Advierten impacto negativo en jubilaciones por retiro de aportes

No sólo disminuirán las rentas de quienes pidan devolución de aportes de las AFP, sino del resto de afiliados que tendrán menor rentabilidad cuando se jubilen.
viernes, 22 de enero de 2021 · 05:24

Página Siete / La Paz

Analistas y empresarios  advierten que el retiro de aportes a la AFP puede afectar la jubilación no sólo de quienes  pidan que se les devuelva el dinero hoy, sino de todos los que en el futuro decidan tramitar sus jubilación porque disminuirá la rentabilidad. 

También puede  tener  un impacto en el sistema financiero con menor oferta de recursos para invertir de las AFP.

El proyecto de ley para la devolución parcial o total de aportes a las Administradoras de Fondo de Pensiones (AFP)  permite el retiro de fondos en un rango máximo de  15% a 100%; pero establece  exclusiones para seis grupos, entre estos  a quienes están trabajando en el sector público o privado y a los que acumularon más de 100 mil bolivianos.

El analista financiero Pablo Pinell explicó que los recursos de  los aportes que realizan las personas al Sistema Integral de Pensiones (SIP) son invertidos por las  AFP  en diferentes títulos-valores, en empresas que requieren financiamiento y en bonos del Tesoro. Alrededor de un 70% está colocado en Depósitos a Plazo Fijo (DPF) del sector financiero.

Las AFP garantizan liquidez a los bancos para que estos puedan seguir canalizando créditos destinados a  inversión productiva, compra de vivienda social y otros. También financian a largo plazo a las empresas que emiten bonos y que necesitan recursos para invertir en su crecimiento. Y el Gobierno también demanda sus recursos con la emisión de bonos o letras del Tesoro, manifestó el analista.

 “No es que las AFP tienen la plata en una caja fuerte sino que los recursos que captan de los afiliados los tienen invertidos. Y ahora que se va devolver parte de los aportes deberán analizar  de dónde sacarán los  recursos líquidos”, precisó. 

En criterio de Pinell, probablemente para efectuar la devolución,   las AFP tomarán el dinero que se depositará de los aportes laborales en los siguientes meses y dejarán de invertir.  La otra alternativa que tienen es vender algunos de los títulos-valores donde invirtieron, aunque eso puede disminuir el valor inicial.

“Si invirtieron en un DPF,  al venderlo para obtener liquidez  tendrán que hacerlo con algún descuento antes de su vencimiento y esa decisión    afectará la rentabilidad a todo portafolio de la AFP”, subrayó.

Añadió que esto tiene a su vez otra consecuencia, ya que al perderse rentabilidad, se afectará la ganancia que se esperaba obtener   para incrementar el valor de los aportes de la jubilación.

Otro analista, que prefirió mantener su nombre en reserva,  coincidió en señalar   que si ese dinero que se capta de los aportes para gastarlo en la devolución, entonces se deja de invertir y de  generar  ganancia.  “Las AFP al dejar de invertir generan menor rentabilidad y eso  afectará las  pensiones de los  actuales y futuros  jubilados”, advirtió.

Pinell también sostuvo  que puede darse  un impacto negativo para el sistema financiero, ya que para la devolución las AFP dejarán de invertir los recursos que capten de los afiliados en los siguientes meses.

De darse esta situación,  los bancos, entidades que esperaban captar estos recursos para obtener liquidez o financiar proyectos a través de la emisión de bonos corporativos u otros instrumentos, tendrán una menor oferta y probablemente paralizarán inversiones.

Empresarios ven riesgos

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Rolando Kempff, expresó la preocupación de los empresarios por el proyecto de ley de retiro de aportes. Advierte que puede desestabilizar el Sistema Integral de Pensiones (SIP) y el sistema financiero en el país.

“Va a ser muy importante conocer de parte del Órgano Ejecutivo si se ha realizado algún estudio actuarial, que respalde y garantice la factibilidad de esta devolución de aportes y que esta no afecte la sostenibilidad de la seguridad social de largo plazo y consecuentemente las pensiones para la jubilación actual y futura”, precisó.

Agregó que todo sistema funciona como un conjunto de elementos relacionados entre sí, por lo cual se debe tender a mantener el equilibrio necesario de esos elementos que garantice la estabilidad.

“El SIP debe garantizar a todos los bolivianos el acceso a la seguridad social de largo plazo mediante una jubilación digna. Nuestra preocupación es porque  una posible devolución, sea parcial o total, de los aportes podría desestabilizar el SIP y alcanzar con sus efectos al sistema financiero del país”, alertó. 

De acuerdo con Kempff, el total de aportes en el SIP llega alrededor de los 20.000 millones de dólares, de los cuales más del 98% está invertido en diferentes instrumentos financieros como DPF en entidades del sistema financiero y bonos. 

Sólo  un poco más del 1% correspondería a recursos de alta liquidez, siendo estos insuficientes para cubrir con la demanda esperada en la aplicación de la medida dispuesta por el Gobierno.

El presidente de la  CNC  sostuvo que los recursos de las AFP al invertirse en el sistema financiero   han permitido acomodar créditos al público con  bajas tasas de interés y amplios plazos de financiamiento. “Un posible retiro de esos recursos, sumado a la reciente medida de diferimiento y periodo de gracia, podría  comprometer la liquidez del sistema”, observó.

Además, los niveles de inversión y empleo podrían verse comprometidos, puesto que las administradoras de fondos de pensiones  también financian el sector productivo del país a través de inversiones en bonos bursátiles de las empresas.

El SIP está compuesto aproximadamente por un poco más de 2,4 millones de personas que aportan: el 54% a la AFP Previsión y 46% a la AFP Futuro.

Comisión de Diputados aprobó sin cambios proyecto de ley

La Comisión de Planificación de la Cámara de Diputados aprobó sin cambios el proyecto de ley para la devolución parcial o total de aportes a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

De acuerdo con  la explicación que recibieron los miembros de la comisión de parte de la viceministra de Pensiones, Ivette Espinoza, los asegurados que podrían recibir el 100% de sus aportes con el retiro alcanzan a 215.462 personas.

 Las proyecciones que maneja el Gobierno dan cuenta que 1,4 millones de personas tienen un monto inferior a 100 mil bolivianos acumulados en sus cuentas en las AFP. “El 95% de las personas con monto menor a 100 mil  bolivianos representa el 53% del total acumulado de las Cuentas Personales Previsionales (CPP)”, precisa uno de los cuadros expuestos en la Comisión de Planificación 

Los grupos que quedan excluidos del beneficio de la devolución de aportes son los que tienen ingresos del sector público o del privado que, de acuerdo con las cifras del Gobierno, alcanzarían a 613.509 personas.

Los que tienen aportes desde diciembre de 2019 tampoco se beneficiarán. Este grupo asciende a 57.327 personas.

Miguel Roca, diputado de Comunidad Ciudadana,    observó la exclusión de varios grupos que tienen derecho a retirar sus aportes a las AFP.

Para la devolución, según el Gobierno, se tiene la recaudación mensual de las AFP, vencimientos de cartera  y otros.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

4
21