San Matías y Tucabaca: 11 años bajo el asecho de 4 extractivistas de minerales

Ante críticas se dejó sin efecto el documento que autorizaba a Mincruz SRL cumplir un plan de desmonte para la explotación de manganeso en el área protegida de San Matías, en Santa Cruz.
lunes, 22 de febrero de 2021 · 05:04

María Mena M./ Cochabamba

Las áreas protegidas de San Matías y Tucabaca están en riesgo permanente por el asecho de empresas privadas dedicadas a la explotación de minerales. Desde hace 11 años cuatro compañías extractivistas intentan ingresar sin éxito a estas reservas naturales para extraer manganeso y hierro.

El último intento fue de la empresa minera Mincruz SRL. La firma logró  que el Ministerio de Medio Ambiente, mediante el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), autorizara su ingreso a la comunidad indígena Santo Corazón dentro del Área Natural de Manejo Integrado (Anmi) San Matías en Santa Cruz, para realizar un  desmonte destinado a la explotación de manganeso en toda el área.

Sin embargo, tras la presión social, dicha autorización quedó sin efecto, temporalmente. “La empresa no tiene permiso para ingresar. El Sernap no le otorgó la autorización a esta minera justamente por el conflicto que originó en las redes (…). No siguió curso el trámite, actualmente no se puede. Está en avaluación”, dijo Mauricio Morales, director del Anmi San Matías.

De acuerdo con el formulario de autorización emitido el 23 de enero, la minera estaba facultada a ingresar al lugar con maquinaria pesada y herramientas manuales con el propósito de dar cumplimiento a un plan de desmonte no agropecuario. El proceso debía durar seis meses y tenía como finalidad la explotación de manganeso.  

“El Sernap autoriza la realización de los trabajos (…) debiendo el solicitante coordinar con el director del área protegida el acceso a la zona. Asimismo, la empresa se compromete a entregar copia de los resultados del trabajo realizado al Sernap y a la dirección del área protegida”, señala el documento.   

Para Morales, ese permiso fue extendido como parte de una formalidad luego de que Mincruz cumpliera una serie de requisitos o exigencias, como la licencia ambiental emitida en 2015 y su plan de desmonte extendido por la Autoridad de Bosques y Tierras (ABT) en 2018. Sin embargo, de acuerdo con el Plan Integral del área y zonificación de San Matías, no se permite ese tipo de actividades dentro de la reserva protegida. Por tales motivos, dicha autorización quedó sin efecto.

El director del Anmi San Matías explica que el pasado 10 de febrero -tras el impacto en las redes e instituciones medioambientales que rechazaban la explotación  del mineral en un área protegida-  se realizó una reunión en la comunidad Santo Corazón con autoridades del Sernap, del Anmi San Matías y los caciques. El encuentro tenía la finalidad  de verificar si Mincruz inició sus operaciones  en la zona con su maquinaria.

“Había denuncias sobre el  ingreso de maquinaria. Eso es falso. Los mismos comunarios han verificado y constatado que no hay maquinaria ni han iniciado actividad minera desde esa empresa”, añade Morales.

El jefe de guardaparques de San Matías, Danner Flores, también asegura que ninguna empresa ingresó a la reserva, que durante la exploración en la zona no se identificó ninguna actividad minera.

“No hay ningún trabajo. No hay nada por el momento. La información que tengo es que no hay ninguna autorización para que hagan operaciones dentro del área protegida”, afirma Flores a Página Siete.

Mincruz no es la única empresa minera que intentó ingresar sin éxito a la reserva de San Matías. Desde 2009 otras dos compañías buscan explotar minerales en  áreas protegidas.

Tucabaca y el  hierro

Según los registros cronológicos de Probioma (Productividad Biosfera Medio Ambiente), en 2009 la empresa Kyleno SA realizó un proceso de consulta para la exploración minera en busca de hierro dentro de la Reserva municipal de vida silvestre Tucabaca, en Santa Cruz. Se preveía  que el terreno sería explotado a cielo abierto. La población rechazó dicha actividad.

“Para la explotación  de una mina a cielo abierto de los yacimientos es necesario utilizar explosivos y grandes maquinarias causando la desaparición de las serranías explotadas”, alerta Probioma.

En 2010, la compañía minera Sidereste inició el proceso de consulta en la comunidad, pero también fue rechazada. En 2011 consiguió la licencia para la explotación de hierro, al oeste de la reserva de Tucabaca, vulnerando la condición de área protegida de la zona.

En 2012, Sidereste no pudo ejecutar su proyecto y perdió su licencia ambiental por falta de pago de la patente. Ese mismo año surgió otra empresa minera denominada Montecarlo con las mismas intenciones que las dos primeras. 

“Todas las comunidades y autoridades de Roboré (municipio de la provincia Chiquitos de Santa Cruz) emiten un voto resolutivo de rechazo total a cualquier actividad minera en la reserva de Tucabaca por ser fuente principal de agua de las comunidades”, dice el documento de Probioma.

En 2014, Sidereste reinició el proceso de adjudicación de los derechos de explotación en Tucabaca.

En mayo de 2017, llegó una resolución de la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM) convocando a consulta previa para la explotación minera por Sidereste. En julio de ese año, las comunidades nuevamente rechazaron el ingreso de esa empresa.

En noviembre de 2018 Mincruz pretendía atravesar el Valle de Tucabaca para llegar a Santo Corazón en San Matías. La minera ofreció a los comunarios mejorar los caminos de acceso, pero la oferta fue rechazada. 

Desde hace diez años Mincruz intenta ingresar a la reserva ecológica de San Matías, pero  hasta la fecha no había logrado obtener alguna  autorización del Ministerio de Medio Ambiente.

Los impactos en San Matías

El extractivismo minero en el Anmi San Matías, en el área de Santo Corazón, conlleva impactos negativos a los recursos naturales, al ecosistema y a las comunidades vecinas.

El biólogo Steffen Reichle que habita en la población Santiago de Chiquitos del municipio de Roboré -región por donde tenían que circular los camiones de Mincruz- detalla los impactos y afectaciones que representa la explotación de manganeso en Santo Corazón.


Los animales  silvestres  están en riesgo si entra la minería.
Foto:Alejandro De los Ríos

“Es una mina que pretende sacar manganeso a cielo abierto. Significa que sobre toda su extensión sacarán en su totalidad la superficie de bosque. Esta zona está ubicada en la Serranía de Sunsas, fuente de agua de varias comunidades incluyendo al Área Protegida del Parque Naciónal Otuquis”, dice Reichle.

El impacto, añade Steffen, sería a la vegetación y fauna. Allí habitan jaguares, tapires, chanchos de monte, ciervos del pantano, parabas azules (en peligro de extinción) y otros. Habría una afectación directa a las fuentes de agua por contaminación y escasez, porque la minera tendría que utilizar el recurso para la extracción del manganeso.

“Se quería sacar su mineral por la ruta  Santo Corazón-Valle de Tucabaca-Santiago de Chiquitos;  eso implicaría un tráfico entre 60 a 100 volquetas diarias pasando por un camino de tierra y por un pueblo jesuita que vive del turismo”, alerta Steffen.

Daniela Justiniano, de Alas Chiquitanas Voluntarios, habla acerca de las carencias y necesidades que atraviesan los habitantes de las comunidades involucradas. 

“Los caminos son inaccesibles. La Administradora Boliviana de Caminos (ABC) tiene a la zona abandonada, no hace mantenimiento (…). Faltan alternativas de producción, movimiento económico y apoyo e incentivo al turismo”, precisa Justiniano.

Falta de caminos y empleo

Según el subalcalde de Santo Corazón, Agustín Salvatierra, los habitantes de esa comunidad indígena están de acuerdo con la explotación del mineral en esa área protegida. Indica que aceptan  porque la minera Mincruz les prometió fuentes de trabajo y mejorar los caminos, dos necesidades urgentes en esa región.

Parabas  azules, en peligro de extinción, habitan en  la reserva.
Foto: Alejandro De los Ríos

“Necesitamos fuentes de trabajo para nuestra gente (…). Lo que la comunidad quiere es que les den trabajo. Además, el camino es una lástima. Sería bueno que las autoridades vieran cómo vivimos”, indica Salvatierra.

Debido a la inaccesibilidad de los caminos, de Roboré a Santo Corazón se demora entre 12 a 15 horas para recorrer 140 kilómetros. En esa comunidad habitan cerca de 200 familias y sólo hay una unidad educativa para todos los menores. 

Extractivismo minero 

Sofía Balcázar, investigadora de Probioma, menciona a   las reservas naturales afectadas por el extractivismo minero. 

“Sobre las áreas protegidas que están siendo explotadas y gravemente afectadas, tenemos principalmente la explotación  aurífera en la Amazonia por cooperativas mineras. Dañan a los ríos por la contaminación de mercurio, lo que  impacta a todo el ecosistema. Las reservas más afectadas por este problema son Madidi, Pilón Laja, Cotapata y Apolobamba”, finalizó.

Página Siete intentó comunicarse  con el ejecutivo del Sernap, Teodoro Mamani, y el titular de la empresa minera Mincruz para consultar sobre la explotación de manganeso en la reserva natural de San Matías. Pese a la insistencia no hubo respuesta.

 

Alertan designación irregular de jefes para el manejo de  áreas protegidas

Al menos cinco áreas protegidas del país están en riesgo por la posible designación “política” y  “a dedo” de los jefes de  reservas. Ellos tienen  bajo su control la administración y preservación de la riqueza natural, alerta el Colegio de Biólogos.

En la página oficial del Sernap se publicó la convocatoria al cargo de directores de las áreas protegidas de Pilón Lajas, Cocapata, Apolobamba, Noel Kempff y Otuquis. Los  documentos, que seguían disponibles el 19 de febrero y que  se podían descargar en Word,   no precisaban la fecha límite de presentación de postulaciones ni llevaban las  firmas o  sellos de la entidad convocante.

Instituciones medioambientales denuncian que estas convocatorias fueron publicadas tras el despido masivo de los jefes y directores de las áreas protegidas. Indican que desde diciembre de 2020,  17 de los 22 jefes de    los parques nacionales fueron retirados  de sus cargos  por el Sernap, de forma  “ilegal” y  sin respetar su antigüedad, profesionalización, formación y carrera administrativa.


Hace semanas  se  denunció despido de guardaparques.
Foto:Áreas protegidas

Las convocatorias

La presidenta del Colegio de Biólogos, Ángela Núñez, explica que la convocatoria es irregular debido a que el Sernap está utilizando una partida presupuestaria que se usa para la contratación de choferes o personal de otras categorías que no corresponden al cargo de director.

“No es con ítem, es como un consultor, pero eso tampoco corresponde porque un director debe tener un ítem. Esos recursos que están usando son para personal eventual”, dijo Núñez.

Al tratarse de la contratación de personal eventual, alerta Núñez, la revisión de las postulaciones es cerrada sin la participación de los interesados o instituciones ambientalistas, lo que podría dar a lugar a la designación “política” o “a dedo”.

“Nos han dicho que están pidiendo aval político a los que se presentan. Una persona que cumpla con los requisitos, pero no tiene el aval político, no podría acceder al cargo”, advierte Núñez. En cambio, si la convocatoria se la hubiese realizado a través del Sicoes, como se acostumbraba en otras gestiones, la revisión de los sobres sería pública y transparente.
 

22 áreas protegidas

Hay 22 en Bolivia: Manuripi, Madidi, Apolobamba, Pilón Lajas, Noel Kempff, Cotapata, Isiboro, Tunari, Carrasco, Amboró, San Matías,Sajama, Toro Toro e Iñao, entre otras.

Mina Anahí  de Minerales y Metales del Oriente, explota la bolivianita (ametrino) desde inicios de los 90. El área de derechos mineros se encuentra en su integridad en el Anmi San Matías, en la zona de Rincón del Tigre.

Níquel En Rincón del Tigre está el yacimiento más grande del mundo de ese mineral. Se encuentra cerca de la frontera con Brasil y dentro del Anmi San Matías. En esa área también hay oro, hierro y piedras preciosas.

2 Empresas: Votorantim y Glosobyk intentaron avanzar en sus proyectos mineros en  Rincón del Tigre. Realizaron trabajos de exploración. Pero, por diversos motivos, no pueden avanzar.

1970 El Estado boliviano realizó estudios de prospección en las regiones de la Chiquitania y El Pantanal. Hallaron hierro y mutún. En esa área se halla el escudo precámbrico, rico en minerales, según Probioma.

1997 Fue creado el Área Natural de Manejo Integrado San Matías mediante el Decreto Supremo N° 24734. Esta zona es   la segunda área protegida de interés nacional más grande en Bolivia, con una superficie de 2.918.500 hectáreas.

2013 La Dirección de Monitoreo del Sernap  alertaba sobre el crecimiento de la actividad minera en reservas naturales. En seis de las 22 áreas protegidas se entregaron concesiones sin autorización.
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

10