Cedla: Baja el desempleo pero el trabajo por cuenta propia sube

Seis de cada 10 personas que trabajan desde casa lo hacen asumiendo los costos de equipos, mantenimiento, internet, luz y teléfono.
domingo, 19 de diciembre de 2021 · 05:00

Página Siete/ La Paz

Este año el desempleo bajó a costa de mayor precariedad e informalidad y en el caso de los trabajadores que aún mantienen una fuente de ingresos y realizan teletrabajo, las empresas les traspasaron los costos, advierte el Centro de Estudios Laborales y para el Agro (Cedla).

El análisis está contenido en el informe Pobreza muldimensional y efectos de la crisis de Covid-19 en Bolivia 2021, con base en la encuesta con el mismo título realizada a una muestra de 878 hogares entrevistados en forma presencial, entre mayo y julio, y con una cobertura nacional.

“Se evidencia que el trabajo por cuenta propia y las salidas del mercado laboral hacen bajar el desempleo de una tasa de 11,5% a fines de 2020 a 7,6% en julio de 2021 para el área urbana. Esta importante disminución se explica tanto por el desaliento en la búsqueda de empleo que lleva a la inactividad forzada, como por el aumento de la ocupación precaria en actividades por cuenta propia, más que por un aumento de la oferta de empleos”, revela el Cedla.

En ese contexto, advierte que    la recuperación del empleo asalariado es un desafío difícil de alcanzar, puesto que  como en otras crisis  la tasa de personas con un trabajo formal sigue por debajo de los niveles previos a la crisis de la pandemia.

En 2019 cuatro de cada 10 trabajadores conformaban la fuerza laboral asalariada; hacia 2021 esta proporción se redujo a tres de cada 10, señala el Cedla.

La encuesta muestra que hoy —más que antes— predominan las contrataciones temporales, a plazo fijo o por obra o servicio y sujetas a modalidades de tercerización y subcontratación que encubren relaciones laborales bajo contratos civiles, para eludir los derechos dispuestos por la Ley General del Trabajo. 

La encuesta presenta, por otra parte,  evidencias de la transferencia de costos al trabajador.

“Seis de cada 10 personas que trabajan desde su casa lo hacen con un dispositivo (computadora o tableta) e internet propios; otros dos de cada 10 reciben un dispositivo, pero utilizan su propio internet o incluso dejan ver que utilizan sus propios equipos o maquinaria, cuando no requieren las tecnologías de información y comunicación (TIC) para su trabajo”, subraya el Cedla.

Es decir, que los costos de pago de luz, teléfono, internet, disponibilidad de equipos y su mantenimiento, el precio  de las reuniones virtuales los está asumiendo el trabajador.

El informe confirma que  a más de un año de iniciada la pandemia, las causas que desde la esfera productiva provocan incertidumbre laboral siguen presentes y los trabajadores expresan gran preocupación por el futuro de su trabajo y el comportamiento de sus ingresos. Esto se da en el   turismo, hoteles y restaurantes, servicios personales, actividades culturales y  construcción.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos