Inflación sube en vecinos, pero dólar fijo frena efecto en Bolivia

A nivel interno la inflación es mínima y, según expertos, el tipo de cambio fijo y la devaluación en países vecinos neutralizan un posible alza de precios en Bolivia.
sábado, 11 de diciembre de 2021 · 05:00

Página Siete / La Paz

La inflación en países vecinos se dispara, pero las devaluaciones en esas naciones y el tipo de cambio fijo   neutralizan el impacto de  un alza de los precios de productos importados en Bolivia.

El mes pasado el Índice de Precios al Consumidor (IPC) registró una variación positiva de 0,19%. La variación acumulada a noviembre fue de  0,74%.

Según el Centro Boliviano de Estudios Económicos (Cebec), los análisis de  organismos nacionales e internacionales sobre el impacto de la inflación importada en Bolivia apuntan a que  está en torno a 25%, algo que en términos técnicos se conoce como “coeficiente de traspaso”.

Es decir, si los productos importados aumentan 8% afuera, en el país implicará dos puntos porcentuales más de inflación, algo que se manifiesta en por lo menos de tres  a seis meses.

Los casos más preocupantes son Brasil 11%  e inflación en 12 meses hasta el mes más reciente, Chile 7% y Perú 6%, puesto que la inflación ha subido desde niveles casi nulos durante la pandemia. “En el caso de Argentina, la inflación está por encima de 50%, pero ha estado en esos niveles incluso antes de la pandemia”, precisa el Cebec.

Sin embargo, asegura que los efectos de la inflación de los países vecinos de momento no son preocupantes por varios motivos. “En principio porque la inflación en el país es baja (menos de 1% en lo que va de 2021) y el alza de la inflación se manifestaría en más de un trimestre. En todo caso, es más probable que el efecto de las importaciones de China sea más evidente que el de países vecinos”, subraya.

En segundo lugar, porque el alza de la inflación ha coincidido con el debilitamiento de las monedas de esos países por la salida de capitales frente al alza de las tasas internacionales como el deterioro de las condiciones locales. “Entonces, el alza de precios será mitigada por los movimientos cambiarios”, agrega.

Además, para el Cebec, el  alza de precios implicará costos más altos de importación para el sector informal mediante el contrabando, lo cual podría ser favorable para la producción nacional, cuyos precios se mantienen constantes.

El exministro de Hacienda Ronald MacLean opinó que la inflación en países vecinos siempre repercute en el país.

Pero aclaró que, en el caso de Argentina, el alza de precios  hace que su moneda el peso argentino sea más barato. “De esa manera, los bienes y servicios argentinos  se vuelven baratos, nos vamos a llenar de productos de ese país, una manzana por ejemplo será 30% más barata que la nuestra. Con menos dólares se importa más y afecta a la industria nacional”, precisó.

El analista financiero Jaime Dunn sostuvo que Bolivia, al tener un tipo de cambio fijo por el contrabando ingresa productos más baratos y eso impacta en la estabilidad de precios y en que no haya un alza.

Además, por la devaluación de su moneda, los productos que llegan, por ejemplo, de Argentina, por más que exista el efecto inflacionario, igual son más baratos cuando ingresan a Bolivia.

En todos caso, si la tendencia de alza de precios persiste en los países vecinos, sí puede tener un efecto en Bolivia en los siguientes meses, alertó.

Explicó que en el mundo hay presiones inflacionarias porque los países inyectaron recursos para reactivar su economía y las políticas fiscales contribuyeron a aumentar la demanda.

El economista Fernando Romero opinó que, mientras Argentina o Brasil sigan devaluando sus monedas, no habrá un impacto para Bolivia por la inflación desatada en esos países.

“Por   más  que tengan inflación, por el tipo de cambio, no se va a sentir eso en la economía boliviana y no habrá un efecto importante en la inflación a no ser que ocurra algo extraordinario, como una quinta ola de la pandemia de Covid-19”, puntualizó.

Además, el contrabando que mueve 2.300 millones de dólares al año hace que los precios de alimentos y otros en el mercado interno  sean más baratos y no haya presiones sobre la inflación, agregó.

Espiral inflacionaria en países vecinos

  • Alza El índice de precios al consumidor (IPC) de Argentina registró en octubre un alza interanual del 52,1 % y del 3,5 % en comparación con septiembre, conservando una tendencia al alza, aunque las proyecciones privadas auguran una leve desaceleración para el resto de 2021. (EFE)
  • Brasil La  inflación brasileña alcanzó 10,74% en 12 meses a noviembre, un máximo desde igual mes de 2003, a pesar de que el incremento mensual de precios fue ligeramente inferior al de octubre. (AFP)
  • EEUU El exdirector del BCB  Roger  Banegas opinó que en la medida que, las devaluaciones de Brasil y Argentina superen a su inflación,  habrá estímulos para comprar productos más baratos. En Brasil, la devaluación del real es de 14%. En Argentina, esto es crónico.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias