Eléctricas piden fideicomiso de Bs 1000 millones del TGN para garantizar suministro

La Cámara Boliviana de Electricidad señaló que la mora en la facturación provocó una asfixia económica en el sector.
martes, 29 de septiembre de 2020 · 17:24

Página Siete Digital

La Cámara Boliviana de Electricidad (CBE) advirtió este martes que la mora en la facturación está asfixiando al sector, por lo que propuso al Gobierno que a través de un decreto supremo se proceda a un fideicomiso de 1.000.000.000 bolivianos con recursos del Tesoro General de la Nación (TGN) para pasar el temporal y no llegar al extremo de afectar el suministro de energía.

“Las distribuidoras, no pueden pagar a las transportadoras y generadoras, y éstas no cuentan con los recursos necesarios para operar con normalidad. Si las condiciones no cambian, el suministro de energía podría verse afectado”, advirtió la CBE a través de un comunicado.

Frente a ese panorama la Cámara propuso al Gobierno la aprobación de un decreto supremo que permita al Ministerio de Energías constituir un fideicomiso de Bs 1 mil millones (1.000.000.000) destinado a superar la amenaza de un “apagón” financiero -que de acuerdo a la entidad- se cierne sobre cooperativas, empresas privadas y públicas del sector, afectadas por una mora inédita y una preocupante perspectiva de iliquidez, que podrían conspirar incluso contra el suministro normal del servicio.

La CBE señaló que el objetivo del pedido es que las empresas eléctricas de distribución puedan acceder a recursos equivalentes a los montos de la facturación que les corresponde pagar a los consumidores, cuyas cuentas se difirieron conforme al DS 4206 del 1 de abril, para que a su vez éstas puedan pagar a las empresas de Generación y Transmisión.

De acuerdo a la propuesta, el monto del fideicomiso se originaría en un préstamo del Banco Central de Bolivia (BCB) al TGN, que sería devuelto por las empresas de distribución en un plazo máximo de 18 meses sin intereses y a medida que los consumidores vayan pagando sus facturas pendientes por servicio eléctrico.

“El volumen de los recursos previstos para el fideicomiso sale de considerar la facturación de la categoría domiciliaria, que es la única que no presenta decrecimientos como consecuencia de tener a las personas en sus hogares por la cuarentena, por los meses de abril, mayo y junio de 2020, descontando el monto de la subvención establecida que cubriría aproximadamente el 40% del total de la facturación”, explicó el sector.

De acuerdo a la Cámara se arrastra una mora desde los conflictos de octubre y noviembre del año pasado, entonces las deudas acumuladas de los consumidores representaban aproximadamente el 20%, pero la situación se agravó desde marzo pasado por el efecto de la pandemia del Covid-19 y las disposiciones aprobadas para beneficiar a los consumidores domiciliarios.

“La caída en el pago por facturación que se está observando en estos momentos está entre el 60 y el 80% de la facturación, lo que provoca un quebranto en las finanzas de las empresas, deteriora su flujo de caja, y afecta la fluidez del sistema de pagos existente a las empresas de Transmisión y Generación de Electricidad”, añadió.

 

 


   

Valorar noticia

Otras Noticias