El país gasta $us 24,3 millones para devolver un crédito que canalizó el FMI

El Fondo aprobó en abril del año pasado $us 327 millones para enfrentar la pandemia, ayer el BCB informó que se devolvieron $us 351,5 millones por la variación cambiaria, los intereses y comisiones.
jueves, 18 de febrero de 2021 · 05:28

Marco Belmonte / La Paz

El país gastó  24,3 millones de dólares  adicionales para devolver un crédito al Fondo Monetario Internacional (FMI) debido a  los costos de variación cambiaria e intereses y comisiones. Los recursos se gestionaron  en el gobierno de la expresidenta  Jeanine Añez. Se recibieron 327 millones de dólares de crédito y ahora se devolvieron  351,5 millones de dólares.

El presidente del Banco Central de Bolivia (BCB), Edwin Rojas,  anunció que la entidad  -como agente financiero del Gobierno- “en defensa de la soberanía económica del país” y luego de realizar las gestiones administrativas necesarias ante el acreedor, “efectuó el pago total de 351,5 millones de dólares” al FMI.

 “De este monto, 346,7 millones corresponden al  pago de capital, (19,6 millones de dólares por variación cambiaria) y 4,7 millones de dólares por intereses y comisiones, generando un costo financiero total al Estado Boliviano de 24,3 millones de dólares estadounidenses en sólo nueve meses de haberse desembolsado dicho instrumento”, precisó. 

El directorio ejecutivo del FMI aprobó en abril la solicitud de asistencia financiera de emergencia de Bolivia de aproximadamente 327 millones de dólares (DEG 240,1 millones, 100% de la cuota) en virtud del Instrumento de Financiamiento Rápido (IFR) para ayudar al país a enfrentar necesidades de balanza de pagos derivada de la Covid-19, respaldar los gastos médicos necesarios y medidas de ayuda para proteger el bienestar de la población. 

Rojas explicó que  el denominado IFR  condicionó los recursos a una serie de imposiciones fiscales, financieras, cambiarias y monetarias con el FMI.

De esa manera se  incumplió  con lo establecido los artículos 158 y 322 de la Constitución Política del Estado (CPE) y otras normas vigentes, vulnerando de esa manera la soberanía e intereses económicos del país, añadió.

Reacción

El exdirector del BCB Gabriel Espinoza opinó que  la acción de devolución de los recursos por parte del BCB al FMI resulta preocupante, ya que  la institución ha  sufrido un daño económico al asumir los pagos.

Aclaró que quien  contrajo la obligación es el Ministerio de Economía y es esa  institución la    que debería llevar adelante las gestiones y los pagos. “Adicionalmente a eso, si como ha mencionado el presidente del BCB, ha sido el BCB quien ha hecho los pagos y la devolución, estamos ante un daño económico muy fuerte a la institución por parte de la actual directiva del BCB.  Una obligación que no le corresponde”, advirtió Espinoza.

El exdirector del BCB enfatizó que    la operación IFR no planteó jamás ninguna condicionante a la política fiscal o monetaria de Bolivia. Tampoco   es una operación de endeudamiento, sino de intercambio de divisas. “Existen varios informes técnicos y actas del directorio del BCB donde muestran claramente la naturaleza de la operación, la misma que no corresponde a un endeudamiento”, remarcó. 

La operación

El analista financiero Jaime Dunn explicó que mediante el  mecanismo del IFR lo que hizo el gobierno anterior es vender los Derechos Especiales de Giro (DEG) que tiene el país en el FMI,  como participación con el compromiso de recompra. 

Todos los países miembros  del organismo tienen cuotas a través de los DEG, que son un activo de reserva que se asigna a cada miembro en función a su participación accionaria.

“Bolivia tiene asignado 240,1 millones de DEG por su participación en FMI y cuando decide vender esos derechos, obtiene 327 millones de dólares con un tipo de cambio de 1,36 dólares por DEG en abril. Ahora que se anula la operación con el Fondo, se hace la recompra de los DEG, pero con un tipo de cambio de 1,44 dólares. Eso es lo que genera los 346,7 millones de dólares (variación cambiaria)”, explicó Dunn.

El FMI  puso a disposición de los países miembros 250 billones de dólares para ayudar a luchar contra efectos pandemia. De ese monto siete países del mundo tuvieron  acceso a IFR y en Sudamérica sólo Bolivia y Paraguay.

“La devolución le está costando al país 24,3  millones de dólares , porque al final de cuentas se vendieron  los  DEG con el  compromiso de la recompra y si hay variación el país  asume la diferencia. El DEG se apreció en 6% desde abril”, puntualizó Dunn.

El expresidente del BCB Juan Antonio Morales calificó la decisión del ente emisor de devolver los recursos como una acción desacertada y política  en un contexto de escasez de reservas y divisas.  “Eran recursos  sin ataduras y de desembolso rápido, yo no sé por qué han hecho (la devolución)  con una motivación completamente política”, dijo.

El analista Gonzalo Chávez observó que  el Gobierno cobrará 14,5 millones de dólares por el impuesto a la riqueza, sin embargo, dijo que  “de un plumazo (ahora)  gasta 24 millones de dólares. ¿Quién entiende?”.

“¿Patriotismo monetario, oportunismo ideológico, pragmatismo? ¿Quien pagará los 24 millones de dólares que implicó los costos de cambio de la devolución de esta deuda? ¿No había una opción de renegociar en mejores condiciones el préstamo?”, manifestó en redes  sociales.

BCB anuncia acciones penales contra negociadores con  Fondo
 
El presidente del Banco Central de Bolivia (BCB), Edwin Rojas, anunció acciones administrativas, civiles y penales a quienes participaron en la negociación del financiamiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“La actual administración del BCB, en el marco de sus competencias y la normativa vigente, realizará las acciones administrativas, civiles y penales que correspondan en contra de todos los servidores y exservidores públicos que resultasen con indicios de responsabilidad por su participación en el proceso de negociación, suscripción y operación del mencionado financiamiento con el FMI”, precisó.

Explicó que en diciembre de 2020, el BCB puso en conocimiento del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas   “todos los antecedentes y acciones efectuadas por las exautoridades del gobierno de facto solicitándole  se evalúen y tomen las medidas que correspondan”.

“El Ministerio de Economía expresó  que debido a las irregularidades observadas en el crédito del FMI,  éste no puede autorizar ningún pago que podría solicitar o ejecutar el BCB al Tesoro General de la Nación (TGN) y sugirió  llevar adelante las acciones necesarias a fin de precautelar y respetar los intereses y recursos del Estado”, puntualizó Rojas.

 El Instrumento de Financiamiento Rápido (RFI) del FMI proporciona asistencia financiera ágil a los países.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

5
189