Ventas de gas de Tarija cayeron a su nivel más bajo desde 2006

La recaudación tributaria de Tarija bajó en 32% hasta Bs 925 millones y las transferencias a los municipios disminuyeron en 3%.
jueves, 15 de abril de 2021 · 05:04

Página Siete / La Paz

Las exportaciones de gas  natural del departamento de Tarija están en  su mala hora, ya que en 2020 cayeron a 1.125 millones de dólares, su menor nivel desde 2006, afectando los ingresos de la región.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), elaborados por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), las exportaciones totales del departamento  sumaron  1.141 millones de dólares en 2020 y a febrero de este año alcanzan a 194 millones de dólares. En 2019 la región exportó en total 1.664 millones de dólares.

Ante un contexto internacional adverso marcado por la pandemia de la Covid-19, las exportaciones de Tarija disminuyeron 31% respecto a 2019. Esta caída también se debe a la firma de la octava adenda que reduce los volúmenes de exportación de gas natural a Brasil, señala el Ministerio de Economía.

  Del valor exportado en 2020, 1.125 millones de dólares corresponden a gas natural, 12 millones de dólares a Gas Licuado de Petróleo (GLP), dos millones de dólares a hidrocarburos ácidos saturados, un  millón a alcohol etílico y  0,4 millones de dólares a gasolinas sin tetraetilo de plomo.

A Brasil se vendieron 659 millones de dólares y a Argentina 467 millones de dólares, que son los principales mercados de gas.

Otros productos fueron enviados  a Paraguay por 12 millones de dólares, Perú dos  millones de dólares y  Chile un  millón de dólares.

La renta petrolera disminuyó de 2.347 a 1.623 millones de dólares en 2020 en relación con  2019, el año de la pandemia, es decir un 30,8%. 

El 4 de marzo, el presidente de YPFB, Wilson Zelaya, atribuyó el descenso a la caída del precio de exportación de gas natural, los menores volúmenes requeridos por Brasil y  la pandemia de la Covid-19.

Según el Ministerio de Economía,  la recaudación tributaria de  Tarija descendió de  1.366 millones de bolivianos en 2019 a  925 millones de bolivianos, un 32%. Esta disminución obedece al impacto de la pandemia de la Covid-19 y a la mala administración del gobierno de turno para favorecer a un reducido grupo de empresarios, lo que provocó menos ingresos para las arcas del Estado  y los gobiernos locales, dice. 

Por la emergencia sanitaria, el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) amplió hasta el 31 de diciembre de 2020 el plazo para la presentación de las declaraciones juradas, el pago de las obligaciones tributarias del Régimen Agropecuario Unificado (RAU) y la tramitación del Certificado de No Imponibilidad RAU, correspondiente a 2019.

Producto de la baja recaudación tributaria, los municipios de Tarija recibieron menos recursos en 2020.

Por ejemplo, la transferencia de recursos económicos a los gobiernos municipales bajó 3% en relación con  2019, “debido a la mala administración del gobierno transitorio y los efectos de la emergencia sanitaria”. Entre 2006 y 2019, los gobiernos municipales recibieron en promedio 729 millones de bolivianos. 

De igual forma, las transferencias al Gobierno Autónomo Departamental de Tarija disminuyeron de 744 millones de bolivianos  en 2019 a  683 millones de bolivianos en 2020.

 La mayor parte de estas transferencias corresponden al pago de regalías, seguido por el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), señala Economía.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

2
7