El vuelo 17 era de la FAB y llegó a Chimoré desde La Paz

Boris Pereira, ex director técnico nacional de Aasana, explicó que las operaciones militares no están sujetas a la reglamentación aeronáutica y son autónomas.
jueves, 1 de abril de 2021 · 05:28

 Página Siete  / La Paz

El 10 de marzo no sólo se hicieron 16 vuelos de práctica  en el aeropuerto de Chimoré sino también   hubo el arribo y despegue de este aeropuerto  de un avión de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) con matrícula 048 (vuelo 17). El Ministerio de Obras Públicas sostiene que no hay mayores detalles del mismo. 

En pasados días desde Aasana y de esa cartera de Estado se dio a conocer la reapertura irregular del aeropuerto para la realización de vuelos de entrenamiento con 16 vuelos, 32 operaciones entre aterrizajes y despegues, y no se brindaron detalles sobre el vuelo 17  hecho  por militares.

Un experto en aeronáutica explicó que las operaciones militares no están sujetas a la reglamentación aeronáutica boliviana, ni a la recomendación que emite la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI),  por tanto los vuelos son autónomos. Aclaró que sí hay una coordinación con la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares de Navegación Aérea (Aasana).

Sandro Zapata, director de Transporte Aéreo, dependiente del Ministerio de Obras Públicas,  mencionó que el 10 de marzo se realizaron  15 vuelos con prácticas de descenso y ascenso en el aeropuerto de Chimoré más una aeronave militar que llegó desde La Paz, en total 16 vuelos, no 17.

“Se hicieron 15 operaciones de vuelos, más una aeronave que llegó allá. Es un vuelo rutinario que hicieron hacia ese aeropuerto y está debidamente registrado. Tenemos el registro que fue desde La Paz a Chimoré, es una aeronave bimotor de la FAB-048, es un vuelo ejecutivo, no sé en qué sentido. Desconozco la temática del contrato y del procedimiento de este vuelo, pero sí se ha realizado el vuelo hacia Chimoré”, indicó Zapata el lunes en entrevista con la Red Uno.

Fuentes de Aasana indicaron que la nave llegó luego de los vuelos de práctica al finalizar la tarde del 10 de marzo. 

Zapata subrayó  que ninguno de los vuelos registrados fue  irregular, sino la observación es porque se reabrió el aeropuerto sin  cumplir  con la seguridad operacional.

“El aeropuerto ha sido abierto mediante un Notam (aviso presentado a las autoridades de aviación), hemos pedido los informes pertinentes. Yo, como director general de transporte, nunca me enteré sobre este tipo de operaciones”, aseguró.

Zapata mencionó que el avión militar  es el  registro 16 de los vuelos, aunque desde Aasana mencionaron que se tiene el reporte de 17 planes de vuelo.

Boris Pereira, ex director técnico nacional de Aasana,  explicó que las operaciones militares no están sujetas a la reglamentación aeronáutica boliviana  y son autónomas, pero sí existe una coordinación para proveerles el servicio de tránsito aéreo que se hace desde la administradora de aeropuertos.

 “En el marco de la seguridad operacional son actividades coordinadas porque, así sean operaciones militares, están bajó coordinación y control de tránsito aéreo. Ellos notifican que es una operación militar al controlador del aeropuerto, notifican su posición, la altitud en la que van a viajar, pero no reportan el personal que trasladan”, detalló Pereira.

 Asimismo, mencionó que en Chimoré hay un hangar militar, que es un centro de entrenamiento de vuelos y el avión que también arribó el 10 de marzo es una nave de reconocimiento de mediano alcance y puede transportar hasta máximo  seis personas.

El ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, destituyó el lunes a Ronny Balderrama, que fungía como director de Aasana, por la reapertura del aeropuerto de Chimoré el 10 de marzo, porque no contaba con la autorización, fecha en la que se registraron 16 vuelos de prácticas de aviación, 32 operaciones, entre aterrizajes y despegues. 

 

Tras el despido, legisladores de la oposición piden investigar y sancionar a los altos mandos, como el ministro de Obras Públicas y el director ejecutivo de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), Celier Aparicio Arispe. Este último estaba al tanto de todas las actividades que se realizaban en Chimoré.

Las senadoras Andrea Barrientos, de Comunidad Ciudadana (CC), Centa Rek, de Creemos, y el diputado  Miguel Roca (CC)  coincidieron en afirmar que se debe investigar     a profundidad este tema para determinar responsabilidades.

 

Algunas  preguntas

  • Planteamiento Un grupo de  legisladores de la oposición remitieron al ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, una Petición de Informe Oral (PIO), sobre las operaciones aéreas ejecutadas en el aeropuerto de Chimoré.
  •  Preguntas Entre las consultas que se dirigieron  a la autoridad está: ¿ informe y documente su despacho cuáles son los requisitos necesarios, legales y administrativos, con los que debe contar un aeródromo o aeropuerto para poder obtener las autorizaciones para el funcionamiento e inicio de actividades (...)?
  •  Respaldo Otra de las consultas es: ¿informe y documente su despacho si como autoridad del sector se realizó una inspección del aeropuerto de Chimoré para confirmar su operatividad?
  • Atribución También le piden : ¿informe y documente en detalle cuántas fueron las operaciones aéreas que se desarrollaron el 10 de marzo de 2021 en el aeropuerto de Chimoré. Como las líneas aéreas, si son públicas o privadas, matrículas, características (...)?
  • Reporte  ¿Informe con cuántas empresas o escuelas nacionales o internacionales para formar aviadores civiles se suscribieron acuerdos para ser ejecutados en el aeropuerto de Chimoré. Remita en detalle?
  •  Consultas En total son 11 preguntas que se enviaron. 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

2
101