La DGAC conocía toda la operación en Chimoré y el 20 recién hizo inspección

Afirman que Aasana dispuso el cierre el 22 de marzo y no se hizo a solicitud de la DGAC, que tenía el reporte del Notam, de comunicación inmediata.
miércoles, 31 de marzo de 2021 · 09:38

Página Siete / La Paz

La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) conocía toda la operación efectuada el 10 de marzo en el aeropuerto de Chimoré, en Cochabamba, pero recién 10 días después realizó una inspección. Además hizo las observaciones 16 días después, es decir el 26 de marzo, como se lee en las notas remitidas con la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares de Navegación Aérea (Aasana).

Expertos afirman que en la DGAC también hay responsabilidad sobre la reapertura  irregular del aeródromo.

El 8 de marzo pasado, el entonces director general de Aasana, Ronny Balderrama, remitió una carta de solicitud de autorización de operaciones del aeropuerto de Chimoré al director ejecutivo de la DGAC, Celier Aparicio Arispe.

En la misiva señala: “(...) Aasana tiene entre sus tareas de coadyuvar con la reactivación económica (…), la reactivación de las operaciones comerciales, instrucción aeronáutica y de mantenimiento de aeronaves en el aeropuerto de Chimoré, para lo cual solicitamos que autorice excepcionalmente las operaciones de las aeronaves de los Centros de Instrucción de Aeronáutica Civil que no tienen aprobados en sus Especificaciones de Instrucciones (Esins) del 9 al 31 de marzo de este año”.

La carta que remitió el exdirector de Aasana Ronny Balderrama al director de la DGAC.
 Fotos: Aasana y DGAC  

En otra misiva remitida por Arispe a Balderrama, el 26 de marzo , señala que el 20 de marzo de 2021 se realizó la inspección general no programada al aeropuerto de Chimoré, de las áreas de aeródromo y servicios de tránsito aéreo, que están basadas en las listas de verificación con base en los requisitos reglamentarios, que tiene por fin verificar si se tiene los niveles de seguridad operacional adecuados.

“Se ha realizado un análisis de riesgo en función de probabilidad y severidad dando como resultado ocho observaciones de riesgo alto ocasional/peligroso, codificado 4B (...). Por lo expuesto, su administración debe dar solución a las observaciones descritas hasta el 31 de mayo del año en curso, caso contrario la DGAC instruirá la suspensión de las operaciones en el aeropuerto de Chimoré (…)”, señala la misiva remitida por Arispe a Balderrama.

El ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, destituyó el lunes a Balderrama, por la reapertura del aeropuerto de Chimoré el 10 de marzo, porque no contaba con la autorización, fecha en la que se registraron 16 vuelos de prácticas de aviación, 32 operaciones, entre aterrizajes y despegues.

Primera hoja de respuesta de la DGAC a Aasana.

No obstante, el director técnico de Aasana, Miguel Jacob, afirmó que el personal de la DGAC  estuvo al tanto en todo  momento sobre lo que sucedía en el aeropuerto de Chimoré y que incluso las operaciones ya se habían paralizado desde el 22 de marzo por  disposición de la dirección de Aasana, y no porque lo instruyó  la DGAC.

“El 22 de marzo, Aasana cierra por decisión propia las operaciones en el aeropuerto. Se mandó a la DGAC con  antelación (solicitud) para la autorización de esos vuelos del 10 de marzo. Recién el 20 es cuando nos hacen observaciones, como si hubiéramos hecho vuelos comerciales. Sobre el tema, la normativa tiene un vacío legal sobre las operaciones comerciales y los centros de instrucción, en la que no define ese tema”, indicó Jacob.

Ante la consulta del porqué se operó sin las condiciones de seguridad operacional, afirmó que sí se contaba con los carros bomberos y el personal necesario, pero que las observaciones hechas no corresponden porque no se hicieron vuelos comerciales, sino de práctica.

Álvaro Munguía, abogado especialista en derecho del transporte aéreo y terrestre, consideró que  también hay responsabilidad desde la DGAC, y que se debe sancionar de la misma forma que se actuó con la dirección de Aasana.

“El ministro ha calificado que el hecho es muy grave y que  la DGAC no ha hecho su trabajo, porque si Aasana quiere abrir un aeropuerto, esto es comunicado mediante un Notam (aviso presentado a las autoridades de aviación), la DGAC tiene la facultad de decir que no puede volar y controlar la seguridad operacional”, explicó.

El experto en aeronáutica Mario Borda  señaló que  la DGAC es la que debía haber certificado y decir a Aasana si el aeropuerto de Chimoré está o no certificado y si tiene las condiciones o no para operar. “En Bolivia no existe procedimiento administrativo ni otro que no esté regulado y normado por la DGAC y por el Convenio de Chicago”, enfatizó.

Segunda hoja de la carta dirigida por la DGAC a Aasana,

Proyectaban que Chimoré ya no sea un elefante blanco

La Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares de Navegación Aérea (Aasana) afirma que intentó reactivar  el aeropuerto de Chimoré mediante la actividad de prácticas que realizan las escuelas de aviación.

“El 10 de marzo reactivamos el aeropuerto para hacer un showroom (exposición) que era para mostrar las condiciones que ofrece el aeropuerto a las escuelas de pilotaje.  Había un proyecto muy interesante para un aeropuerto que estaba muerto y es un elefante blanco, pero que tiene las condiciones técnicas y geográficas”, explicó el director técnico de Aasana, Miguel Jacob.

Explicó que el aeródromo de Chimoré a diferencia de El Trompillo, en Santa Cruz, donde se hacen prácticas para la aviación, su tráfico aéreo está muy saturado y se tienen vientos fuertes, que hace que ya no sea atractivo para las instrucciones de aviación.

 También se tenía en perspectiva   prácticas en horas nocturnas y para ello se  iban a colocar luminarias; un taller   de mantenimiento de avionetas. “La única forma para que ese aeropuerto sea rentable era llevando a los Centros de Instrucción de Aeronáutica Civil (CIAC). Era una fase del proceso de reactivación, para ello se estaba conversando con diferentes entidades, pero todo se paralizó por una mala información y que dio paso a otras interpretaciones, es lamentable que cuando se menciona Chimoré  lo relacionen con el narcotráfico”, indicó.

El 10 de marzo, las escuelas de aviación Delta Charlie, Fénix, Sky Team, Aeroelite y Fligh High, 14 de Santa Cruz y tres de Cochabamba, fueron invitadas para que practiquen en Chimoré.

   En octubre de 2015 se inauguró el aeropuerto,  pero por la baja cantidad de pasajeros las aerolíneas fueron abandonando y desde 2019 dejó de operar después de una  concentración de militantes del MAS.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

28
6

Otras Noticias