Frontera con Brasil en Cobija abierta pese a alerta en Acre

En el Estado del Acre declararon bandera roja de emergencia, pero en Cobija el paso por el puente internacional es libre y no hay control de Sedes o Policía.
jueves, 4 de febrero de 2021 · 05:26

Página Siete/  La Paz

El paso fronterizo de Bolivia con Brasil en Cobija (Pando) sigue abierto y no hay exigencia de pruebas negativas de coronavirus, pese a que en el país vecino existe emergencia por la aparición de una nueva cepa, y a pesar de que varios países no permiten el ingreso de brasileños a sus territorios.

En Guayaramerín, Beni, que también es frontera con el vecino país tampoco se aplican restricciones sanitarias. 

 En Rondonia, estado amazónico fronterizo con Perú, han admitido que se encuentran al borde de un colapso sanitario similar al que enfrenta el vecino estado de Amazonas y su capital, Manaos,  donde han muerto  pacientes tanto por la falta de camas hospitalarias como de oxígeno para los que están conectados a respiradores mecánicos. Este estado limita en el suroeste con Bolivia.

El Estado del Acre declaró situación de alerta en bandera roja, que representa el peor indicador del progreso de la pandemia. Mientras esté vigente esta fase, solo se permite operar a los sectores esenciales, que comprenden, en general, supermercados y farmacias, señala un reporte  de https://agencia.ac.gov.br/ con noticias del Acre.

El periodista Kike Nabala de Cobija contó a Página Siete que  en este momento no se efectúa ningún  control en el tema sanitario como ocurrió en la primera ola, cuando había un punto permanente fijo de 24 horas para tomar temperatura y detectar personas que puedan presentar  síntomas de la enfermedad. 

“En este momento no se está haciendo. Lo que sí se declaró fue alerta roja por el aumento del número de casos, pero el paso es normal, los dos puentes están habilitados”, puntualizó.

Explicó que con la ciudad fronteriza en Brasil con la que se tiene mayor flujo de comercio es con Villa Epitaciolandia, adonde los bolivianos cruzan por el puente internacional para comprar alimentos que son más baratos por el tipo de cambio que es favorable. El real (moneda de Brasil) está en 1,30 bolivianos, cuando antes se encontraba en tres o cuatro bolivianos. 

En Guayaramerín frontera con Brasil control es casi nulo.

Por su lado los ciudadanos brasileños cruzan a territorio boliviano para trabajar o estudiar en universidades. La otra ciudad con la que se tiene  un flujo constante por el comercio es Brasilea. Nabala indicó que en octubre se reunieron las autoridades de las tres ciudades y acordaron mantener el libre paso de ciudadanos.

Otro periodista que radica en Cobija envió dos videos  desde el puente internacional de Cobija  que reflejan que no existe control sanitario, exigencia de pruebas negativas de Covid-19 o medición de la  de temperatura y vigilancia  para el   uso de barbijo.

En los videos   se observa que los vehículos y motocicletas pasan con absoluta normalidad desde el lado brasileño. 

“Estamos en el puente internacional de la ciudad de Cobija y mostramos donde funcionan las oficinas de Migración, Senasag y vemos que no hay control sanitario de prevención de coronavirus, las movilidades pasan normalmente, claro la gente está con barbijo,  pero no hay  médicos, personal del Sedes,  ni policías  que controlen temperatura o el uso de barbijo”, precisó el periodista en su reporte desde ese punto de alto tráfico en Cobija.

En el Estado del Acre en Brasil y ante el aumento de casos de coronavirus, el gobernador Gladson Cameli, guiado por el Comité de Monitoreo Especial Covid-19, confirmó el retorno a la situación de Bandera Roja. La nueva clasificación de nivel de emergencia cubre los 22 municipios del estado.

Durante un comunicado de la noche del lunes,  mencionó que  a pesar de todos los esfuerzos del gobierno de Acre en materia de prevención el número de infectados subió  en últimos días. 

Cameli también confirmó que la ocupación de camas en la unidad de cuidados intensivos  está cerca del límite.

 
 

Países de la región aplican restricciones a los viajeros 

Debido a la aparición de la nueva cepa de coronavirus en Brasil,  países de la región   aplican restricciones de viajes de brasileños a sus territorios. 

El Gobierno colombiano suspendió desde el pasado 29 de enero y por 30 días los vuelos desde y hacia Brasil como medida preventiva ante la variante de coronavirus en ese país.

También hizo lo mismo con las conexiones aéreas internas con destino al departamento colombiano del Amazonas.  

Para evitar la propagación de esta nueva cepa, probablemente más contagiosa, Colombia siguió los pasos de EEUU, Portugal, Turquía, Marruecos, Perú, Alemania y Francia en las restricciones de viajes con Brasil.

Pacientes en un hospital en el Amazonas, Brasil. 
Foto:AFP 

Argentina inició el lunes una nueva extensión en las medidas para frenar la Covid-19, entre ellas el cierre de fronteras para el turismo, mientras avanza la vacunación a menor ritmo del proyectado originalmente.

Por medio de una decisión publicada en el Boletín Oficial, el  Ejecutivo prorrogó hasta el 28 de febrero la prohibición de acceso al país a extranjeros o no residentes en Argentina, salvo que sean parientes directos de argentinos o residentes, así como la suspensión de vuelos desde y hacia Reino Unido, para evitar la nueva cepa del virus. También se seguirán determinando los cronogramas de vuelos y la cantidad de pasajeros que podrán ingresar al país, “especialmente” los provenientes de  Brasil.

 El Gobierno de Argentina decidió reducir a la mitad los vuelos a Brasil a partir del 1 de febrero, según  la agencia estatal de noticias Telam. (EFE y AFP) 
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

1
8

Otras Noticias