Fallida extorsión de Characayo se planeó en cuatro meses y fue por $us 500 mil

Una fuente allegada a la familia que realizó la denuncia reveló que el contacto con el operador de la red de corrupción fue proporcionado por un legislador del MAS. Dijo que todo comenzó en 2020.
domingo, 18 de abril de 2021 · 05:26

Página Siete /La Paz

La red de corrupción que operaba desde el Ministerio de Desarrollo Rural, encabezada por el exministro Edwin Characayo, pidió medio millón de dólares para la titulación del predio El Triunfo II, de 1.350 hectáreas,  ubicado en el municipio de San Ramón del departamento de Santa Cruz. La extorsión fue planificada en cuatro meses y el principal operador fue Hiper Yasmani García Quecaña, exdirector de Desarrollo Rural.

Página Siete conversó con un allegado a la familia que denunció este caso, quien contó que por varios años sufrieron intentos de extorsión y obstaculizaciones para impedir la titulación de esta propiedad, que comenzó su proceso de saneamiento el 5 de diciembre de 1997 a nombre de Johan Goertzen Kehler.

La última vez fue con la red liderada por Characayo y comenzó a mediados de diciembre de 2020, cuando tomaron contacto con García, entonces director de Desarrollo Rural, quien sin embargo les fue presentado como director del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA).

El contacto lo había proporcionado un diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS), a quien hasta ayer este medio aún no pudo contactar para conocer en qué condiciones fue que ocurrió aquello. El allegado tampoco proporcionó más detalles, pero mencionó que el legislador fue quien presentó a García como director del INRA. 

La declaración de la denunciante en este caso, Dareen Schmidt Flores, refiere: “A mediados de 2020 llegamos a tener contacto con el señor Hiper Yasmani García Quecaña” para denunciar “los malos obrados que realizan ciertos funcionarios del INRA durante el proceso de saneamiento de una propiedad denominada El Triunfo II”. Menciona que incluso le entregaron algunos papeles y que él quedó en realizar una revisión.

Characayo -ahora preso al igual que García, ambos acusados por cohecho pasivo propio, concusión, uso indebido de influencias y beneficios en razón del cargo- había asumido el cargo el 1 de diciembre.

Tres meses después del primer contacto, a principios de marzo, García reapareció y les ofreció “ayuda” para el saneamiento, pero a cambio de una “colaboración económica”. Siempre según la versión de los afectados, no habló de montos, pero dijo que el dinero debería llegar a sus “superiores” y a dirigentes de la localidad de San Julián. De acuerdo con la fuente, hasta ese momento no había mencionado al ministro Characayo. Quedaron en concretar una nueva cita.

La reunión se realizó un mes después, el 5 de abril, en propiedades de las Colonias del Urubó, en Santa Cruz, adonde García habría llegado en una camioneta conducida por un funcionario del Ministerio de Medio Ambiente y Agua. Desde el primer contacto en diciembre de 2020, fue la primera vez que mencionó al Ministro de Desarrollo Rural.

La “colaboración económica” (soborno) que propuso fue de medio millón de dólares, repartidos de la siguiente manera:  100 mil  dólares para el ministro Characayo,  200 mil  dólares para técnicos y funcionarios del INRA y  200 mil  dólares más para los dirigentes de San Julián. En el último caso, el dinero serviría para que no se realicen movilizaciones  que exigieran  que la propiedad sea declarada tierra fiscal.

“Que no se corte el monto, los 500 mil dólares es lo que él pidió”, dijo la fuente, quien además mencionó que hay otras personas involucradas en este hecho, de las que no quiso mencionar nombres para no entorpecer las investigaciones.

 

“Mejor no decir nada todavía por el hecho de que continúan las investigaciones y se las podría perjudicar. Estas personas podrían llegar a huir o algo”.

El miércoles, al informar en una conferencia de prensa que una noche antes Characayo y García habían caído en flagrancia luego de recibir  20.000 dólares como parte del soborno que habían acordado para gestionar la titulación de El Triunfo II, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, anunció que hay otras dos personas identificadas en el Ministerio de Desarrollo Rural que son parte de esta red de corrupción. El ministro de Justicia, Iván Lima, dijo que se trata de una organización criminal. “Estamos ante una organización criminal que no estaba conformada solamente por esas dos autoridades. Aparentemente hay autoridades de diferentes niveles de Estado que están en este momento siendo objeto de investigación”.

Defensa: Nunca influyó en  procesos de saneamiento

Edwin Characayo, exministro de Desarrollo Rural y Tierras,  dijo a su abogado, César Rojas, que nunca influyó en ningún proceso de saneamiento de tierras y que tampoco estuvo involucrado en el cobro de un soborno por la titularización del predio El Triunfo II.

“A mi defendido no se le ha encontrado nunca un soborno, ni un peso, nunca ha influido en ningún tipo de saneamiento”, afirmó, para luego pedir que las investigaciones en este caso se realicen respetando lo que dice el cuaderno de investigaciones.

Characayo fue aprehendido la noche del martes junto a Hiper García, exdirector de Desarrollo Rural,  con  20.000 dólares en la mochila del segundo, que había recibido como parte de pago de un soborno para la regularización de ese predio en complicidad con el entonces ministro.

De acuerdo con  Rojas, Characayo no  sabía lo que ocurriría y acudió a la cita a solicitud de García, que era personal de confianza. “Lo que manifiesta mi cliente es que el día de los hechos el director lo llama para ir a una reunión. Bueno, fue un descuido que él no le haya preguntado qué tipo de reunión o qué situación era (…) se apersona a El Prado y el director estaba con unas personas que supuestamente serían las víctimas, que le piden ayuda al ministro”.

Dijo que en esas circunstancias es que esas personas intentan entregarle un sobre al ahora exministro, quien se niega a recibirlo y lo entrega a García. 

Al presentar el caso, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, informó que, según el reporte policial del operativo, Characayo recibió el dinero en mano propia y luego lo depositó en la mochila que llevaba García.

El abogado Rojas dijo que el exministro le comentó que fue llevado con engaños al lugar, ya que existiría “una pugna con relación al cargo”. De acuerdo a su versión, la cita convocada por García fue para asistir desde El Prado a una reunión en otro punto.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

54
8

Otras Noticias