Recaudaciones cayeron en 23% y el déficit llegó a 12% en 2020

La recaudación bajó de Bs 55.529 millones a Bs 42.623 millones entre 2019 y 2020. Analistas atribuyen esta caída a la menor actividad económica por la pandemia.
jueves, 11 de febrero de 2021 · 05:26

Marco Belmonte / La Paz

Las recaudaciones tributarias en 2020 disminuyeron en 23% según un informe del Ministerio de Economía y el déficit fiscal llegó a 12%. El descenso tiene que ver con la caída de la actividad económica, aunque el Gobierno lo atribuye a medidas que permitieron diferir el pago de impuestos y que afectaron  los ingresos.

El informe que forma parte de la rendición pública de cuentas final 2020 de ese ministerio que se realizará mañana, da cuenta que los ingresos  en 2018 fueron de 56.844 millones de bolivianos, en 2019 bajaron a  55.529 millones de bolivianos y el año pasado se derrumbaron a 42.623 millones de bolivianos  (ver gráfica, datos preliminares).

Las recaudaciones del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) cayeron de 6.447 millones de bolivianos a 5.752 millones de bolivianos.  Los ingresos sin este tributo descendieron de 49.082 millones de bolivianos a 36.872 millones de bolivianos (datos preliminares).

El Ministerio de Economía en diciembre de 2020  derogó siete decretos supremos de la anterior gestión de gobierno que permitieron prórrogas y facilidades en el pago de impuestos al sector privado, redujeron a cero aranceles de importación. 

Según esa cartera de Estado, estas discusiones normativas generaron una reducción en la recaudación impositiva en las entidades competentes como el SIN  y la Aduana Nacional de Bolivia (ANB). “Sumando, son 2.000 millones de bolivianos que habían generado estas exenciones tributarias y están provocando problemas de recaudación al SIN y la Aduana Nacional de Bolivia”, dijo el ministro de Economía, Marcelo Montenegro,  en esa oportunidad.

El analista Jaime Dunn sostuvo que los impuestos más importantes como el IVA, IT y  el ICE gravan la actividad económica  y el consumo que, producto de la pandemia, se contrajeron en 2020. “Como la actividad económica se vio disminuida por efecto  de la pandemia, eso frenó la generación de impuestos y provocó que los ingresos bajen”, aclaró.

Añadió que como respuesta a la crisis, el anterior gobierno postergó  por algunos meses el pago del IUE y aprobó otras disposiciones,  pero las empresas terminaron  de cancelar igual y  no hubo un perdonazo.

Sin embargo, expresó que durante los primeros meses del año se observa un repunte de la actividad económica y los ingresos tributarios mejoran. “Mientras se acelere la actividad económica se esperaría que los ingresos se incrementen, aunque si hay una cuarentena rígida u otra medida sanitaria que impida la actividad, las recaudaciones caerán.  Durante la cuarentena rígida es donde más cayeron las recaudaciones y los ingresos por importaciones, pero esto ocurrió no sólo en Bolivia”, recalcó.

El economista Rolando Morales  coincidió en que el descenso de  los ingresos tributarios tuvo origen en la caída de la economía, pero también hubo un impacto con  las facilidades en favor de los contribuyentes.

La recuperación de la actividad económica dependerá de la evolución de la pandemia, pero los esfuerzos que se hacen con la vacunación en todo el mundo ayudarán en la reactivación.

“Economías como la boliviana tienen muchas posibilidades de recuperarse porque la mayor parte de las actividades productivas son pequeñas y flexibles, lo cual no ocurre con los países con grandes empresas. Se va terminar el año con 4% o 5% de crecimiento”, precisó.

El informe del Ministerio de Economía da cuenta que en 2020 el déficit fiscal alcanzó un 12% del PIB (datos estimados). 

Dunn considera que en la medida en que la economía se reactive generará ingresos que ayudarán a bajar el déficit fiscal, pero  aclaró que la política del Gobierno aún apunta a un mayor gasto e inversión pública para mantener la demanda agregada.

Morales también asegura que esta tasa disminuirá y como en Estados Unidos y Europa hay expansión monetaria, habrá excedentes de  liquidez en el mundo y será más fácil obtener créditos para financiar la brecha. 

Regalías

Según el Ministerio de Economía,  en 2020 las regalías y transferencias a gobiernos autónomas y universidades cayeron en un 9% (observar gráfica). 

Estos recursos en 2019 llegaron a 19.894 millones de bolivianos y en 2020 bajaron a 18.113 millones de bolivianos. 

La  caída  afectó los  ingresos de gobernaciones, municipios y de las  universidades.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

40
2