El sector gastronómico aún no ve la luz al final del túnel por la crisis

Según datos del sector, un 30% de empresas cerraron, es decir 3.000 marcas. En el patio de comida del Megacenter y de restaurantes hay pocos clientes.
sábado, 6 de marzo de 2021 · 05:04

Página Siete / La Paz

Cuando ha transcurrido  casi un año del inicio de la crisis sanitaria y sus efectos en la economía, el sector gastronómico no ve la luz al final del túnel.

En un recorrido que hizo Página Siete por el patio de comidas del Megacenter a mediodía, se pudo observar muy poca afluencia de personas sirviéndose algún platillo o con algún pedido  para llevar a casa.

Varios locales de expendio de comida están cerrados y los que están  abiertos intentan salir adelante con su oferta gastronómica a quienes visitan el lugar.

Uno de los encargados de   Doña Milaneza, uno de los locales en el patio de comidas, indicó que a finales de 2020 y enero hubo algo de demanda, pero en febrero cayeron otra vez las ventas y la afluencia de gente.

Antes de la pandemia del coronavirus el patio siempre estaba lleno al mediodía, al  igual que en las noches y mucho más durante los fines de semana.

El empleado añadió  que antes,  en un  día de la semana,  se podía   lograr una venta de 3.500 a 4.000 bolivianos;  los fines de semana eso se elevaba incluso hasta los 7.000 bolivianos. Hoy eso se redujo a menos de la mitad. 

En otros locales indicaron que la pandemia perjudicó mucho, que las ventas hoy son mínimas y se tiene que asumir muchos costos, alquiler, personal, alimentos para preparar y pago de impuestos , entre otros.

Los miércoles, cuando había la promoción de dos por uno para ingresar al cine, la afluencia en el Megacenter era masiva;  hoy eso se recuerda con nostalgia en los restaurantes que aún quedan en el patio de comidas.

Abel Jarmusz, propietario del restaurante Green Salad & More, ubicado en la calle Claudio Aliaga, en San Miguel, señaló que los últimos meses de 2020 el sector mostraba algún signo de recuperación y ventas.

Aunque la demanda no llegaba a cubrir el 50% de las ventas que se tenían antes de la pandemia.

Pero dijo que  enero y febrero  fueron malos para el sector gastronómico en general, que con el turismo, han sido los más golpeados por la emergencia sanitaria y las cuarentenas rígidas.

Según Jarmusz, con el rebrote de la pandemia la gente teme ir a lugares de expendio de comida, a pesar de que se cumplen con todos los protocolos de bioseguridad, distancia adecuada  entre mesa y mesa, control de temperatura al ingreso y pediluvios.

Además,   todos los afiliados a  la Cámara Gastronómica de La Paz cumplen a cabalidad con las restricciones con sólo el 50% de aforo en los restaurantes, atención hasta las 22:00 en la semana y 20:00 en sábado y domingo.

El horario continuo que rige en las oficinas perjudica porque la gente ya no acude como antes a mediodía a servirse un almuerzo o luego del trabajo a comer una hamburguesa o una pizza.

De acuerdo con Jarmusz, la reactivación del sector pasa por suspender las restricciones de circulación y el control de la pandemia. “En Santa Cruz han flexibilizado las restricciones, a pesar de ser el departamento más golpeado”, dijo.

Según los datos de la cámara gastronómica, el sector está en emergencia y el  90% de los restaurantes se encuentra en riesgo de cerrar. 

A la fecha  30% de las empresas del sector ya han cerrado, es decir, aproximadamente 3.000 marcas y un 90% de los restaurantes han reducido personal para poder subsistir. El sector genera 150 mil empleos directos y 400 mil empleos indirectos.

El Ministerio de Economía informó que en noviembre de 2020 las ventas de restaurantes aumentaron de 266,7 millones de bolivianos  a 310,4 millones de bolivianos, como efecto de algunas medidas implementadas para reactivar la economía.

Jarmusz sostuvo que en el sector gastronómico no se observa ese nivel de recuperación,  ya que la crisis aún es dura. Economía también destacó  el aumento de ventas de supermercados  de 365,4 millones de bolivianos  a  491,5 millones de bolivianos en  los dos últimos meses del año pasado.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

4
4