Las «offshores» detrás del hombre fuerte de Comteco

Fernando Gamboa Afcha es economista de profesión y una figura con luces y sombras en la historia de una de las telefónicas más importantes de Bolivia.
martes, 12 de octubre de 2021 · 18:53

Equipo Pandora Papers Bolivia / CLIP  

“Querida Cheryl: se adjunta el documento de incorporación y la copia del pasaporte del único beneficiario del nuevo PIC. Como se discutió por teléfono, este PIC debe ser exactamente como Biskaya Worldwide Limited en términos de estructura, ya que el beneficiario es el mismo (SIC)”, se lee en el email enviado a las 16:45 del 20 de enero de 2012.

El correo sale desde la bandeja de un intermediario de Trident Trust, en Bolivia, y señala a Fernando Gamboa Afcha como el beneficiario de una nueva compañía offshore en proceso de creación que, así como Biskaya Worldwide Limited, fue incorporada en Islas Vírgenes Británicas, el primer paraíso fiscal favorito de los bolivianos.

El momento en que se crea esta offshore Gamboa Afcha bordeaba las dos décadas al frente de Comteco, una de las empresas de telecomunicación más grandes de Bolivia, que absorbió a la Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica Cochabamba S.A. (Elfec) en 2008, pasando a denominarse desde entonces Comteco-Elfec.

También, a inicios de ese 2012, varios ejecutivos de Elfec que propiciaron la venta de acciones a Comteco enfrentaban un proceso por organización criminal,  legitimación de ganancias ilícitas y enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado, por la suma de 13,4 millones de dólares.

También puede leer: Pandora papers: Dominga, la mina que pone en jaque a Piñera

Esta investigación, que inició la Fiscalía boliviana en noviembre de 2011, estaba vinculada a un entramado offshore que la filtración de los Papeles de Panamá ayudó a dilucidar.

Y para cuando Trident Trust recibió el pedido de constituir otra offshore para Gamboa Afcha, el Gobierno boliviano ya había consolidado la nacionalización de Elfec, compañía en la que Comteco tenía el 52,20% de las acciones.

Desde entonces hasta la fecha ‘ha pasado mucha agua bajo el puente’ de Comteco. Con Pandora Papers -la filtración sin precedentes de casi 12 millones de archivos al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), que fue liberada el 3 de octubre de 2021- esta historia toma nuevos bríos. Justo cuando Gamboa Afcha está nuevamente al frente de Comteco, luego de una ausencia de casi siete años.

El hombre de Comteco

Fernando Gamboa Afcha es economista de profesión y una figura con luces y sombras en la historia de una de las telefónicas más importantes de Bolivia, que opera en Cochabamba, el corazón geográfico de este país sudamericano. Casi la mitad de su vida está ligada a esta cooperativa que cuenta con alrededor de 120.000 socios.

Llegó allí siendo un treintañero, en 1993, cuando esta telefónica tenía apenas 40.000 líneas instaladas y salió cuando –según sus propias palabras– esta cifra había subido a 201.000, además de haber diversificado su portafolio de productos, como la provisión de internet de banda ancha, televisión por cable y haber concretado sociedad con una telefónica internacional.

Estuvo cinco años en la gerencia comercial y 15 al frente de la gerencia general, hasta 2013.

Cuando dejaba la dirección de Comteco, en una entrevista que le hizo la revista OH! del diario Los Tiempos de Cochabamba, decía que lo hacía después de “hacer realidad el sueño de los socios de consolidar una cooperativa, sorteando todos los obstáculos que se presentaron en el camino” y porque era momento de abocarse a realizar sus sueños y los de su familia.

En “ese proceso de hacer realidad los sueños de los socios”, el directorio de esta cooperativa -del cual era parte Gamboa Afcha- hizo negocios con ejecutivos de Elfec, que usaron un entramado offshore para vender el 52,20% de sus acciones a Comteco.

También, en “ese proceso de hacer realidad los sueños de los socios” de la telefónica cochabambina, Gamboa constituyó dos offshores para gestión de patrimonio, depósito de reservas de efectivo en el exterior y crear un fideicomiso para su familia, según la revisión de documentos que realizó el equipo Pandora Papers Bolivia.

Lo que revelaron los Papeles de Panamá

En 2008, cuando Gamboa Afcha estaba al frente de la gerencia general, Comteco se expandió al adquirir el 52,20% de las acciones de la eléctrica Elfec. Esta operación colocaba a esta cooperativa en una situación envidiable, pues manejaba dos sectores muy rentables: la telecomunicación y el suministro de energía eléctrica a Cochabamba, según datos del Instituto Nacional Estadísticas (INE), uno de los departamentos con mayor crecimiento de Bolivia.

En ese año y con esta operación, esta cooperativa alcanzaba un patrimonio que rondaba los 200 millones de dólares. Entonces, todo parecía color de rosa.

De hecho, el presidente del Consejo de Administración de Comteco, Hugo Franco, le dijo al equipo Pandora Papers Bolivia, que con Elfec se generaron utilidades por 5 millones de dólares entre 2008 y 2010.

Lo curioso es que este paquete accionario adquirido en abril  de 2008, tenía tras sí negociados en paraísos fiscales que habían comenzado un año antes, con la constitución de Soelbo S.A. en Panamá. Esta offshore había sido creada por ejecutivos de Elfec, quienes mediante ésta vendieron a Comteco el 52.2% de sus acciones. Soelbo S.A. fue creada por el proveedor offshore Mossack Fonseca. Esto fue puesto al descubierto tras la filtración de los Papeles de Panamá, en un reportaje que publicó, en 2017, el diario Los Tiempos.

Recordemos que este proceso de compra ya había generado que el Estado, en noviembre de 2011, indagara a los directivos de Elfec. Pero, una vez se publicaron los Papeles de Panamá, la Asamblea Legislativa creó una comisión para investigar a los bolivianos que aparecieran vinculados. Y fue entonces, por segunda vez, que el Estado volvió a poner en carpeta este caso, junto a otros 12.

Después de casi cuatro años del cierre de esta comisión legislativa, el único avance de esta investigación que se ha hecho público es el de la familia Doria Medina, un político opositor a Evo Morales cuyo caso no era parte de la filtración de los Papeles de Panamá, pero que los legisladores decidieron incluirlo a la lista.

La nacionalización 

En 2010, dos años después de que Comteco se hiciera con el 52,20% de las acciones de Elfec, el gobierno de Evo Morales nacionalizó a la proveedora de electricidad para Cochabamba.

Desde 2006 Morales había realizado la estatización de empresas claves en sectores como los hidrocarburos y la electricidad. Con la expropiación de Elfec, el Estado tomó control mayoritario del sector eléctrico, dado que ese año revirtió cuatro compañías eléctricas de operadores privados, que desde 1986 tenían este negocio en sus manos.

Según Franco, en ese entonces, el gobierno de Morales se comprometió a pagar una justa compensación, pero a la fecha “no dio ningún centavo”. Ahora Comteco reclama una indemnización de 20 millones de dólares.

También puede leer: Fabricante de dulces se relame con el éxito de «El juego del calamar»

Lo que revelan los Pandora Papers

Pero la historia no queda ahí. Para seguir desenredando el ovillo es necesario volver al 8 de mayo de 2009, un año antes de la nacionalización de Elfec. En esta fecha, Gamboa Afcha, a través de un intermediario de Trident Trust en Bolivia, creaba la offshore Biskaya Worldwide Limited en Islas Vírgenes Británicas.

En un formulario de información de Trident se lee que el principal motivo para crear esta compañía pantalla era gestionar patrimonio.

Trident Trust es un proveedor global de servicios offshore. En una declaración escrita, Trident dijo que está comprometido con el cumplimiento de todas las regulaciones aplicables y que coopera de forma rutinaria con las autoridades. La empresa se negó a responder preguntas sobre sus clientes que le envió el ICIJ.

En la documentación filtrada, se analizaron una serie de correos que fueron enviados por el intermediario boliviano a Trident y viceversa. En dichos emails, hay un cruce de información sobre los datos del beneficiario y de allí se desprende que tenía el 100% de las acciones de la compañía.

A principios de 2012, dos meses después de que la Fiscalía boliviana le iniciara un proceso a los directivos de Elfec por crear sociedades offshore para vender las acciones de estas empresas a Comteco, Gamboa Afcha recurrió nuevamente a Trident, para constituir otra offshore y contrató al mismo intermediario.

Acrogem Group Limited fue registrada también en Islas Vírgenes Británicas el 10 de enero de 2012, con el siguiente fin: “Depósitos de reservas de efectivo en el extranjero para el beneficiario”.

Las acciones de esta offshore estaban en poder de la empresa Park International Limited, que figura como responsable de manejar un fideicomiso en el que Gamboa Afcha figuraba como principal beneficiario y colocaba a sus familiares como beneficiarios secundarios, en caso de muerte.

Otro dato que se desprende de la revisión de documentos, es lo sucedido el 25 de abril de 2012 cuando la primera offshore creada por Gamboa Afcha transfiere todos sus activos (efectivos e inversiones) a una cuenta de Acrogem en un banco suizo, pero no se detalla el monto depositado. También, en esa misma fecha se cancela y se cierra la cuenta a nombre de Biskaya Worldwide Limited. Lo no queda claro es si esta offshore fue de igual manera cerrada en esa fecha o si continúa activa.

Pero, según el estado de activos de reporte de rendimiento de inversiones a agosto de 2013, la cuenta de Acrogem Group Limited en un banco suiza reportaba que esta offshore tenía un poco más de un millón de dólares.

Previamente, en mayo de ese año, Gamboa Afcha renunció a su cargo de gerente general en Comteco aludiendo motivos de salud. “Lamentablemente, la salud no me acompaña, creo que tengo dificultades y esa es mi única razón”, dijo en una entrevista que le hizo el periódico Opinión.

Este economista había llegado a esta cooperativa de telecomunicaciones con 30 años y se iba con 50, pero volvió a ponerse al frente en 2020 tras la renuncia de Evo Morales a la Presidencia de Bolivia.

Es en ese entonces, cuando la jefa de Estado Jeanine Áñez prometió devolver las acciones de Elfec a Comteco.

Esta promesa quedó en nada con el retorno del partido de Morales, el Movimiento Al Socialismo (MAS), al poder en las elecciones de octubre de 2020.

De la negación a la aceptación

Cuando el equipo Pandora Papers Bolivia hizo el primer contacto con Gamboa Afcha para su descargo, su primera reacción fue aseverar:

“Se debe tratar de un homónimo, no tengo ninguna empresa en Islas Vírgenes Británicas”

Los siguientes días, después de recibir la solicitud y el cuestionario, dijo que estaba recibiendo, en Sao Paulo (Brasil), un tratamiento de quimioterapia por estar aquejado “de un cáncer muy agresivo”.

Posteriormente, señaló: “Mencionar que sí, tuve alguna vez acceso a empresas offshore, atendiendo promociones públicas en el mercado boliviano, fue un pequeño capital, que en relación a los costos de mantenimiento de la misma no justificaba su existencia por lo que fueron inactivadas hace ya varios años” (SIC).

“Los ingresos que allí se depositaron fueron generados en las pocas consultorías que realicé en el exterior antes de contraer este cáncer que ya no me deja viajar”, agregó.

También puede leer: 12 de octubre: una conmemoración, varias denominaciones políticas

Sobre el fideicomiso para su familia que revelan los Papeles de Pandora añadió: “No son beneficiarios de parte de ningún fideicomiso”.

Dijo también que no participó en la compra de acciones de Comteco a Elfec que se hizo durante su gestión, a través de un entramado offshore. También negó haber enfrentado procesos.

Ronald Pinto, socio de Comteco y abogado que interpuso una denuncia en su contra, opina lo contrario. “Como socio presenté una denuncia penal por legitimación de ganancias ilícitas o lavado de dinero contra Fernando Gamboa y todos los directivos del consejo de administración, porque ellos hicieron la compra de acciones del 52, 20% de forma ilegal”, dijo.

El Ministerio Público, en septiembre de 2015, imputó formalmente a los exdirectivos de Comteco, incluido Gamboa Afcha, por presuntos contratos lesivos contra el Estado y por legitimación de ganancias ilícitas. En enero de 2017 la justicia boliviana resolvió la extinción de esa acción penal.

Luces y sombras 

La figura de Gamboa no es para nada desconocida en el corazón geográfico de Bolivia. Hay quienes consideran a “Don Fernando” el pilar de la consolidación de Comteco en el negocio de las telecomunicaciones. También están los que opinan que su figura le ha hecho mucho daño a la institucionalidad de la cooperativa.

Entre los que lo defienden está Hugo Franco, presidente del Consejo de Administración de Comteco, quien describe a “Don Fernando” como una persona con una hoja de vida intachable y que la única denuncia en su contra es la de una persona particular.

Sobre el entramado offshore que salpicó a Comteco, dice que se tendría que haber corroborado las acusaciones -de las que también él era objeto al ser uno de los 11 ejecutivos procesados- pero “nunca se probó nada y el caso se extinguió”, dijo.

Pero, para el denunciante Pinto existe responsabilidad directa de Gamboa y de los directivos en esta operación, que califica de “dudosa”.

“El proceso mío está prescrito. No se olvide que la compra y venta se hizo en el 2008, pero la intervención fue en el 2012 y poco a poco se fue conociendo todo este secretismo (offshore)”, concluyó.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos