El MAS y la oposición discrepan sobre el uso del millonario crédito de la CAF

Legisladores cuestionaron que los recursos prioricen la inversión pública en megaproyectos antes que atender la emergencia por la Covid-19, equipamiento de hospitales, UTI y más ítems para salud.
jueves, 28 de enero de 2021 · 05:04

 Lidia Mamani / La Paz

En el pleno de la Cámara de Diputados, los legisladores del Movimiento Al Socialismo (MAS) y de la oposición discreparon ayer sobre el  destino  de un  millonario  crédito de la Corporación Andina de Fomento (CAF) de 350 millones de dólares.

Durante su sesión ordinaria, la Cámara de Diputados dio tratamiento al proyecto de Ley 063/2020-2021 sobre el contrato de préstamo suscrito entre Bolivia y la CAF, destinado a financiar el programa línea de crédito contingente de apoyo anticíclico para la emergencia generada por la Covid-19.

 El contrato  fue suscrito en junio de 2020 durante el gobierno de transición de Jeanine Añez y luego remitido al Legislativo para su  aprobación, hecho que fue denegado por la mayoría de la bancada del MAS y  fue pospuesto para esta nueva  legislatura.

La  ministra de Planificación, Felima Gabriela Mendoza, durante su exposición ante el pleno de diputados señaló que los recursos del préstamo servirán de  apoyo presupuestario para el Tesoro General de la Nación  y son de libre disponibilidad.

Por tanto, los mismos serán destinados en el corto plazo a cumplir los requerimientos no solo de la pandemia, sino de proyectos de   inversión pública.

“Son 350 millones de dólares, el organismo ejecutor es el Ministerio de Economía, a un plazo de 20 años, con  seis años de gracia. Es un crédito de libre disponibilidad, estamos atendiendo ambas cosas simultáneamente”, dijo Mendoza.

Al respecto, el diputado de Comunidad Ciudadana  Miguel Antonio Roca  cuestionó que se concentren grandes recursos en la construcción de megaproyectos, antes que atender la salud y la  emergencia por el coronavirus.

“Llama la atención que  el 85% de los recursos se vayan a destinar para 14 proyectos de inversión, de los cuales 10 son ejecutados por empresas extranjeras, entre ellas  dos rusas y ocho chinas, y el resto por cuatro bolivianas”, observó.

En la misma línea, su colega Mariana Morales remarcó la importancia que tiene en este momento  la lucha por la salud, ya que sin ella no hay vida. “Es importante  incrementar la cantidad de las unidades de terapia  intensiva (UTI) en el país, ya que no pasan de 423 unidades para atender a los más de 11 millones de habitantes”, indicó.

 

El diputado  de Creemos  Erwin Bazán  también cuestionó el destino al identificar que el  64% se piensa dirigir al sector transporte, administración, 14%, y a salud solo  20% del total del préstamo, cuando se requiere que la mayor parte vaya para la atención a los pacientes con Covid-19.

Entretanto, el diputado por el MAS  Pacífico Choque  manifestó que los 350 millones de dólares irán en  favor del Estado y que con ese dinero se reactivará la economía del país. “Es importante hablar de salud, pero también es importante hablar de infraestructura, porque son proyectos que están paralizados, hay planillas sin pagar y familias que no reciben el sueldo y no tienen ingresos, esta ley está destinado para proyectos de continuidad”, dijo.

Su colega Juan Zurita destacó que las regiones sufren por caminos y que no tienen con qué sacar sus productos,  por eso es importante que se destinen esos recursos en obras en cada uno de los departamentos.

Por su parte la diputada de Creemos  Mariel Marín  saludó que la demanda mayor en la cámara sea la lucha por la salud, porque la gente se está muriendo por falta de financiamiento y equipos en los  hospitales que no funcionan porque no tienen con qué. “Beni tiene un déficit de 80 millones de bolivianos, tiene deudas con sus trabajadores, no es posible que salud esté en tercer lugar. Mi departamento está en emergencia”, lamentó.

Ante la constante consulta de que se está restando recursos a la lucha contra el Covid, la ministra Mendoza descartó que sea así  y citó que se asignaron  1.400 millones de bolivianos  durante la gestión de gobierno de Luis Arce.

Los recursos  fueron destinados para pruebas de antígeno, compra de 15 millones de vacunas contra la  Covid-19  y otros 30 millones de dólares van a  ítems de personal médico. “Entonces, a partir de este crédito no se está descuidando la pandemia. Se está destinando 2.896 millones de bolivianos para dar continuidad a obras de hospitales previstos este año”, dijo.

El crédito de la CAF fue aprobado pese a las observaciones.

El diputado de CC  César Virguetti sostuvo  que no se escuchó a la oposición que observa que se destinen los recursos a megaproyectos en lugar de atender salud y a las regiones.

 


 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias