Bolivia ocupa el puesto 74 entre 76 países atractivos a la inversión minera

La evaluación del Instituto Fraser muestra los resultados de un sondeo respondido por unas 2.200 personas de 276 empresas mineras alrededor del mundo.
lunes, 29 de marzo de 2021 · 14:51

Brújula Digital

El ranking del Instituto Fraser de Canadá, que analiza las condiciones de inversión minera en el mundo, ubicó a Bolivia en el puesto número 74 entre 76 naciones y territorios analizados en el conteo general de atractivo a la inversión minero. En los anteriores años el país ocupó los últimos 10 puestos.

Ese ranking se elabora combinando el índice de las Mejores Prácticas de Potencial Minero, que califica a los países y territorios según su atractivo geológico, y el índice de Percepción de Políticas Mineras, que mide los efectos de la política gubernamental sobre las inversiones en exploración.

En los 10 últimos puestos (empezando por el peor) se encuentran Indonesia (lugar número 76); Argentina (La Rioja), en el lugar número 75; Bolivia, en el puesto 74; Argentina (Mendoza), puesto 73; Zimbabue (puesto 72), España (lugar 71) y Estados Unidos (Michigan), puesto 70. Luego vienen Venezuela, Argentina (Chubut) y Tanzania.

En sentido contrario, los mejores países o territorios del mundo para la inversión son los estados norteamericanos de Nevada, que ascendió desde el tercer puesto en 2019, y Arizona, que ocupó el noveno lugar en 2019. En tercer lugar está la provincia canadiense de Saskatchewan, subió ocho puestos, pasando del 11 en 2019 al tercero en 2020.

El estado de Australia Occidental ocupa el cuarto lugar, seguido de Alaska, Quebec (Canadá), Australia del Sur, Terranova y Labrador (Canadá), Idaho (EEUU) y Finlandia.

También puede leer: Basura y minería matan al emblemático lago orureño 

El ranking se realizó en 2020 en base a encuestas realizadas a 276 empresas mineras alrededor del mundo, que proporcionaron proporcionando datos suficientes para evaluar 77 naciones y territorios. El sondeo fue respondido por unas 2.200 personas.

Esta situación se refleja, dijo la fundación Milenio, en que el promedio de las inversiones anuales de Chile fue de 6.925 millones de dólares y, en Perú, de 3.437 millones de dólares. En Bolivia alcanzaron a sólo 328 millones de dólares.

Este ranking toma en cuenta las opiniones sobre aspectos de política de los gobiernos, como regulación, altos niveles de impuestos, calidad de la infraestructura y otros temas relacionados, pero también el especifico potencial geológico de cada lugar. En ese sentido, los encuestados indican que aproximadamente el 40% de su decisión de inversión viene determinada por factores políticos.

Bolivia, desde ese punto de vista, ofrece las peores condiciones, como escasa protección legal, difícil cumplimiento de contratos, avasallamientos de cooperativistas y comunarios, dispar exigencia de cumplimiento de controles de medioambiente, etc. Por ello marcha a la cola del ranking.

Otros aspectos analizados por la encuesta son grados de incertidumbre legal, duplicación normativa, sistema jurídico, régimen fiscal, situación de áreas protegidas, condiciones socioeconómicas, barreras comerciales, estabilidad política, normativa laboral, calidad de la base de datos sobre yacimientos y la disponibilidad de mano de obra.

La encuesta evalúa cómo factores de política pública, sistemas impositivos inadecuados y falta de seguridad jurídica afectan los niveles de inversión en exploración minera.

Bajísimas inversiones

La Fundación Milenio informó que esta situación sólo refleja el “estado crítico” de la minería en Bolivia.

“Debido a la desaceleración de la economía mundial y a la falta de inversiones en el sector minero boliviano, por la falta de condiciones favorables para los inversionistas”, dijo un reporte de la fundación Milenio de 2020. “Con la irrupción de la pandemia, esta situación se ha tornado aún más crítica”, agregó.

Son varias las causas que han impedido que Bolivia reciba flujos importantes de inversión extranjera directa (IED) en la minería a pesar del potencial minero que tiene el país por las condiciones geológicas del territorio nacional.

La baja capacidad de Bolivia para atraer IED a la minería se explica por las condiciones poco favorables impuestas por la normativa interna, que regula dichas inversiones, contenida en la Constitución Política del Estado, las leyes y reglamentos sectoriales. Esta normativa genera riesgos y costos inaceptables para los inversionistas, que prefieren invertir en otros países que les brindan condiciones más favorables. Eso es precisamente lo que detectó la encuesta de la Fundación Fraser.

Contrariamente, países vecinos como Perú, Chile y Argentina, que tienen un potencial minero igual al de Bolivia, sí han sabido movilizar flujos importantes de inversión extranjera directa.

Es evidente la bajísima inversión en la minería boliviana, comparada con la que se registra en otros países, hizo notar Milenio. Desde ya, en el período 2018-2021, las inversiones mineras en Chile y Perú fueron en promedio 6.925 millones y 3.437 millones de dólares, respectivamente. En Bolivia alcanzaron a 328 millones de dólares.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

4
9