Vuelos en Chimoré: echan al director de Aasana y éste apunta a ministro

El ministro Montaño anunció un proceso penal contra el extitular de Aasana porque vulneró la Ley de Aeronáutica. La reapertura de la pista dio lugar a 16 operaciones para vuelos de práctica de escuelas.
martes, 30 de marzo de 2021 · 05:28

Página Siete  / La Paz

El ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, destituyó la tarde de ayer al  director  general  de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares de Navegación Aérea (Aasana), Ronny Balderrama, por la reapertura del aeropuerto de Chimoré, en Cochabamba, porque no contaba con la autorización. No obstante, Balderrama aseguró que el ministro Montaño estaba al tanto de las operaciones y que incluso fue él quien dio el aval para el funcionamiento.

“Anunciamos la destitución por la irregular reapertura del aeropuerto de Chimoré. Con esta reapertura del aeropuerto se vulneró el artículo 191 de la Ley 2902 de Aeronáutica Civil, que se refiere a las sanciones contra las personas que pongan en peligro la seguridad de un aeropuerto (...)”, manifestó el ministro en conferencia de prensa.

También anunció que Balderrama será sometido a un proceso penal por vulnerar esa ley.

La reapertura del aeropuerto de Chimoré dio lugar a la realización de 16 operaciones aéreas (32 vuelos -despegues y aterrizajes-) sin autorización y sin control el 10 de marzo, denunciados  por  los trabajadores de Aasana.

Irregularidades

Montaño complementó y aclaró  que desde el momento en el que conoció de  esta reapertura,  solicitó informes a las instancias correspondientes. “Tengo todas las solicitudes de quién autorizó, las aeronaves que participaron, si contaban con un plan de vuelos, si había personal de la Felcn, si se contaba con el material antiincendios, como la norma exige. De acuerdo con los informes, el aeropuerto no contaba con las condiciones técnicas para comenzar a operar”, subrayó la autoridad.

Explicó que para abrir un aeropuerto esa  cartera de Estado tiene que convocar al Consejo de Coordinación Interinstitucional para la Facilitación del Transporte Aéreo Internacional (Concifal),  debido a que no contaba con las condiciones técnicas cuando se abre el 10 de marzo pasado. El Concifal está compuesto por representantes de diferentes instituciones del Estado y la Asociación de Líneas Aéras de Bolivia (ALA).

 Las operaciones del aeródromo se suspendieron en noviembre de 2019, después de  la salida del expresidente Evo Morales, donde hubo concentración de muchas personas.

Montaño conocía

Al respecto, Balderrama aseguró que el ministro Montaño  “sí tenía conocimiento de estas actuaciones hechas por los Centros de Instrucción de Aeronáutica Civil (CIAC), cuyo fin es generar ingresos para Aasana, que tiene iliquidez financiera”.


“Eso es importante que lo aclaremos, tengo unos tuits y un video y  la reactivación ha sido manejada por el Ministro de Obras Públicas (Édgar Montaño) el 10 de diciembre, él anuncio la reactivación del aeropuerto de Chimoré en el que se nos instruyó e incluso al exdirector técnico el inicio de operaciones, con el que se firma convenios para su reactivación”, respondió Balderrama ante la consulta de si el ministro conocía sobre el tema y por qué pidió los informes.

Incluso consideró que la “saturación de actividades” que tiene Montaño hizo que se olvide  de las instrucciones que impartió.


Los vuelos en Chimoré
 

Sobre las operaciones, Montaño afirmó que fueron 16 operaciones de avionetas de práctica que son usadas por las escuelas de pilotaje que llegaron y despegaron (32 vuelos entre despegues y aterrizajes). Al respecto, dijo que no se tiene informe de que se  hayan cometido  delitoss.

Sin embargo, para hacer estas operaciones el aeropuerto no contaba con el personal debido, ni el Servicio de Extinción de Incendios (SEI), entre otras observaciones que se tienen y que una auditoría dará mayores detalles.

Al respecto, Balderrama dijo que de estas operaciones (él dijo que fueron 17), 14 pertenecen a escuelas de aviación de Santa Cruz y cuatro a Cochabamba, y que para ello se dispuso de todo el personal y el servicio operacional. Detalló que  las escuelas de aviación invitadas son: Delta Charlie, Fénix, Sky Team, Aeroelite y Fligh High, las que realizaron vuelos de instrucción. 

“El 10 de marzo se han realizado 17 operaciones, las mismas han sido verificadas por la Felcn, se han cumplido los controles de operación  y todos los requerimientos que exige la ley”, aseguró Balderrama. 

Si se suman los aterrizajes y despegues, los vuelos son en total 32. 

 


Balderrama justificó su acción a la falta de dinero

La reapertura de las operaciones del aeropuerto de Chimoré, en Cochabamba, se hizo para generar ingresos para la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares de Navegación Aérea (Aasana), debido a que ésta tiene problemas financieros, dijo  el hasta ayer director general de Aasana, Ronny Balderrama.

“Mi preocupación es reactivar el aeropuerto y generar ingresos para Aasana, que tiene problemas financieros, pero nos encontramos con estos hechos en los que el sindicato quiere ganar protagonismo”, precisó.

El secretario de conflictos de los trabajadores de Aasana, Lucio Parrado, denunció que sus demandas laborales no fueron escuchadas, ni por el Ministerio de Obras Públicas ni por el ejecutivo de Aasana, entre ellas el tema de  sueldos y beneficios impagos desde noviembre pasado.

“Nuestras demandas no han sido escuchadas por parte del ministro de Obras Públicas (Édgar Montaño). Anteriormente nos han hecho firmar actas, pero no se cumple ninguna, no hay solución a la mayoría de las demandas que tienen los trabajadores de Asaana”, lamentó Parrado, luego de que los trabajadores marcharon ayer por la mañana en afueras de las instalaciones del Ministerio de Obras Públicas y de Aasana.

Una de sus exigencias es que se pague los beneficios sociales, el reclamo de deudas de las horas extras por los trabajos  los fines de semana, feriados y horas nocturnas, pagos que no se realizan desde noviembre, además de otros reclamos.

Ante la protesta, Balderrama dijo  que no se adeudan salarios, pero sí  los pagos por horas extras, algo que no se puede cumplir por la situación financiera por la que atraviesa la institución, debido a que sus operaciones están paralizadas, en su mayoría por la pandemia.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

56
20