COB pide estabilidad laboral a pesar de crisis de empresas

La industria perdió 70.000 empleos y los fabriles señalan 600 mil despidos debido a la crisis económica. COB pide una norma para la inamovilidad laboral.
sábado, 10 de abril de 2021 · 05:04

Página Siete/  La Paz

La Central Obrera Boliviana (COB) pide al Gobierno en su pliego  2021  garantizar la estabilidad laboral y jubilación de los trabajadores con el 100% de sus ingresos, a pesar de que las empresas enfrentan la caída de sus ingresos que deriva en el desempleo. Y persiste la crisis económica.

“El análisis técnico realizado en base a las propuestas presentadas por los diferentes sectores y organizaciones afiliadas a la  COB sobre el incremento  salarial y el salario mínimo nacional, observamos que no ha existido incremento en 2020, tenemos a bien solicitar un incremento salarial al haber básico 5% y al salario mínimo nacional 5%. Estabilidad laboral para todos los sectores sin excepción”, puntualiza el pliego de la COB.

Se pide, además, el pago de beneficios sociales a todos los trabajadores amparados en la Ley General del Trabajo.

  En el pliego, la máxima organización de los trabajadores exige la inmediata revisión de la Ley de  Pensiones 065 para alcanzar una “jubilación justa y digna con el 100% del salario percibido”.

Esto incluye una evaluación de la Gestora Pública de la Seguridad Social y de las AFP Futuro de Bolivia y Previsión BBV.

La COB exige a su vez una normativa que otorgue coercitividad al Ministerio de Trabajo, que respete la estabilidad laboral, la inamovilidad laboral y el fuero sindical. 

Según la organización, los problemas obrero-patronales deben resolverse en el Ministerio de Trabajo, sin que esta cartera de Estado opte a la ligera por la declinación de competencia.

La COB pide la abrogación de la Ley 2027 del Estatuto del Funcionario Público y que los trabajadores que tengan una relación obrero-patronal con el Estado sean incorporados a la Ley General del Trabajo. Lo  mismo se pide para los contratos denominados “consultores en línea” y se respete la modalidad de contratos de acuerdo con normas preestablecidas.

En el caso de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), la COB  pide la recontratación de personal antiguo, contratos a plazo fijo y el ingreso a planilla indefinida con cargo a los 400 ítems y 800 nuevos puestos del programa “semillero de talentos”.

Los empresarios privados, industriales y microempresarios rechazaron la propuesta de incremento salarial de la COB porque no están  dadas las condiciones por la crisis económica y advierten que esto provocará cierre de empresas y más desempleo.

El año pasado el país cerró con una tasa de desempleo de 8,4%, según el INE. En julio esa tasa se disparó a 12,6% por la crisis derivada de la pandemia.

La Cámara Nacional de Industrias (CNI) estima que en el sector se perdieron 70.000 empleos y la pandemia provocó la caída de hasta -84,5% en las utilidades de las empresas industriales y una reducción de ingresos por ventas  de 12,5%.

El secretario ejecutivo de la Confederación de Trabajadores Fabriles de Bolivia, Sosimo Paniagua, señaló que el sector espera  que en las mesas de trabajo COB-Gobierno sobre todo se analice y garantice la estabilidad laboral, al reincorporación de trabajadores despedidos antes que  el incremento salarial.

Explicó que algunas  empresas sin aumentar salarios siguen con despidos de forma injustificada. “Desde 2020, con la pandemia han quedado sin empleo 600 mil  trabajadores, pero al parecer eso no cuenta para los empresarios”, lamentó Paniagua.

Según el dirigente de los fabriles, los datos del INE no reflejan el alza de precios en los mercados. “De los 38 productos de canasta familiar, solo consumimos 18, porque no nos alcanza el salario, pero a este paso bajaremos a 10. Ese es el daño que se hace cuando no se suben salarios”, advirtió.

La COB y el Gobierno conformaron mesas de trabajo para debatir temas laborales, económicos, productivos, sociales y normas laborales, entre otros.

 

Empresas están al borde del colapso, según empresarios paceños

  La Federación de Empresarios Privados de La Paz (Feplp)  alertó que las empresas están al borde del colapso y pidió al Gobierno diseñar un “plan mínimo de reactivación” frente a la recesión de la economía y la contracción de la demanda

El presidente de la Feplp, Jaime Ascarrunz demandó que se priorice la preservación de los empleos frente al incremento salarial.

“Este es un problema muy serio, hemos sido muy claros como federación, hemos explicado que hay una situación recesiva y una contracción de la demanda, y todo esto presiona sobre el empleo, hemos sugerido y recomendado que se priorice la preservación del empleo”, dijo Ascarrunz a radio Minera La Paz.

El jueves, la Central Obrera Boliviana presentó al Gobierno central su pliego petitorio en el que solicitan un incremento del 5% al salario básico y al mínimo nacional. 

El dirigente máximo de la organización sindical, Juan Carlos Huarachi,  informó que se inició el diálogo en mesas de trabajo para que sus demandas sean atendidas.

El representante de los empresarios paceños aseguró que no corresponde un incremento salarial porque el año pasado no se perdió el valor adquisitivo de la moneda, ya que la inflación llegó al 0,67%, que es un “dato técnico”.

Varios sectores empresariales no ven condiciones para un aumento salarial. (ANF)

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos