Pese a obtener un buen puntaje, critican el papel de la DGAC en seguridad aérea

Subsanadas las observaciones de una auditoría profunda de 2019, que le daban 77,48% de puntaje en la actividad aérea, el resultado preliminar de una nueva en 2021 le sube el porcentaje a 92,32%.
domingo, 5 de diciembre de 2021 · 05:17

Daniela Romero L. / La Paz

 Hasta antes del cierre de la  Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana), la crisis ya era evidente. Los trabajadores paraban de cuando en cuando, exigían el pago de sueldos retrasados, nepotismo, cuestionamientos  y cambios de directores llevaron a la empresa a un profundo hoyo.

La entidad a cargo de controlar las actividades aeronáuticas en todos los niveles es la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), pero ¿lo hizo?

La misión de la DGAC señala: “Planificar, normar y fiscalizar las actividades técnicas y operativas de la aeronáutica civil boliviana en el marco de la Constitución, las leyes, convenios internacionales, reglamentos, planes y políticas sectoriales para mantener altos niveles de seguridad operacional de forma de contribuir al desarrollo sostenible del país”, según su portal web.

“La DGAC debía controlar que Aasana cumpla sus obligaciones, pero no lo hizo. Tiene la obligación de controlar la actividad aérea, sin embargo, la realidad que hemos visto con Aasana es un claro ejemplo de que no lo hizo”, dijo el abogado y experto en temas aeronáuticos Álvaro Munguía.

Un exgeneral de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) cree que el haber entregado la DGAC a exmilitares por razones políticas trajo sus consecuencias. “Cuando la política se inmiscuye en temas netamente técnicos, todo se destruye. Estamos no sé cuántos años con directivos que no tienen el nivel para conducir la DGAC, pero sí reciben favores políticos”, señaló el militar en retiro.

¿Qué dicen las auditorías?

El pasado martes, el ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, informó que el país recibió los resultados preliminares de una auditoría ICVM de la Misión de Validación Coordinada de la OACI.  “Obtuvimos un puntaje de 92,32% en la auditoría de la OACI, esto es histórico en toda la era de nuestro país y lo recibimos con mucha humildad para seguir creciendo en la seguridad operacional y en el transporte aéreo”.

Este puntaje es el resultado de todas las observaciones subsanadas de una auditoría global anterior, realizada en 2019, la cual daba al Estado boliviano un puntaje de 77, 48% sobre 100, por debajo del promedio óptimo para la OACI, que es un 81,85%.

“Con la ICVM, Bolivia mejoraría el nivel de implementación al atender las constataciones a las 160 preguntas de protocolo observadas, a través del Plan de Acción Correctiva presentado, documentado y ejecutado por el Estado”, dice un comunicado oficial.

Un día después de presentar con orgullo el resultado de la auditoría de observaciones subsanadas, el gobierno eliminó Aasana y anunció la creación de Naabol, en medio del paro de los trabajadores, quienes hasta hoy no tienen certeza sobre su futuro.

“La DGAC tiene muchas obligaciones que no las está cumpliendo, debía fiscalizar cuando Aasana no pagaba salarios a sus trabajadores. Tal vez con una intervención oportuna no estaría pasando esto”, complementó el general en retiro de la FAB.

Trabajadores de la ex-Aasana mantienen una huelga.
Foto: Carlos Sánchez / Página Siete

En 2019, el país se aplazó en personal cualificado

El informe final del Programa Universal OACI de auditoría de la vigilancia de la seguridad operacional (Usoap) establece que Bolivia sacó un puntaje de 77,48% en seguridad aérea, tomando en cuenta ocho “elementos críticos” (CE, en inglés) del sistema de vigilancia de la seguridad operacional del Estado.

El CE-4 denominado “personal técnico cualificado” obtuvo un 36,49%, el peor puntaje de toda la evaluación, según unos cuadros de la auditoría a los que Página Siete tuvo acceso.

Dentro del CE-4 se evaluó, en áreas generales,  cualificaciones y experiencia del personal técnico (76,19%), política y programa de instrucción (13,79%) y plan y registros de instrucción (29,17%). En áreas específicas, se observó diferentes competencias del personal.

Otra de las notas más bajas está en el CE-8 “Solución de problemas de seguridad operacional”, el cual obtuvo un 62,50%; y el CE-1 “Legislación aeronáutica básica” que tuvo un 70,97%. El puntaje promedio es de 81,85% , según la OACI.

Algunos obreros en un aeropuerto del eje central.
Foto: APG

 

92,32%
es el puntaje que obtuvo Bolivia
después de subsanar observaciones
de fondo en una auditoría.

Cuando la política se inmiscuye en temas netamente técnicos, todo se destruye. Estamos con directivos que no tienen el nivel

Militar de la FAB en retiro

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos