión pública.

Se promete  capital semilla desde el BDP para emprendedores jóvenes.  

Se buscará también reducir la subvención e importación de diésel que  cuesta al país más de 1.200 millones de dólares al año con la generación de diésel ecológico de segunda generación. Esto es la transformación en combustible de grasas animales que se generan en el faenado de ganado vacuno y porcino.

Otro de los pilares del proyecto del MAS es el plan Maestro de Industrialización del litio a través de una alianza estratégica con  inversión privada externa o nacional. Se avanzará en el proyecto con la empresa alemana que estaba interesada o en su defecto, se buscará un socio.

  Arce adelantó que se  negociará la suspensión del pago de la deuda externa por dos años.

La alianza Creemos, en su propuesta,  apunta a la construcción de  una economía equilibrada, manteniendo su estructura plural, pero basada en la inversión e iniciativa privada.

Anuncia una  reestructuración del gasto fiscal eliminando todos los gastos  superfluos e innecesarios como la publicidad y propaganda, refrigerio de los funcionarios públicos,  flota presidencial de aviones y helicópteros.

Se negociará con los organismos internacionales una postergación del pago de la deuda externa hasta el año 2023.

Los recursos obtenidos se destinarán a poner en marcha un  ingreso minino de 500 bolivianos mensuales por 18 meses a las familias más necesitadas para que puedan adquirir alimentos mediante tarjeta y a poner en marcha un Plan de Inversiones de Emergencia, por 10.000 millones de bolivianos,   para proyectos pequeños intensivos en mano de obra e insumos nacionales que generen 300 mil empleos.

Se pondrán en marcha medidas que garanticen seguridad jurídica a las inversiones y se potenciarán las Alianzas Público Privadas para atraer 10.000 millones de dólares en cinco años. Para desarrollar el emprendedurismo basado en las nuevas tecnologías y servicios de alto valor agregado, se pondrá en marcha el Fondo del Bicentenario con 2.500 millones de dólares en cinco años para operaciones de capital riesgo y aumentos de capital.

El Frente para la Victoria (FPV) dentro de su programa antes de la crisis de la pandemia apuntaba a generar un crecimiento de la economía entre 2020-2024 de 6,5% en promedio con base en una mayor inversión de infraestructura y producción minera. También propone un Fondo de Estabilización Fiscal.

Hasta diciembre 2021 plantea como meta pavimentar en 100% la red vial fundamental.

Alianza Libre 21, que postula a la presidencia a Jorge Quiroga, apuesta al fortalecimiento del sistema financiero como base para la canalización de recursos a los actores productivos.

Ramiro Cavero, representante de ese frente, explicó que se  implementará un Programa de Fortalecimiento Patrimonial de la banca y se buscará inyectar liquidez al sistema. Se dará apoyo al sector empresarial con subsidio al empleo para que no se despida a trabajadores;  se repondrá el hospital de empresas. Se impulsará la  inversión publica intensiva en mano de obra y se creará un seguro de desempleo.

MAS: inversión pública, industrialización

Se reactivará el programa Mi Primer Empleo para apoyar a los jóvenes.

Se fortalecerá la actividad agropecuaria, se sustituirán los alimentos importados y se dará continuidad a programas de riesgo y fertilización de la tierra.

Se impulsará el desarrollo de 41 industrias vinculadas al litio y se desarrollarán los salares de Coipasa y Pasto Grande para generas mayores reservas de litio.

Se renegociará el pago de capital e intereses de la deuda externa y dejar de pagar dos años para orientar ese dinero a la reactivación económica.

 Se creará un impuesto a las grandes fortunas y se bajará el IVA cuando se pague con tarjeta de débito o crédito.

Para fortalecer la demanda interna se devolverá el IVA a los contribuyentes cuyos ingresos sean bajos.

Se trabajará en una gestión fiscal responsable.

La industrialización será un eje central.

Comunidad Ciudadana: inversión pública 
 

Se promoverá  el desarrollo de la construcción inmobiliaria y de vivienda social, así como el de obras públicas, combinando  recursos  públicos con la innovación del sector privado.

Se desarrollará la industria  del litio generando valor agregado.

Se apoyará emprendimientos emergentes con apoyo de   la banca de desarrollo fortalecida, con los servicios y productos financieros innovativos, tales como capital semilla, capital riesgo, crownfunding.

 Se promoverá  la “integración vertical” del sector agropecuario  (incluyendo a la agricultura familiar) con el sector industrial.

Transferencias condicionadas o bonos hacia los sectores más vulnerables.

Inyección de recursos del 15% del PIB en el primer año para  reponer el consumo y estimular la demanda, principalmente de la  producción nacional.
 

Creemos:  liberación de las  exportaciones

Se liberarán totalmente las exportaciones  con una comisión de seguimiento del abastecimiento interno junto con  los actores privados para aumentar  producción y acceder a divisas.

 La postergación de la deuda  externa por dos años   garantizará recursos para apuntalar la inversión. 

 Se apuesta a construir una economía de libre mercado, en la que compitan en igualdad de condiciones las empresas públicas y privadas, fortaleciendo los servicios especialmente los basados en las nuevas tecnologías, y abierta al mundo.

El diagnóstico de Creemos parte  de la preocupación por el  déficit fiscal de 12% del PIB, una recesión que va a ser superior a 7% PIB, con un desempleo del 12% y miles de unidades   en riesgo de cerrar.

Por eso las medidas que implementarán buscan  construir  una senda hacia el equilibrio fiscal y el crecimiento de largo plazo.
 

Libre  21: apoyo al empleo y empresas

 Se pagará deuda flotante del  sector público con el sector privado. 

 Se impulsarán programas intensivos de empleo de emergencia. Se subsidiará empleo para evitar despidos.

Se propone que parte de la  planilla salarial servirá para descontar  impuestos.

Se reorientará la inversión pública hacia programas intensivos en mano de obra.

Se necesitará una inyección de 8.000  millones de dólares para la reactivación, para lo cual se recurrirá a deuda externa y donaciones.

Se impulsarán programas para la contratación de gente joven.  Se seguirá con la cancelación de bonos sociales

Se eliminará el Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF) y el Impuesto a las Transacciones (IT) se irá eliminado gradualmente para las empresas en problemas. Todas las facturas servirán de descargo.

Se facilitará el pago de impuestos en general.
 

 

 

 


   

Otras Noticias